ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Consumismo, Problema Etico


Enviado por   •  27 de Agosto de 2011  •  2.235 Palabras (9 Páginas)  •  1.424 Visitas

Página 1 de 9

Resumen

En este ensayo se describe un problema ético en la sociedad llamado consumismo, dentro de éste se hace ver sus consecuencias, los problemas económicos, se hace resaltar la obesidad, otros problemas de salud física y mental se resalta tambien el medio ambiente. Las empresas como se involucran con éste asunto, desde cómo influye su publicidad y cómo deberían de las personas valorar los pros y los contras antes de comprar algún producto. Se ve el consumismo desde la teoría ética Aristotélica y se recomienda usar la teoría ética Kantiana.

Identificación del problema ético

“El consumismo es un afán por comprar bienes indiscriminadamente, aunque no sean necesarios”. (Wordreference, 2005). Hay varios tipos de consumos según la página creada para dar a conocer y hacer campañas de consumo responsable uno de esos tipos es el consumo ético y dice que es el que se ejerce cuando se valoran las opciones como más justas, solidarias o ecológicas y se consume de acuerdo con esos valores y no solo en función del beneficio personal. El problema es que la mayoría de las personas tiene un consumo no responsable o no ético, esto crea problemas en la sociedad desde las familias que son la base de la sociedad, hasta en el medio ambiente perdiendo los valores mencionados.

Una consecuencia del consumismo y en la que me voy a enfocar como problema de la sociedad es la obesidad, porque pasa cuando las personas se hacen consumistas de comida rápida, refrescos y comida chatarra y van creando éste tipo de hábitos parte de su rutina diaria. Lo grave de éste problema es que la obesidad ha crecido de una manera impactante afectando a muchas personas de diversas maneras. Después de la obesidad se empieza a hacer un ciclo de consumo ya que las personas obesas comienzan a consumir productos para bajar de peso. Las áreas que se afectan son muchos aspectos del ser humano, como son el cuerpo físicamente, la salud, la autoestima porque son objeto de burlas y menosprecios. Estas personas también sufren engaños y falsas esperanzas con la publicidad de productos “milagrosos”, que afectan sus bolsillos y afectan su salud. Unas de las enfermedades que se dan a causa de éste problema son “enfermedades cardiovasculares (principalmente cardiopatía y accidente cerebrovascular), que en 2008 fueron la causa principal de defunción; la diabetes; los trastornos del aparato locomotor (en especial la osteoartritis, una enfermedad degenerativa de las articulaciones muy discapacitante), y algunos cánceres (de endometrio, mama y el colon). (OMS,2011)

Dentro de los valores que se están perdiendo en el consumismo si nos enfocamos en la obesidad está la responsabilidad, principalmente si se es una persona con obesidad, porque no se está siendo responsable, no piensa en su salud, ni en su familia y personas que lo rodean etcétera. También si se es una empresa que engaña a éste tipo de población. O si se es parte de las personas que etiquetan a las les menosprecia a las personas con obesidad, y en éste caso el valor que se está perdiendo es el respeto. No se está pensando en el impacto que tiene el consumismo en el ambiente.

Análisis del problema aplicando una perspectiva ética

Se considera un problema al consumismo porque a causa del consumismo se crean problemas graves, no nomás la obesidad donde haré hincapié en éste ensayo, si no hay desintegración familiar debido a problemas económicos a causa del consumismo por ejemplo hay desintegración familiar por el alcoholismo y drogadicción.

En la actualidad enfrentamos éste problema llamado consumo absolutizado, que como se menciona en el libro “Etica para la vida”, termina acabando la libertad del ser humano ya que aun cuando por necesidad el hombre es consumidor porque tiene que consumir lo que la naturaleza le brinda, también puede elegir que consumir y que no. El problema empieza en que por la falta de conciencia y reflexión, el ser humano se ha esclavizado a consumir cosas que no necesita. Las personas actúan por impulsos, mucho de esto tiene que ver con la publicidad y la mercadotecnia, pero también influye mucho que parece que hoy en día se valora más a las personas por lo que consumen y con ellos se confunde con el valor de la propia dignidad.

Como dice el libro de “Ética para la vida”, los actos se dividen en 3 partes, que son el objeto, las circunstancias y el fin. Por decir un ejemplo, una señora quiere que sus hijos estén felices y quiere convivir con ellos, por lo tanto lleva a sus hijos al cine todos los viernes, esto hace que los gastos del hogar se vean afectados ya que empieza a ser muy repetitiva esta costumbre. El objeto en este caso sería el que se está tomando dinero de lo que está destinado para los gastos del hogar y que se empieza a convertir en un vicio, las circunstancias serían que como no hay de otro lugar de donde agarrar el dinero , ya que el dinero lo administra la señora entonces ese dinero es el utilizado. El fin es convivir con sus hijos, pero después el fin es complacer el ritmo de vida que se adquirió. El problema aquí comienza en que al principio se define un fin bueno, pero después cuando se empieza a volver consumismo, se pierde el fin de los actos, el único fin es satisfacer las necesidades. Como las mujeres obsesionadas en comprar ropa, primero empiezan con el fin de comprar algo que necesitan, pero después se comienza el ciclo del consumo cuando empiezan a comprar cosas innecesarias, solo por satisfacer esa necesidad que sienten, ya que el fin se desvió las circunstancias también varían, porque ya el acto no es racional, se actúa nomas por impulsos.

Si se analiza a las personas con obesidad primero empiezan alimentándose por que tienen hambre o algún antojo, después que ese alimento produjo una sensación de bienestar, comienzan a grabar en su mente la sensación de bienestar que creó ese alimento, es aquí donde entra la publicidad y la mercadotecnia atacando a esta parte de la población tan susceptible. Y juegan con la mente de las personas diciendo o dando a entender que el consumir eso te provocará felicidad, satisfacción, posición social, etcétera. Es aquí donde se deforma el fin del acto y ya no se consume por hambre, si no por cumplir con esa necesidad de “felicidad, satisfacción, posición social etc.” que producirá ese alimento en el cuerpo o en la mente. También aunque una persona no haya consumido algún alimento de los publicitados, empieza a reconocer al producto o alimento y empieza a reconocer las formas en como “beneficiará” tal producto, es a donde tratan de llegar los anuncios publicitarios, en la sociedad consumista y no consumista. Las personas con problemas de obesidad no solo son

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (13.3 Kb)  
Leer 8 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com