ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

El espíritu empresarial en la Agricultura


Enviado por   •  16 de Febrero de 2012  •  Ensayos  •  303 Palabras (2 Páginas)  •  433 Visitas

Página 1 de 2

incertidumbre y variedad de las cosas humanas, que cambian por el más leve motivo".(I) Miguel de Montaigne, Ensayos

"No es necesario irritarse por los negocios;a ellos no les interesan nuestras cóleras". Plutarco, Vidas Paralelas

En la realidad agropecuaria que estamos viviendo, las frases indicadas arriba siguen teniendo gran vigencia, a pesar de su antigüedad. Sin duda que la eficiencia - el buen criterio - la objetividad, son características que deben preponderar hoy en las empresas familiares agropecuarias, "que cambian por el mas leve motivo" (I).

De pronto, en el contexto actual, nos damos cuenta que dejamos de tener un campo para tener una empresa, con todas las exigencias que ello implica: finanzas, técnicas, gerenciamiento, marketing etc. De ser contratistas, hacendados o chacareros, pasamos a ser empresarios.

A modo de introducción, haremos un breve relato. El mismo puede ser entre un consignatario y un encargado. Considerémoslo un caso para definir la problemática y características de la empresa familiar rural.

- Como le va Don Juan. No me diga que anda buscando invernada! Hay poca oferta, y con unos precios…

- Ojalá fuera éste mi problema hoy, mi amigo. Me tiene a mal traer las macanas que se están mandando los hijos del patrón, desde su muerte.

Cuando ingresé a la firma, la estancia era otra. En cuarenta años, es cierto, tuvimos años buenos y malos. Sobrellevamos la seca, la inundación, se vinieron los impuestos mas caros, pero el campo siempre poblado. La agricultura, aunque acotada, dando sus buenos resultados. Recuerde cuando empezamos a trabajar en serio, con la tecnología de los grupos. Se compró lo necesario, pero nunca se endeudó, o si se hizo, fue con motivos bien claros y con decisiones objetivas.

Todo era para el campo, para la señora y los chicos. Qué lindo verlos disparar con los matungos, cuando venían a la estancia, corriendo el consumo por los potrero

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (1.9 Kb)  
Leer 1 página más »
Disponible sólo en Clubensayos.com