ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Dios Es Amor


Enviado por   •  9 de Julio de 2011  •  853 Palabras (4 Páginas)  •  1.272 Visitas

Página 1 de 4

EL VERDADERO GOZO

INTRODUCCIÓN

Estar gozosas en todo momento y dar gracias a Dios en cualquier situación que nos toque vivir siempre será motivo de controversia entre aquellas mujeres que creen y confían y aquellas que no lo hacen. Para la mayoría de seres humanos hay una palabra que se convierte en casi una obsesión, y esta es FELICIDAD. Queremos ser felices y pensamos o asociamos esto a posesiones materiales: regalos, joyas, casas, autos; ganar una competencia; vivir con las personas que queremos; hacer el trabajo más fácil, etc. Todos nuestros esfuerzos se orientan a perseguir este fugaz objetivo toda la vida. Si la felicidad del ser humano depende de estas cosas es fácil entender entonces lo que ocurre cuando los negocios salen mal, muere algún ser querido, el dinero se acaba o perdemos el empleo; «nuestra felicidad» se esfuma y somos presa fácil de la desesperación.

Una verdadera mujer de fe, aquella que conoce y vive la grandeza de tener a Cristo en su vida y su corazón, aprende a vivir con GOZO; el mismo que representa la quietud, la confianza y la seguridad que nos da su Presencia y amor en nuestras vidas; entendiendo entonces con claridad lo que la Palabra de Dios nos plantea: «Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados» (Romanos 8:28)

1. Definición del Gozo.

Cuando pensamos en gozo, necesariamente debemos hacer una aproximación porque el gozo es inefable, no se puede explicar con palabras, es indescriptible, es una experiencia única y personal. Es una experiencia sobrenatural, no depende de nada exterior y es una explosión permanente de júbilo en mi interior, que impacta el espíritu, el alma y se refleja en el cuerpo.

2. Características

2.1 Proviene de Dios: el gozo es una sobrenatural explosión de júbilo en nuestro interior. Esta sensación sólo la puede producir el inigualable amor de nuestro Padre Celestial, que puede convertir el desierto de nuestra vida; Él se comprometió a regarlo permanentemente con su agua viva para que siempre dé fruto y sus hojas nunca caigan. (Juan 4:14)

2.2 Es permanente: Como el gozo proviene de Dios, entonces la mujer que tiene a Jesucristo en el corazón disfrutará de un estado natural que supera la felicidad y es lo que conocemos como gozo. Como no depende de nada externo, será una condición permanente en el espíritu, el alma y el cuerpo. El Salmo 16:11b nos enseña: “En tu presencia hay plenitud de gozo; delicias a tu diestra para siempre”. No crea a esas personas que dicen que “la felicidad no existe, que solo existen momentos felices”. Dicen una verdad a medias, porque existe algo que es superior y que ellos no conocen: El

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (5.2 Kb)   pdf (66.3 Kb)   docx (10.7 Kb)  
Leer 3 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com