ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Anexos de Cartas de Monarquia Española


Enviado por   •  6 de Noviembre de 2018  •  Reseñas  •  2.351 Palabras (10 Páginas)  •  4 Visitas

Página 1 de 10

Anexo 1

Historia de España que hizo el muy noble rey Don Alfonso hijo del rey Don Fernando y de la reina Doña Beatriz

[Escrita en 1289]

El noble príncipe de España, al cual la gracia de Jesucristo vengadora de la porfía lo salvó de toda cosa triste, príncipe digno de alabanza, Alfonso nombrado por nombre, príncipe nunca vencido, príncipe venerable, el cual a la venganza los engaños con fierro condena, hace manifiestos en este libro los hechos de España para que cada cual pueda saber por él muchas cosas venideras.

En España si tomas lo que te da la sabiduría del rey, resplandecerás, y además crecerás en hermosura y fama (…) El rey que es hermosura de España y tesoro de la filosofía, da enseñanzas a los hispanos, tomen las buenas los buenos y tomen las vanas los vanos.

Aquí comienza la historia de España que hizo el muy noble rey Don Alfonso hijo del noble rey Don Fernando y de la reina Doña Beatriz

Prólogo

(…) Don Alfonso, por la gracia de Dios rey de Castilla, de Toledo, de León, de Galicia, de Sevilla, de Córdova, de Murcia, de Jaén y de Algarve, (…) mandó juntar cuantos libros pudieran tener historias que contasen los hechos de España (…), y compusimos este libro con todos los hechos que pudimos hallar, desde el tiempo de Noé hasta el nuestro. Hicimos esto para que fuese sabido el comienzo de los españoles, y sobre qué gentes dejaron maltrecha a España y supieran las batallas que Hércules de Grecia hizo contra los españoles, y las matanzas que hicieron los romanos y de la destrucción que hicieron los vándalos, los silingos, los alanos y suevos…

Comienza la historia

[4. De los tres Hércules que hubo en el mundo, y por qué se pusieron ese nombre.]

(…) Este Hércules fue de muy gran linaje, como que fue hijo de Júpiter de Grecia y de la reina Almena, mujer del rey Anfitrión. El rey Júpiter, su padre, se lo dio a criar al rey Euisteo (…) y el mozo fue creciendo y haciéndose mancebo, fue ligero y muy valiente más que otro hombre del mundo (…) cuenta la historia que este Hércules, mató al gran puerco en los montes de Arcadia, al toro de Creta que era muy bravo y muy espantable, a los otros tres leones a mano: uno en el monte Parthemio y los otros dos en la selva Nemea, y mató a la gran serpiente de la laguna de Lerne que tenía siete cabezas, y después a los ladrones de Cremona que es la tierra de Lombardi, y mató al Rey que era señor de ellos, y seguido a  las arpías hijas de Fineo que habían dejado ciego a su padre y con Jason (…) destruyó Troya, fue el primero en entrar en ella por fuerza y después regresó a la batalla en donde el rey Leomedon estaba con su gente y lo mató con su propia mano, (…) y después de esto mató a Diómedes rey de Tracia, y venció a los centauros que eran un linaje muy grande de caballeros muy buenos de armas y muy esforzados y más ligeros que otros hombres y por esfuerzo y ligereza los mató a todos, y venció a otros así, a los de Lacedemonia y mató al rey de ellos, y él fue el primero que venció a las dueñas amazonas cuando ellas habían vencido y destruido a todas las otras gentes, y él mató así a los once hijos del rey Neleo, que fue hijo del rey Saturno, y venció a Acheloo en batalla, y se casó con Deyanira, mató al rey Nesso en batalla, mató también a Busilis rey de Egypto, mató a Antheo rey de Libia y de África, (…) y fue tan buen maestro del arte de las estrellas que dijeron los sabios que sostiene el cielo en los hombros.

5. De cómo Hércules fundó Cadiz y de las cosas que ahí hizo

Después que Hércules hubo hecho todo esto, (…) pasó de África a España,(…) arribó a una isla en donde entra el mar Mediterráneo en el mar Océano; (…), hizo ahí una torre muy grande, y puso encima una imagen de cobre bien hecha que apuntaba hacia el oriente, tenía en la mano derecha una gran llave semejando como que quería abrir una puerta (…) tenía la mano izquierda alzada (…) y tenía escrito en la palma: estos son los mojones de Hércules y como en latín Gades se dice mojón le puso a la isla el nombre de Gades Hércules, aquella que hoy en día se llama Caliz. (…) Después llegó al lugar en donde hoy está Sevilla, cuando iban en el mar buscaban un lugar para fundar una ciudad, encontraron un buen lugar y entonces Hércules le preguntó a su estrellero Allas si en ese lugar se fundaría una ciudad, Allas le contestó que sí pero que no sería él quien la fundara, entonces le preguntó quién lo haría y éste le respondió que lo haría un hombre honrado y muy poderoso…

