ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Bolívar, sus grados militares


Enviado por   •  17 de Enero de 2019  •  Biografías  •  4.170 Palabras (17 Páginas)  •  27 Visitas

Página 1 de 17

Bolívar, sus grados militares.

Al hablar de Bolívar existen hechos que regularmente se resaltan del ilustre caraqueño, en esta ocasión muy difícilmente podría dejarse de lado que en una casa solariega ubicada en la Plaza San Jacinto de Caracas, viene al mundo, Simón José Antonio de la Santísima Trinidad Bolívar y Palacios Ponte y Blanco, nace tal día como hoy, pero del año 1783, siendo el cuarto hijo del matrimonio conformado por Juan Vicente Bolívar y Ponte-Andrade y  María de la Concepción Palacios y Blanco, pareja perteneciente a la alta aristocracia caraqueña de la época.

Su bautizo, el de Simón José,  por el Dr. Juan Félix Jerez de Aristeguieta (su primo hermano), realizado en la Catedral de Caracas el 30 de julio de aquel año, con apenas 6 días de nacido, también es dato recurrente en las disertaciones que en ocasión de la conmoración de su nacimiento, traen a colación quienes por alguna razón se les honra como oradores de orden en los cientos de actos que con seguridad se estarán celebrando en este momento.

Es de suma importancia destacar el hecho histórico que el niño Bolívar a muy temprana edad, pierde a su padre por tuberculosis, hecho ocurrido en enero de 1876 y su madre sucumbe a la misma enfermedad en Julio de 1892, por lo que a los nueve años; el que será reconocido, según la pluma de muchos historiadores,  como uno de los más grandes militares de todos los tiempos; queda huérfano de padre y madre.

Los hermanos Bolívar, por voluntad testamentaria de su madre, pasan a custodia de su abuelo, Don Feliciano Palacios, sin embargo al sentir disminuida su salud, Don Feliciano, se adelanta a su partida física e igualmente prepara su testamento, no sin antes consultar a sus nietos, con el fin de respetar sus voluntades, en esta oportunidad, el pequeño Bolívar queda confiado a los cuidados de su tío Victoriano Bolívar Betancourt, quien se encontraba en España, razón por la cual, la efectiva custodia del niño recayó en don Carlos Palacios y Blanco; también tío del infante por línea materna; sin embargo, por sus múltiples ocupaciones, poco tiempo le dedicaba al joven, quien prácticamente es terminado de criar por la servidumbre y asistiendo por su cuenta a la Escuela Pública de Caracas.

En la Escuela Pública, entidad que era administrada por el Cabildo de Caracas, Bolívar  tiene su primera experiencia educativa formal; para llamarla de algún modo; es  en ese plantel educativo donde el futuro Libertador toma lecciones de la mano de otro grande de América, el maestro Simón Rodríguez.

 Don Carlos Palacios, en vista de las constantes protestas de su sobrina María Antonieta, dejando en evidencia la deficiente educación y la casi nula atención que este  le prestaba a su hermano, tiene la intención de enviar al niño a casa de Rodríguez, idea que no fue muy bien acogida por el joven Simón, quien escapa al hogar de su hermana, generándose una situación que termina ante la Real Audiencia de Caracas, con el retorno al cuidado de su tío y de nuevo a las lecciones de Rodríguez, quien poco tiempo después renuncia a su cargo de  maestro para trasladarse a Europa.

No obstante la partida de Simón Rodríguez; quien fuera uno de sus más influyentes maestros a lo largo de su vida, como lo dirá en repetidas ocasiones más adelante;  Bolívar sigue educándose, siempre con tutores de mucho prestigio y altos conocimientos en sus respectivas áreas de instrucción, entre los más destacados podríamos nombrar a Francisco Carrasco, empleado de altísima confianza de la familia Bolívar, quien ejerció tutoría no solo sobre Simón, pues de igual forma le correspondió ser tutor en las asignaturas de aritmética y escritura a el resto de sus hermanos,  o a Don Fernando Vides, quien fuera su profesor en las mismas materias. Imposible seria no mencionar al Fray Francisco de Andújar, monje capuchino, fundador de una academia de matemáticas en Caracas en la cual Bolívar fue alumno.

Asimismo formo parte de esa educación inicial de Bolívar, el sacerdote Pedro  Palacios y Sojo, mejor conocido como el ¨Padre Sojo¨, quien como maestro y tío abuelo por línea materna del Libertador, estableció una relación muy cercana con el joven a través de la enseñanza de la música en su escuela, establecida especialmente para la educación en ese oficio. Cabe destacar que de esa institución educativa dedicada a la enseñanza de la música, egresaron destacados exponentes de tan noble arte, verbigracia,  José Ángel Lamas, Juan José Landaeta, Lino Gallardo, Cayetano Carreño entre otros.

Bolívar igualmente conto con el privilegio de ser discípulo de uno de los humanistas y educadores más importantes de Venezuela y quizás de América Latina, de un intelectual cuyos aportes sirvieron como marco referencial para empezar a definir la civilización Hispanoamericana, me refiero al insigne maestro Andrés Bello. Si bien como maestro de Simón, tuvo una corta influencia durante su juventud, impartiéndole clases particulares de Geografía y Literatura, años más tarde, se encontraran en Europa y juntos conformaron la expedición diplomática hacia Londres con el objetivo de buscar financiamiento inglés para la causa independentista.

Es así como entonces un bisoño Simón Bolívar de apenas 14 años de edad ingresa un 14 de enero de 1797 como Cadete del Batallón de Milicias de Infantería de Blancos de los Valles de Aragua, unidad militar fundada por su padre el Coronel Juan Vicente Bolívar, ubicada en la región centro norte costera de la Capitanía General de Venezuela. Según documentos que reposan en el Archivo General de Simancas, se describe cuantitativa y cualitativamente las características del joven Simón como alumno desde su ingreso hasta finales de diciembre de ese año. “El cadete Don Simón de Bolívar, su edad 14 años, su país Caracas, su calidad ilustre, su salud buena, sus servicios y circunstancias los que se expresan”.

Abriendo un pequeño paréntesis histórico al tema central, considero justo recordar que ese año 1797 sirvió de marco para dos acontecimientos que trastornarán la habitualmente apacible vida de la Capitanía General y por extensión la rutinaria vida de los cadetes en el Batallón. El primero de ellos, de orden externo, fue la perdida de la Isla de Trinidad a manos de los Ingleses el 18 de febrero de ese año, el segundo, más local, lo representa los eventos conocidos en la actualidad como la Conspiración de Gual y España. El 13 de Julio de 1797, las autoridades descubren la Conspiración de Manuel Gual y José María España, ambos venezolanos, el primero de ellos Justicia Mayor de Macuto, el segundo, capitán de las Milicias de Caracas;  Gual y España suscribieron unas Ordenanzas que incluían los principales objetivos de la revolución: la emancipación política de España, la implantación de un sistema republicano, la abolición de la esclavitud y el establecimiento de la libertad de comercio, por lo que se considera el primer movimiento preindependentista en la historia venezolana.

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (24.7 Kb)   pdf (152.6 Kb)   docx (20.1 Kb)  
Leer 16 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com