ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

EL PRINCIPITO


Enviado por   •  10 de Agosto de 2011  •  1.099 Palabras (5 Páginas)  •  948 Visitas

Página 1 de 5

TÍTULO ORIGINAL: The Little Prince

AÑO 1974

PAÍS Estados Unidos

DIRECTOR Stanley Donen

GUIÓN Alan Jay Lerner (Cuento: Antoine de Saint Exupéry)

EL PRINCIPITO “Inocencia”

Por Eduard Hernández

Quiero abordar el tema de esta historia, pues me parece muy importante retomar algo que se ha perdido. Después de ver la película y leer el cuento ‘’El principito’’ quedaron muchas ideas en mi mente, pero voy a dar mi punto de vista desde la inocencia de un niño; de alguna forma deberíamos ser todos como este pequeño, dulce e inocente. Aunque muchas veces los adultos decimos sentirnos como niños no tenemos claro que es serlo realmente, viene a mi cabeza una idea, la cual estoy seguro muchas personas piensan igual, ‘’si todos los adultos, o por lo menos la gran mayoría pensaran como un niño, muchos de los problemas mundiales como guerras, destrucción de recursos naturales, matanza indiscriminada de animales y muchas cosas que están acabando con la vida en la tierra, disminuirían notablemente, ya que está demostrado que si seguimos pensando como adultos acabaremos con todo. Esto lo digo en una forma generalizada, ya que es claro que todo debe empezar por el hogar, aquí voy a otro problema frecuente.

Estamos acabando con la inocencia de los niños, muy a menudo los violentamos, maltratamos, pasamos por encima de ellos. No debe ser así, los niños son el futuro del mundo.

Durante mucho tiempo, gran parte de nosotros hemos ignorado los hechos fundamentales de nuestra existencia. -Dice Maharaji-, “Fíjate en los niños pequeños. Son tan inocentes. Vayan donde vayan atraen la mirada de la gente. Es tan bonito cuando miras a un bebé y éste te mira y sonríe. ¡Sin presentaciones! Resultaría muy extraño si entraras en un ascensor y un adulto te empezara a mirar y a sonreír de esa manera. Te sentirías muy incómodo y probablemente mirarías a otra parte.

Pero, con un bebé, ningún problema. El bebé te mira y tú lo miras. ¿Por qué? Porque ves en él esa inocencia, porque sabes que no lo ha ensayado. Es auténtico. El bebé aún no ha aprendido las artimañas del engaño, todo ese jueguecito de cuándo sonreír, y a quién sonreír. Reconocemos la inocencia en los niños porque nosotros también fuimos bebés un día y nos comportamos de la misma manera. Todos los días eran preciosos. El Sol era maravilloso, la Luna era maravillosa. Cada día era diferente y no había nada en lo que pensar del ayer que pudiera arruinar tu día de hoy.” 1

Los niños no necesitan pensar en el futuro mientras son niños, pero nosotros sí. Tenemos que recapacitar un poco, sobre que les vamos a dejar, muchas personas se la pasan diciendo ‘’es que yo vivo el presente’’ nos estamos segando, está bien, la vida es para vivirla, no se sabe si mañana me atropella un auto o cae un asteroide y acaba con todo ‘’oh no… que lastima no viví mi vida’’ que mal, ¿cierto? Pero no tiene que ser así, que tal si no ocurre nada y Dios nos tiene destinados para cosas grandes en este planeta, les digo algo, no le estamos dejando nada a nuestros niños, ellos también merecen disfrutar de lo que nosotros disfrutamos, no los obliguemos a vivir en un mundo tan pequeño como el de El principito.

Cosas tan sencillas como contemplar las flores, mojarnos bajo la lluvia,

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (6.7 Kb)  
Leer 4 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com