8. De las villas que fundó Hércules en España

(…) Ya sabemos cómo Hércules venció a Caco, mientras lo buscaba lo siguió hasta Moncayo en donde Caco solía vivir, vio que esa tierra era muy buena para fundar una ciudad, con él venían gentes de Grecia: unos eran de una tierra que llaman Tiro, los otros de otra que llaman Ausona, y por eso puso nombre a la villa Tirasona, y hoy en día le llaman Taraçona, y después que hizo esto comenzó a conquistar toda aquella tierra, hasta que llegó a un lugar que le pareció que debía poblar, hizo ahí una fortaleza y le puso el nombre de Urgel, que quiere decir en latin apremiamiento, (..) de las diez naves que él tenía, dejó una en Caliz y llevó a Galizia las otras nueve, ahí mandó que dejasen ocho y se llevaron la novena, llegó a un lugar que parecía bueno para poblar y mandó a hacer una villa a la que le puso el nombre de Barca nona, que quiere decir la novena barca; y ahora le llaman Barcilona. Desde que Hércules conquistó toda España y la volvió su señorío quiso andar por el mundo, por otras tierras y probar los grandes hechos que ahí encontrara; pero no quiso que se poblase la tierra sin hombres de su linaje (…) y por eso la pobló con las gentes de Grecia que venían con él y puso en cada lugar hombres de su linaje. Hizo señor de todos a Espan, un sobrino al que crió de pequeño, lo nombró señor de todo para que probara que era muy esforzado y de buen seso y le cambió el nombre a la tierra que antes llamaban Esperia y le puso el nombre de España.

Anexo 2

Decreto de la Alhambra (Edicto de expulsión de los judíos)

[31 de marzo de 1492]

Don Fernando y Doña Isabel, por la gracia de Dios rey e reina de Castilla, de León, de Aragón, de Sicilia, de Granada, de Toledo, de Valencia, de Mallorca (…) duques de Atenas y Neopatria. Al Príncipe don Juan, nuestro hijo, e a los Infantes, prelados, duques, marqueses, condes… a los concejos, corregidores, alcaldes (...) de todas las ciudades, villas y lugares de nuestros reinos y señoríos, y a las aljamas de los judíos y a todos los judíos y personas singulares, de cualquier edad que sean (…) salud y gracia. Sepades e saber debedes que porque nos fuimos informados que hay en nuestros reinos algunos malos cristianos que judaizaban de nuestra Santa Fe Católica, de lo cual era mucha culpa la comunicación de los judíos con los cristianos, en las Cortes de Toledo de 1480 mandamos apartar los judíos en todas las ciudades, villas y lugares de nuestros reinos, dándoles juderías y lugares apartados donde vivieran juntos en su pecado, pensando que se remorderían; e otros sí ovimos procurado que se hiciese Inquisición (…) por la que se han hallado muchos culpables, según es notorio. Y consta ser tanto el daño que se sigue a los cristianos de la comunicación con los judíos, los cuales se jactan de subvertir la fe católica, que los llevan a su dañada creencia (…) procurando de circuncidar a sus hijos, dándoles libros para escribir y leer las historias de su ley (…) persuadiéndoles de que guarden la ley de Moisés, faciéndoles entender que no hay otra ley ni verdad sino aquella; lo cual todo consta por confesiones de los mismos judíos y de quienes han sido pervertidos. Lo cual ha redundado en oprobio de la Fe Católica. Por ende. Nos, en consejo e parecer de algunos prelados, e grandes e caballeros, e de otras personas de ciencia e de conciencia, aviendo ávido sobrello mucha deliberación, acordamos de mandar salir a todos los judíos de nuestros reinos, que jamás tornen; e sobrello mandamos dar esta carta por la cual mandamos (…) que fasta el fin del mes de julio que viene salgan todos con sus hijos, de cualquier edad que sean, e non osen tornar(…) bajo pena de muerte. E mandamos que nadie de nuestros reinos sea osado de recebir, acoger o defender pública o secretamente a judío ni judía pasado el término de julio(…) so pena de confiscación de todos sus bienes. Y porque los judíos puedan actuar como más les convenga en este plazo, les ponemos bajo nuestra protección, para que puedan vender, enajenar o trocar sus bienes. Les autorizamos a sacar sus bienes por tierra y mar en tanto non sea oro nin plata, nin moneda nin las otras cosas vedadas. Otros sí mandamos a nuestros alcaldes, corregidores (…) que cumplan y hagan cumplir este nuestro mandamiento. Y porque nadie pueda alegar ignorancia mandamos que esta Carta sea pregonada por plazas e mercados.

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (12.8 Kb)   pdf (129.2 Kb)   docx (15.1 Kb)  
Leer 9 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com