ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Implementar procesos contables y financieros para el fortalecimiento organizacional en empresas Santandereanas


Enviado por   •  10 de Enero de 2019  •  Trabajos  •  5.433 Palabras (22 Páginas)  •  14 Visitas

Página 1 de 22

1. IDENTIFICACIÓN DE LA GUIA DE APRENIZAJE

 Denominación del Programa de Formación:        TECNÓLOGO EN CONTABILIDAD Y FINANZAS

 Código del Programa de Formación:                123112

 Nombre del Proyecto:         Implementar procesos contables y financieros   para el fortalecimiento organizacional en empresas Santandereanas.

 Fase del Proyecto: PLANEACIÓN

 Actividad de Proyecto:        Elaborar el ciclo contable de una empresa según la actividad económica y normatividad vigente, asumiendo actitudes críticas, argumentativas y propositiva en función de la resolución de problemas

 Competencia: Contabilizar los recursos de operación, inversión y financiación de acuerdo con las normas y políticas organizacionales

 Resultados de Aprendizaje Alcanzar:

            Contabilizar los diferentes tipos de operación en el desarrollo del objeto social de la empresa.

     Aplicar los elementos y procedimientos para el ciclo contable en un proceso manual y sistematizado.

   

 Competencia:

  • Promover la interacción idónea consigo mismo, con los demás y con la naturaleza en los contextos laboral y social.

 Resultados de Aprendizaje Alcanzar:

  • Asumir actitudes críticas, argumentativas y propositivas en función de la resolución de problemas de carácter productivo y social.

 Competencia:

  • Comprender textos en ingles de forma escrita y auditiva.

 Resultados de Aprendizaje Alcanzar:

  • Encontrar información específica y predecible en escritos sencillos y cotidianos                
  • Leer textos muy breves y sencillos en inglés general y técnico                

 Duración de la Guía: 100 horas (Enero 21 al 16 de febrero de 2019)

2. PRESENTACION

¡Estimado Aprendiz!

Para una mejor comprensión de la guía y el éxito en el desarrollo de las actividades propuestas es necesario aclarar los conceptos a que hace referencia, por tanto se puede decir que con el enfoque a las normas internacionales para la presentación de la información financiera (NIIF) los conceptos de disponible e inversiones varían y se presenta un cambio en su denominación en donde el grupo del Disponible se denominará Efectivo y Equivalentes al Efectivo y al grupo de Inversiones se denominará Instrumentos Financieros. 

Ahora bien, se considera Efectivo y Equivalentes al Efectivo (disponible) todo valor representativo en dinero (papel moneda, representado en billetes y metálico) y otros valores representados en cheques entregados por los clientes, comprobantes de tarjetas débito y crédito (Váucher) que se tienen tanto en la caja general como en bancos nacionales en cuentas corrientes, las remesas en tránsito, cuentas de ahorro y los fondos especiales para fines múltiples, sin embargo, no hay que desconocer que también lo son los títulos valores a corto plazo y de alta rentabilidad y convertibilidad al efectivo y otros valores constitutivos de dinero como lingotes de oro, piedras preciosas, monedas extranjeras.

La moneda local y la funcional se dan en países como Colombia y Bolivia que tienen transacciones en dos o más monedas, sin embargo hay que destacar que si la mayoría de transacciones (más del 50%) se hacen en dólares, esta será la moneda funcional, pero si es en pesos colombianos, que es la moneda local, esta será la moneda funcional. El manejo del efectivo y equivalente al efectivo se debe centrar en el control de caja, bancos y valores equivalentes a efectivo, por las características de su naturaleza y la facilidad de cometer fraudes. El buen manejo del efectivo es garantía de la liquidez (capital de trabajo suficiente para cubrir obligaciones), facilita el desarrollo del objeto social y evita la pérdida de imagen ante proveedores e instituciones financieras y hasta con los mismos empleados.

Por otra parte los Instrumentos Financieros (Inversiones) son los recursos económicos son los que están dispuestos para desarrollar las actividades operativas y estratégicas de la empresa, con el fin de generar el máximo rendimiento o beneficios económicos futuros, que satisfaga la rentabilidad a que sus dueños aspiran, de lo contrario los recursos pierden capacidad generadora y los resultados de la gestión no dan los frutos esperados.

Para lograr esto la administración o gerencia debe colocar los excedentes de efectivo en inversiones que puedan ser de fácil convertibilidad en dinero cuando se proyecte su recuperación a corto plazo, o inversiones de carácter permanente cuando se proyecten otros objetivos de tipo comercial.

La inversión de corto plazo se hace en cuentas de ahorro y títulos valores, donde se buscan dos objetivos fundamentales: 1) los beneficios económicos en el corto plazo que compensen las aspiraciones y 2) la recuperación de la inversión en un tiempo determinado; los dos elementos están enmarcados en una tasa de rendimiento fija o descuentos en compra de títulos y la devolución del capital al finalizar el término del contrato.

La inversión permanente puede ser en acciones ordinarias o preferentes convertibles en acciones comunes, cuotas o partes de interés, bonos, para obtener la renta variable en calidad de dividendos, participaciones o renta fija en calidad de tasa de interés; si son acciones se adquiere poder de negociación con la empresa donde se invierte y participación en las decisiones en las juntas directivas o de socios. Si son bonos se obtiene el beneficio económico en calidad de tasa de interés explicita o combinada con descuento en bonos al momento de la compra, aspectos que se tienen en cuenta en el momento de invertir, por interpuesta persona (comisionista), ante la bolsa de valores.

En contabilidad, igual que en la vida cotidiana, el término Clientes designa a aquellas personas naturales o jurídicas que compran bienes y servicios que habitualmente son objeto de venta o prestación por parte de la empresa. Deudores es aquella persona natural o jurídica que tiene la obligación de satisfacer una cuenta por pagar contraída a una parte acreedora, ello cuando el origen de la deuda es de carácter voluntario, es decir, que el deudor decidió libremente comprometerse al pago de dicha obligación.[1] Dada esta situación, en la que el deudor no efectúe los pagos a su acreedor, éste podrá ejercer acciones legales contra el deudor para intentar recuperar la deuda correspondiente. Debemos hacer constar, aunque sea obvio, que si no hay ningún documento que sea capaz de demostrar la citada deuda, legalmente la prestación no existirá y no se podrá efectuar ningún tipo de acción legal contra el moroso.

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (36.8 Kb)   pdf (497 Kb)   docx (163.5 Kb)  
Leer 21 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com