ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

LA REVOLUCIÓN DEL VIEJO LUCHADOR


Enviado por   •  5 de Junio de 2018  •  Ensayos  •  648 Palabras (3 Páginas)  •  62 Visitas

Página 1 de 3

“LA REVOLUCIÓN DEL VIEJO LUCHADOR”...

“La vida del Héroe yo lo relato, viola los horizontes de la Historia, que le son estrechos, y se desborda sobre los mirajes desmesurados de la Leyenda, para perderse en ellos; el Heroísmo de una hora, que es el Heroísmo de las batallas, es pequeño ante el Heroísmo de una Vida, que es el Heroísmo continuado y tenaz en todos los campos de la acción hasta en el campo amorfo y brumoso de la idea; ése fue el heroísmo de Eloy Alfaro, heroísmo de guerrero y conductor, que hizo de su vida una como mar agitada y rumorosa, sobre la cual vibraron y se retrataron todas las tempestades de los cielos oscuros de su época”, escribe Vargas Vila en su obra “La muerte del Cóndor”.-

Es que analizando  con objetividad y realismo las únicas y verdaderas “revoluciones” que ha tenido el país fueron:  la de “La independencia” de 1822 y la “Liberal” del 5 de junio de 1895 que se extendió hasta 1911, ésta,  cuyos cambios trascendentales en el proceso de desarrollo social y político trae innovaciones como: derogación de la pena de muerte, libertad de culto, posibilidad de que todo habitante ecuatoriano sea considerado ciudadano, completa separación del Estado y la Iglesia, laicismo en la educación pública, equilibrio entre los poderes del Estado, garantías individuales y políticas, nivelación jurídica de la mujer, estímulo a la industria nacional, enfrentamiento del problema de la deuda externa e inicios de la política laboral.

Con razón, por la magna trayectoria de Eloy Alfaro, Alfredo Pareja Diezcanseco en su obra “La hoguera bárbara” dice: “Escribir la vida de Eloy Alfaro vale tanto caso como escribir la historia de la República del Ecuador, a partir de su separación de la Gran Colombia de Bolívar. No he pretendido presentar a un hombre, pero su retrato de gran americano se individualiza en los primeros planos de un paisaje histórico de muchos años y se reafirma entre las innúmeras figuras de un coro trágico”.

Por ello el Ecuador siempre estará en deuda con el “viejo luchador” ya que su vida, su sangre rebelde y su espíritu visionario fueron inmolados por los aberrantes credos de la más cruel felonía ante la “hoguera bárbara” lo que cubrió de vergüenza  y oprobio a la Historia Nacional.

 “¿Quiénes mataron a los Alfaro?” -pregunta Armando Aristizábal Agreda-, Vargas Vila responde: “las turbas antropófagas de Quito, no tienen nada que ver con el alma y la cultura del Ecuador actual; alcanzan a mancillarla, pero no a negarla y menos a destruirla; esas turbas, son la vergüenza del Ecuador, pero no son el Ecuador; esos antropoides, enfurecidos y retardatarios, se conservaban ayer, se conservan hoy, se conservarán mañana, fuera de la civilización, rechazados igualmente por la humanidad y por la selva”… “He de nombrarlos  ahora que no son ya, sino ruinas de ruinas acumuladas sobre  el polvo de la tierra?, ¿evocaré su pequeñez, del fondo del abismo de la eternidad en que han caído? Muertos inánimes, devorados por los gusanos, ¿qué queda de su misérrima grandeza de una hora?...¿qué de la lluvia de crímenes con que asombraron un día los pueblos y la Historia?. La selva estupefacta, no repite ya el nombre de esos dominadores de un momento, nacidos del corazón de su barbarie...”.

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (3.9 Kb)   pdf (59.2 Kb)   docx (11.4 Kb)  
Leer 2 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com