ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Noticia Increible


Enviado por   •  23 de Agosto de 2011  •  592 Palabras (3 Páginas)  •  446 Visitas

Página 1 de 3

Adrián Ruiz Solarte de 19 años de edad y Douglas Matarrita Valderde 26 años murieron en el hospital Calderón Guardia luego de ser alcanzados por varios impactos de bala de un rifle de asalto Ak47, cuando varios hombres en un vehículo dispararon en ráfaga a un grupo de amigos que estaban sentados en la acera en San Miguel de Desamparados.

Ruiz murió a primeras horas de la madrugada de este sábado, y ya amaneciendo dejó de latir el corazón de su amigo Matarrita. Tres hombres más se debaten entre la vida y la muerte.

En el violento suceso ocurrido a la medianoche del viernes 200 metros del templo católico del lugar, afecta a unas cuatro casas vecinas, donde se encontraron 16 plomos de esa arma, pero dichosamente no se afectó a nadie más.

Fuentes judiciales indicaron a DIARIO EXTRA que el suceso se debió a un ajuste de cuantas por pleitos del narcotráfico.

“Abatieron al objetivo y por rebote balearon a los demás jóvenes que estaban en su compañía. Es un problema de narco. Ahora el problema que tenemos es que nadie desea hablar por miedo y así nos ponen trabas para agarrar a los responsables”, contó el informante.

BALAS MORTALES.

Según la información oficial, Ruiz recibió una herida en el abdomen producto de los impactos lo que fue abordado por los técnicos en emergencias medicas de la Cruz Roja, y fue estabilizado y trasladado en condición muy delicada al hospital Calderón Guardia donde murió minutos después. Las heridas provocadas por ese tipo de arma de guerra, eran incompatibles con la vida.

Los otros heridos fueron identificados por las autoridades como de apellidos Matarrita de 26 años, Garita de 27, Mayorga de 19 y un menor de 16 años.

Matarrita y el menor luchaban contra la muerte en el Calderón Guardia y San Juan de Dios, respectivamente, mayor fue el que salió de peligro.

El informe policial detalla que los jóvenes estaban reunidos sobre una acera tomándose unas cervezas, conversando, “mensajeando” y viendo vídeos en sus celulares cuando fueron atacados por varios sujetos que viajaban en un vehículo. El vehículo fue estacionado a la orilla de la carretera, los ocupantes bajaron los vidrios, sacaron el arma, y comenzaron a volar plomo, la intensión era asesinarlos a todos. Iban despacito, disparando a diestra a siniestra, sin medir que las decenas de balas podrían impactar en los vecinos, niños, ancianos y mujeres. Fue una ráfaga que duro apenas unos cuantos segundos y luego aceleraron el vehículo y se marcharon a toda velocidad del lugar como si no hubiera pasado nada. Por la forma de operar se cree que eran sicarios profesionales que asesinan fríamente, sin ningún remordimiento de conciencia.

Solo en una propiedad, donde viven tres familias

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (3.6 Kb)  
Leer 2 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com