ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

El Contrato Social


Enviado por   •  15 de Agosto de 2011  •  1.028 Palabras (5 Páginas)  •  700 Visitas

Página 1 de 5

El Contrato Social

Rousseau trata de encontrar las condiciones de existencia legítimas de toda sociedad. Esto es posible, dice, a través de un contrato social, que debe cumplir una serie de características para ser válido.

Tiene que ser un contrato en el que participen todos los hombres para que así pueda lograrse la igualdad; los participantes en el contrato deben ceder todos sus derechos para evitar así disputas entre los intereses individuales y los de la comunidad. Sólo si estos derechos se entregan a la comunidad, el hombre llegará a ser realmente libre al no existir relaciones de dependencia hacia otros hombres. El contrato social requiere un cuerpo político, que tiene que garantizar la libertad de los individuos. Al someterse a este contrato el individuo del estado natural perdería su libertad natural y el “derecho” ilimitado que tiene de “apropiarse” de todo lo que esté a su alcance; pero, a cambio, ganaría la libertad civil y el derecho de propiedad sobre sus posesiones.

En definitiva, la propuesta de Rousseau implica que quienes se integren al contrato social habrán de renunciar a la libertad individual que supone el estado natural y, a cambio de ello, dispondrían de libertades colectivas. El contrato social, por tanto, crea una doble relación entre los individuos: por un lado son súbditos y, al mismo tiempo, son parte del soberano.

Este nuevo cuerpo político adopta varios nombres según las perspectivas empleadas para describirlo: De este modo hablamos de Estado, cuando lo contemplamos como un ente pasivo; Soberano, si lo describimos como un ente con capacidad para dictar leyes; Poder, considerado desde la relación con otros poderes; Desde la perspectiva de la creación de una serie de contratos: Pueblo, como descripción del conjunto de ciudadanos que integran la comunidad. Ciudadanos, si definimos a quienes se integran en el contrato social como parte de la soberanía y Súbditos, si hemos de referirnos a ciudadanos que obedecen leyes.

Rousseau plantea su idea de la voluntad general, que pretende lo mejor para la comunidad. El autor entiende que es preciso obligar a los individuos a acatar la voluntad general, porque de esta forma se les estará haciendo libres.

Esta voluntad general debe cumplir los siguientes requisitos: No puede ser cedida ni es posible renunciar a ella; No puede ser representada, porque desde el momento en que se consiente para que alguien la represente, se está renunciando a ella; No es posible dividirla, ya que entonces se perdería; Expresa el bien público y sólo podrá hacerlo si los individuos participan en política como tales, no como grupos, asociaciones o partidos. Así se lograría igualdad al dar la misma importancia a todas las opiniones y su acción y desarrollo es la ley, puesto que es de la voluntad general de donde deben partir las obligaciones y compromisos.

Para Rousseau lo importante es la deliberación, mediante la que es posible anular las diferencias y llegar así al bien común, objetivo hacia el que ha de dirigirse la acción de la voluntad general. Este bien común debe seguir dos principios:

-Principio de libertad común, adquirida al convertirse en miembro de la comunidad.

-Principio de igualdad, porque “no puede haber excesivas desigualdades entre los individuos”.

En referencia

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (6.4 Kb)  
Leer 4 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com