ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Virreinato de Nueva España (Aztecas)


Enviado por   •  1 de Noviembre de 2018  •  Apuntes  •  721 Palabras (3 Páginas)  •  20 Visitas

Página 1 de 3

Virreinato de Nueva España (Aztecas)

Tras la destrucción del Imperio Azteca y el sometimiento de los nativos, los conquistadores españoles se dispusieron a derribar la antigua capital azteca, Tenochtitlán, y fundar una nueva ciudad de aspecto europeo, Ciudad de México, que se convertiría en la capital del Virreinato de Nueva España. Con la construcción de la nueva capital, España hizo especial énfasis en la europeización de los territorios recién conquistados, introduciendo instituciones políticas occidentales, como las iglesias, la encomienda y los ayuntamientos, con el objetivo de afianzar su dominio en la religión. Una vez derribados las últimas huellas de dominación indígena a manos de Hernán Cortés, designado como Capitán General de la región, la metrópoli decidió construir estos nuevos territorios como un virreinato, delegando la función de virrey sobre Antonio de Mendoza, 1536.

      El virreinato de Nueva España ocupó, en su máxima extensión, América Central (Guatemala, El Salvador, Nicaragua, Honduras y Costa Rica). Por el este, incluyó al golfo de México y al mar e las Antillas, el centro y sur de los actuales Estados Unidos (California, Texas, Arizona, Utah, Nevada y parte de Colorado) y Filipinas.

 Impacto demográfico

Producido tras la conquista, fue enorme. Un alto porcentaje de la población nativa había muerto a causa de las enfermedades extraídas desde Europa, tales como la viruela o la tuberculosis, y los sistemas de trabajo forzado a los que habían sometidos los indígenas aceleraron el retroceso demográfico iniciado durante los primeros años de la conquista. El asentamiento de españoles y su posterior mezcla con los nativos, dio origen a los mestizos, que se convertirían en la raza predominante en la mayor parte de Latinoamérica.

Plano económico

En el Virreinato de Nueva España obtuvo especial relevancia la minería y el comercio. El descubrimiento de numerosos yacimientos mineros, captó la atención de la Corona, que se dispuso a explotarlos. Estas minas se nutrieron de pobladores locales, que buscaban una mejora de su calidad de vida. De estos yacimientos, se extraían materiales como: oro, plata, cobre y hierro. La creación de ciudades mineras, en torno a las minas, produjo el surgimiento de nuevas explotaciones agrícolas y ganaderas dedicadas a su abastecimiento, que, junto con la construcción de caminos para dar salida a la producción e las minas, se tradujo en un importante impulso económico. La mano de obra aborigen, que se veía sometida a un régimen de explotación, era la más empleada en esta actividad. La corona aplicaba un impuesto, conocido como el Quinto Real, del 20% del producto extraído. Las principales minas de Nueva España fueron Zacatecas, Pachuca, Fresnillo y Guanajuato.

Regulación comercial

Estaba en manos de la Casa de Contratación quien se encargaba de regular el comercio con las colonias americanas, esta tenía sede de Sevilla. El monopolio y las políticas proteccionistas impuestas por la metrópoli, dictaminaban que el comercio directo con otras zonas del imperio estaba prohibido. Todas estas medidas proteccionistas condujeron actividades ilícitas tales como la piratería o el contrabando, impulsadas tanto por comerciantes locales que buscaban saltarse las medidas arancelarias y restrictivas impuestas por la Corona.

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (4.7 Kb)   pdf (49.7 Kb)   docx (11.6 Kb)  
Leer 2 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com