ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

LA DEPENDENCIA COLONIAL LATINOAMERICANA


Enviado por   •  1 de Noviembre de 2012  •  11.573 Palabras (47 Páginas)  •  607 Visitas

Página 1 de 47

LA DEPENDENCIA COLONIAL LATINOAMERICANA

LA ESCOLASTICA

INTRODUCCION

El presente trabajo resaltará algunos aspectos importantes como: La dependencia latinoamericana, la escolástica Europea y latinoamericana y sus influencias, además, de representantes latinos, como: Garcilaso de la vega, Sor Juana Inés de la Cruz, entre otros

Desde el inicio la dependencia comenzó históricamente bajo la forma colonial. En sentido amplio, todo el territorio americano al sur de Estados Unidos. Comprende Latinoamérica que fueron los países colonias de España, Portugal y Francia. Dado que los idiomas de estos países provienen del latín

Posteriormente la escolástica en América no fue una mera copia de las ideas provenientes de Europa. Y tal vez en esto sea necesario discrepar con algunos investigadores de la historia de la filosofía de esta región, que sostienen no encontrar nada original o auténtico en nuestros pensadores de aquella época.

En consecuencia la filosofía escolástica alcanzó su culminación con la obra del pensador más importante de toda la edad media: santo Tomás de Aquino. Por primera vez la razón parecía librarse de su servicio al dogma cristiano y alcanzaba de forma neutral el problema del ser. La filosofía latinoamericana ha existido durante la colonia y en el siglo XIX, pero debemos aclarar que esta filosofía no se realizó de manera exclusiva por los pensadores de aquellos tiempos. Hubo intelectuales que reflexionaron filosóficamente, aunque su actividad principal

no era filosofar. Su labor filosófica estuvo siempre supeditada a intereses religiosos o políticos.

LA DEPENDENCIA COLONIAL LATINOAMERICANA

En sentido amplio, La dependencia comenzó históricamente bajo la forma colonial, con control político administrativo a cargo de la metrópoli y una pauta económica clásica: proporcionar materias primas e importar productos industriales terminados bajo un régimen de monopolio. Ese colonialismo significaba para la metrópoli gastos y responsabilidades administrativas que con el tiempo se mostraron innecesarios. La "independencia" (tanto la conquistada por las armas en América en el siglo XIX como la concedida por las potencias europeas en Asia y África después de la Segunda Guerra Mundial) lejos de expresar un proceso de descolonización, solo significó un cambio en las formas de explotación. En el caso de los países latinoamericanos también significó un cambio de metrópoli: de las manos del decadente imperio español pasamos a las manos del imperio británico, que entraba en la culminación de su trayectoria histórica.

Cabe considerar por otra parte que todo el territorio americano al sur de Estados Unidos, comprende Latinoamérica, que fueron los países colonias de España, Portugal y Francia. Dado que los idiomas de estos países provienen del latín, de ahí el término Latinoamérica. La cual ha sido el tránsito de una subordinación a otra. De colonia española por tres siglos, accedimos a la condición de semicolonia inglesa, siglo

XIX, para rematar en la órbita norteamericana, siglo XX y lo corrido de éste. La realidad de la dependencia -ahora neocolonial- después de las independencias nacionales de las colonias europeas, es un momento constitutivo que nos une a todos en la periferia, más allá de las diferencias propias de nuestras culturas continentales.

ESCOLASTICA EUROPEA Y SU INFLUENCIA EN LATINOAMERICA

En principio, Escolástica es el movimiento teológico y filosófico que intentó utilizar la filosofía grecolatina clásica para comprender la revelación religiosa del cristianismo. Dominó en las escuelas (en latín scholae) catedralicias y en los estudios generales que dieron lugar a las universidades medievales europeas, en especial entre mediados del siglo XI y mediados del siglo XV. Su formación fue, sin embargo, heterogénea, ya que acogió en su seno corrientes filosóficas no sólo grecolatinas, sino árabes y judaísmo. Esto causó en este movimiento una fundamental preocupación por consolidar y crear grandes sistemas sin contradicción interna que asimilasen toda la tradición filosófica antigua. Por otra parte, se ha achacado a la escolástica una excesiva dependencia del argumento de autoridad y el abandono de las ciencias naturales y la experiencia empírica.

La escolástica designa el gran movimiento de escuelas que se da en la Edad Media, sobre todo en los siglos XIII y XIV. Tiene sus antecedentes en las escuelas monacales, sobre todo las del siglo XI, donde el maestro era llamado “scholasticus”,

escolástico. Esas escuelas monacales dieron origen, todavía en el siglo XII, a las escuelas catedralicias, y éstas a las universidades. De hecho la universidad era la universitas scholarum, el conjunto de las escuelas, así como el gremio de los profesores y los estudiantes. La escolástica era la filosofía que se cultivaba en esas escuelas, sobre todo en la famosa universidad de París.

Todavía, sin embargo, dará el escolasticismo una gran figura, pero ya en el siglo XVI, en la persona del jesuita español Francisco Suárez (1548-1617). En su obra más importante, las Disputas metafísicas (1597), escrita en latín, resume y moderniza toda la tradición escolástica anterior y sienta las bases del iusnaturalismo o derecho natural de Hugo Grocio. Su obra, fecunda en inspiraciones ulteriores, fue muy influyente a lo largo del siglo XVII y XVIII y todavía se pueden encontrar ecos de ella en Hegel e incluso en Heidegger. Si bien continúa la tradición aristotélica de la filosofía española, añade elementos del nominalismo.

En tanto que en Europa o Norteamérica tampoco era común que existieran con ese grado de especialización cátedras sobre la filosofía de aquellos países. No eran muy necesarias, pues era lógico que los profesores de filosofía se viesen precisados de una forma u otra a incluir dentro de sus estudios y lecciones a los representantes de sus respectivas culturas. Cuando hacían alguna referencia a ese mundo marginado, como el caso de Hegel, por lo general era para

intentar demostrar la carencia del logos en los pueblos colonizados, a los cuales se les debía «llevar la cultura», y con ella la filosofía que a su juicio era un producto exclusivo de Occidente.

La influencias de las ciencias humanas y La filosofía

Son las ciencias humanas, en especial la sociología y la economía, las que han señalado con particular fuerza entre nosotros los latinoamericanos, la realidad de la dependencia. En efecto, la llamada "teoría de la dependencia", a pesar de sus limitaciones, ha impulsado a las ciencias humanas a convertirse en un saber crítico. Pudiera haber diferencias cualitativas entre las clases de los países dominadores y las de los

...

Descargar como (para miembros actualizados) txt (64 Kb)
Leer 46 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com