ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

EL VERDADERO AMOR EXISTE Y ESTÁ ENTRE NOSOTROS


Enviado por   •  15 de Septiembre de 2013  •  850 Palabras (4 Páginas)  •  264 Visitas

Página 1 de 4

EL AMOR VERDADERO EXISTE Y ESTÁ ENTRE NOSOTROS

(Ensayo sobre la película “The Lost Valentine”)

El instinto de amar no es una entelequia, no es una idea filantrópica, el deseo de amar es una necesidad del ser humano que satisface buena parte de sus expectativas en la vida y le integra en el mundo, dando expresión a sus cualidades más positivas. Amar es el acto más generoso, aunque pueda transformarse, en algunas ocasiones, en el más egoísta de los sentimientos hacia el otro.

En “El Amor perdido” (The lost Valentine) gozamos con el verdadero amor, que en verdad existe y está entre nosotros. Es así que el amor es una emoción que se desarrolla a edad temprana y cuando es positivo, constituye la base de los logros humanos y es el germen de la tolerancia, el auto sacrificio, la amistad y muchas otras manifestaciones que pueden disfrutarse en las relaciones sociales.

El desarrollo de la película nos presenta a Susan (Jennifer Love Hewitt) como una joven y cínica periodista que trabaja en el perfil de una mujer, Caroline Thomas (Betty White) cuyo esposo desapareció durante la Segunda Guerra Mundial. En verdad es una historia impuesta por el editor en Jefe del American Diary, noticiario para el cual Susan trabaja y es una reportera conocida. En un inicio piensa que la historia es una tontería, pero poco a poco su interés humano la va conquistando.

Aquí nos detenemos para, un tanto calificar el rol de la periodista. A lo dicho de su actitud cínica en un principio es destacable su persistencia una vez que toma interés en la historia que debe investigar, también destaca su astucia para irse involucrando con la protagonista principal de la investigación, la Sra. Thomas, es también acuciosa para la investigación, tanto que la impulsa obsesivamente a continuarla a pesar de la cancelación del proyecto ante el intempestivo malestar en la salud de la encantadora viuda.

Lo último nos transporta hacia el periodismo como territorio obsesivo. Los grandes reportajes, crónicas o perfiles, esconden a menudo a un periodista obsesionado. La obsesión, sin embargo, no garantiza nada. Es sólo una condición previa de la investigación. La verdad requiere pruebas. Nadie puede esperar tampoco hacer fortuna. Es más si la búsqueda se prolonga quizás arruine su salud, su carrera o su matrimonio. El periodista siente que es un estilo de vida que se debate entre la pasión por informar, la disciplina para investigar y la obsesión por la responsabilidad con la sociedad. Creo también ante esto que se trata de un oficio incomprendido por quienes no son parte del gremio, pues no existe un horario fijo, el ritmo varia siempre, y la mayoría del tiempo se trabaja contra reloj. Lo cierto es que en el film la obsesión afecta a Susan quien se debate en el conflicto amoroso con su novio, y la naciente atracción que se va perfilando

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (4.9 Kb)  
Leer 3 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com