ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

La niña tuvo que acostumbrarse pronto a la extraña rutina de vivir con esa anciana


Enviado por   •  5 de Junio de 2014  •  338 Palabras (2 Páginas)  •  103 Visitas

Página 1 de 2

No quiso comentarlo con nadie. De hecho, ninguno de sus amigos sabía que tenía un pariente. Todos creían que era huérfana, sin hermanos, ni tías, ni primos. Pero la verdades que tenía un familiar. Alguien a quien se había propuesto a olvidar.

Ahora los recuerdos se precipitaban en su mente.

La niña tuvo que acostumbrarse pronto a la extraña rutina de vivir con esaanciana. Despertar desde la seis en punto; si no lo hacía así, un bastonazo se precipitaba en las palmas de sus manos.

Después, desayunar un vaso de agua y un poco de pan, para luego limpiar todoslos cuartos de la casa, con excepción de la habitación prohibida de la vieja. A veces podía tomar un baño, pero siempre con agua fría. Y finalmente, pelar papas, para hacer un poco de sopa, la únicacomida que tenía permitido cocinar.

Además, tener que soportar el aislamiento del resto del mundo en ese oscuro departamento, donde apenas uno que otro rayo de sol alcanzaba a asomar a través de lasventanas tapiadas.

Por las noches, verse encerrada en su cuarto bajo llave.

Y eso no era lo peor.

A través de la puerta del cuarto de la anciana, la niña podía escuchar extrañas oraciones, cánticosraros y una vez hasta le pareció escuchar que la vieja hablaba con diferentes voces. O era eso, o había alguien más en la habitación, alguien con una voz grave y macabra.

Por algún tiempo la niñacreyó que podría soportar quedarse ahí. No tenía a donde ir. Pero un día ya no pensó así.

Cuando le llegó la noticia de la muerte de su tía, Julia no pudo evitar sentir una rara satisfacción. Lo queno se explicaba era por qué su pariente había decidido hacerla su heredera y, con ello, dueña de un edificio de departamentos. Un edificio en tan mal estado, que debía ser demolido. El gobierno lecompraría a la muchacha la edificación que la anciana por varios años se había negado a vender.

Tal vez Julia hubiera podido pedir que le mandaran el cheque y no hacer caso a la invitación de revisar

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (2 Kb)  
Leer 1 página más »
Disponible sólo en Clubensayos.com