ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Guerra Cristera


Enviado por   •  14 de Noviembre de 2011  •  1.154 Palabras (5 Páginas)  •  1.076 Visitas

Página 1 de 5

Introducción:

La guerra cristera en México, se presentó como una serie de conflictos entre la política y la Iglesia. A mi punto de vista, siempre se ha dado ese tipo de roces entre estas dos partes fundamentales de nuestra sociedad. Durante un periodo de tres años la política le prohibió a la Iglesia muchas cosas lo que procuraba que esta no tuviera un buen desarrollo, y que la gente igualmente se fuera desentendiendo. Entre muchas cosas se prohibía realizar el culto fuera de las iglesias, no permitían la libertad de expresión de los integrantes de la Iglesia, para hablar sobre la política o sus gobernantes propiamente. Se les quitaba también la voz ante la sociedad, conllevando con esto a no poder votar. No se dejó que los antes mencionados administran escuelas o impartieran en ellas, como hoy en día o a principios de la colonización en nuestro país se daba. En pocas palabras los obispos y los religiosos no eran personas concretas ante los demás. Estas personas empezaron a unirse para “protestar” contra el gobierno, y expresar que su trabajo dentro de la sociedad era fundamental, para ello pidieron la ayuda de un mediador, el de los Estados Unidos de América. Se sabe que estas situaciones ya existían desde unos años atrás y no se habían presentado tan drásticas como durante este periodo. Durante los años que la dictadura de Díaz apareció esta fue apaciguada, aunque poco se sabe de lo que sucedió debido, a que no se dieron muchos reportes ni noticias, por así decirlo la historia se encontraba debajo del agua, o a mi criterio “protegida” por el mismo gobierno.

La guerra cristera:

La Guerra Cristera también es conocida como Guerra de los Cristeros o Cristiada. Fue una lucha armada entre el Gobierno y la Iglesia de 1926 a 1929. Se peleó entre el gobierno de Plutarco Elías Calles y milicias de laicos, presbíteros y religiosos católicos que estaban en contra de las políticas públicas orientadas a restringir la autonomía de la Iglesia Católica. Se estima que murieron 250 mil personas entre civiles y militares.

En 1917 se promulgó una nueva Constitución, en la que se estableció una política de intolerancia religiosa, incluyendo la prohibición de la Iglesia para poseer bienes raíces, prohibición del culto público fuera de las iglesias, el Estado decidiría el número de iglesias y sacerdotes que habría en el país, al clero se le negó el derecho a votar, a la prensa religiosa se le prohibió referirse a asuntos públicos, la educación primaria debía ser laica y a las corporaciones religiosas y ministros de cultos se les prohibió establecer o dirigir escuelas primarias.

En 1926, el presidente Plutarco Elías Calles promovió instrumentos sobre el artículo 130 de la Constitución para ejercer severos controles, buscando limitar o suprimir la participación de las iglesias en la vida pública. Algunas de estas reglas estaban claramente enfocadas contra el culto católico, como el obligar a los ministros a casarse y prohibir las comunidades religiosas.

En señal de duelo, muchas iglesias del país suspendieron el culto y el clero convenció a los feligreses de boicotear al gobierno, como el no pagar impuestos, minimizar el consumo de productos comercializados por el gobierno, no comprar billetes de la Lotería Nacional, ni utilizar vehículos a fin de no comprar gasolina. Esto afectó de forma severa a la economía nacional e inspiró la radicalización de algunos grupos entre los católicos mexicanos.

Los ciudadanos católicos formaron la Liga Nacional para la Defensa de la Libertad Religiosa en marzo de 1925. Su objetivo era lograr la libertad de culto por

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (7.2 Kb)  
Leer 4 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com