ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

ESCRITURA: REVELACIÓN DE UNA HUELLA DIGITAL DEL ALMA


Enviado por   •  26 de Julio de 2011  •  1.110 Palabras (5 Páginas)  •  979 Visitas

Página 1 de 5

ESCRITURA: REVELACIÓN DE UNA HUELLA DIGITAL DEL ALMA

“Escribir es un oficio que se aprende escribiendo”.

Simone de Beauvoir [1].

¿Para qué escribimos? Esa es la eterna pregunta que nos hacemos en muchas ocasiones. Estamos en todo momento buscándole la utilidad a la escritura.

Al mirar el fondo de esa acción, podemos darnos cuenta que ésta es una herramienta cotidiana, que todos los días escribimos, que es algo tan natural, como respirar, como sentir latir el corazón. ¿No lo crees?

La escritura es el arte de plasmar por medio de algún símbolo o representación, las ideas, los sentimientos, las opiniones, las razones, los pensamientos; es la capacidad de transmitir por medio del papel toda esa información que constantemente está acumulándose en nuestro cerebro.

Debemos comprender que una buena escritura depende en gran parte de que nuestro lector sepa interpretar las intenciones de lo que queremos expresar, no importa a veces escribir en un vocabulario técnico y complicado, que sólo utilizamos en nuestro medio laboral, que haga engorrosa la lectura, que dificulte la obtención de ideas por parte del lector; sino por el contrario utilizar términos fáciles de entender, que la hagan agradable y guíen en la comprensión de la información. ¿Será fácil hacerlo?

Pero antes de seguir adelante hay que tener muy en cuenta que muchas palabras que decimos pueden ser interpretadas de otras formas por el receptor, ya que en su mente pueden haber otros significados.

______________

[1] Novelista y filósofa francesa

Quizá entonces a esto se deba que sea corriente oír la frase: “No existe un diccionario, sino que cada uno usa al hablar y escribir su propio diccionario”.

Es así como las personas que desean obtener o transmitir información a otros, tienen que comunicarse con claridad. Como seres humanos, sin comunicación no podríamos sobrevivir.

Como dice la enfermera María Isabel Lagoueyte [2]: “Lo que no está escrito no existe”.

La oralidad, lo que decimos sólo con el lenguaje verbal, corre el riesgo de ser olvidado, de perderse con el tiempo, de desaparecer.

Es así como la tradición oral con el paso de los años se deforma, muta, cambia, se transforma. Muchas veces esto beneficia la lengua y hace que se perfeccione lo que decimos, pero en la mayoría de las veces involuciona y se estructura como algo que no es.

Por consiguiente si nuestra historia no se hubiese escrito, desde los hombres primitivos que pintaban en sus cuevas, pasando por las tablas de barro, los papiros, y así sucesivamente hasta llegar a la actualidad, con toda seguridad no sabríamos lo que sabemos, muchos de los descubrimientos que ahora están documentados no podrían sernos útiles en este momento, los errores cometidos serían repetidos y vividos una y otra vez, hasta desangrarnos poco a poco nuestra existencia.

Es por ello que la oralidad desaparece, se la lleva el viento; lo que está escrito, se conserva, permanece vivo, se inmortaliza.

No podemos permitir que todo lo que descubrimos, investigamos y conocemos no sean sólo palabras fugaces que con el tiempo desaparezcan, debemos hacer que perduren, que se conserven, que trasciendan en el tiempo, que sean útiles para las actuales y futuras generaciones como elemento básico del desarrollo humano.

______________

[2] Magister en Salud Colectiva. Universidad de Antioquia.

Sin duda alguna, la escritura es el complemento de la lectura. No es suficiente con leer un texto; lo que se lee debe trascender de la mente de lector, hacia otras personas, hacia otros conceptos, hacia otras culturas, aprovechando el avance de la tecnología.

Por eso, para mi, escribir y leer considero son dos términos inseparables, son el mejor regalo que nos pudo dar el creador

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (7.3 Kb)   pdf (75.6 Kb)   docx (12.3 Kb)  
Leer 4 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com