ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Analisis Esperando La Carroza


Enviado por   •  24 de Julio de 2011  •  8.114 Palabras (33 Páginas)  •  9.231 Visitas

Página 1 de 33

ESPERANDO LA CARROZA

Introducción

Esperando la carroza es una película de culto del cine de comedia negra y está inspirada en la obra de teatro de Jacobo Langsner.

La octogenaria "Mamá Cora", vive con uno de sus hijos el cual atraviesa una angustiante situación económica. La tensión financiera sumado a la falta de espacio y constantes conflictos generacionales con la anciana llevan a Susana, su esposa, a pedir desesperadamente al hermano Sergio que se la lleve a vivir con ellos por un tiempo. Mamá Cora al ver este conflicto, decide apartarse por un día y es solicitada por una vecina para que cuide su hijo. La desesperación llega a sus hijos al ver que la anciana ha extraviado. Todo se complica cuando los hijos, quienes no deseaban hacerse cargo de la anciana, confunden el cadáver de una mujer con el de su madre. Ahora la pelea será por velar la casa en casa de quien dice ser quien mas la quiso en vida. Comenzará una ácida y negra comedia que enfrentará a las clases sociales, pero nadie sabe que la anciana, supuestamente muerta... Observa todo desde el balcón del frente.

Desarrollo

* La escena se produce en la cocina mientras Susana prepara una mayonesa, se encuentra muy nerviosa ya que su hija esta llorando en otro cuarto. Le grita a su marido desde ahí

Susana.- Jorge ocúpate si se ensució.

Jorge.- (gritando desde el cuarto) ¡Ensució...!

Susana.- (gritando de la misma forma) ¿Podrías cambiarle los pañales?

Jorge.- (devolviéndole el grito) No. Ya te dije que a mí no me gusta hacer eso.

Mamá Cora.- (ubicada al lado de Susana en la cocina le dice) Entonces, la cambio yo, la cambio yo.

Susana.- (la toma de atrás y la sienta en una silla que se encontraba en la cocina) No. Usted se queda aquí. ¡Aquí! (sale de la cocina)

Mamá Cora.- ¡Gran ciencia cambiar un pañal! Al final... Susana: ¿querés que te haga algo?, ¿querés que te haga algo?

Susana.- (le grita desde la habitación mientras cambia a la nena) No, no me haga nada. ¿Por qué no se sienta a leer el diario tranquila? (le entrega el pañal a Jorge) Lleva esto al baño y tené cuidado que no se caiga nada. (Hablando con la bebe) Toma la meme y después se puso a llorar (le grita a su marido) ¿Lo podes planchar, Jorge?

Jorge.- (entrando en el cuarto) Vos sabes que si yo plancho, te quemo todo.

Mamá Cora.- (grita desde la cocina) Yo te lo plancho, Susana.

Susana.- (le contesta desde la habitación) No estoy hablando con usted, mamá Cora. (Nerviosa comienza a buscar el alfiler) ¿Dónde puse el alfiler?

Jorge.- (la ayuda a buscarlo) Ché, tené cuidado.

Susana.- (estaba mas nerviosa y la nena comienza a llorar) Desapareció...

Jorge.- Yo no lo veo.

Susana.- (mas nerviosa) Saca otro del armario, entonces.

Jorge.- Del armario, del armario... ¿Para qué me mandas? Si vos sabes que yo no sé nada.

Susana.- Bueno, aprende. De adentro del armario.

Jorge.- De adentro, de adentro... ¿Pero de dónde?

Susana.- (mas nerviosa le grita al marido) ¡Ay, Jorge! ¡No me pongas más nerviosa de lo que estoy. (La nena lloraba más fuerte)

En el cuarto Jorge se encuentra con un pan escondido dentro del armario

Jorge.- ¿Y esto qué es?

Susana.- De tu madre. Como la matamos de hambre, últimamente esconde la comida debajo de la almohada. Acá está el alfiler, deja.

Jorge.- Bueno, déjala que te ayude. No es una inútil. No está chocha.

Susana.- (alza a la bebe y la acuna) Bueno, mi amor, bueno, bueno... ¿La acostas en el cochecito?

Jorge.- ¿A mí me preguntas?

Susana.- (volviendo a ponerse nerviosa le grita) ¡Mis otros maridos no están en este momento! ¡¿A quién querés que le pregunte?!

Jorge.- Eh... Y yo qué sé.

En esta escena yo la relacione con Vinculo ya que Pichon Riviere dice: “Una manera de comprender la idea de vínculo es describiendo su génesis y sus vicisitudes a lo largo de la vida. Con fines simplemente didácticos, proponemos distinguir tres etapas en este proceso.

a) Configuración inicial.- A partir de los primeros días de vida, el lactante establece relaciones con objetos, relaciones que podrán gratificarlo o frustrarlo y estableciéndose así una primera configuración vincular, designada respectivamente como 'vínculo bueno' o 'vínculo malo'. La necesidad es el fundamento motivacional del vínculo, pues es sobre la base de las necesidades del bebé que éste establece aquellas relaciones intersubjetivas. Dichas necesidades tienen desde un comienzo "un matriz e intensidad particulares, en los que ya interviene la fantasía inconsciente". La relación entre sujeto y objeto no es entonces puramente objetiva, sino que está teñida por las fantasías inconscientes que alimenta el sujeto en relación a su objeto.

b) Internalización.- A medida que el niño interactúa con su objeto (por ejemplo, la madre), va internalizando la estructura relacional, o sea el vínculo adquiere, además de la dimensión intersubjetiva, otra dimensión intrasubjetiva. O si se quiere, además de un vínculo externo se establece también un vínculo interno (vínculo internalizado). Este pasaje o internalización "tendrá características determinadas [de acuerdo] con el sentimiento de gratificación o frustración que acompaña a la configuración inicial del vínculo", es decir, podrán internalizarse vínculos buenos o vínculos malos. Nótese que para Pichon Rivière no se internalizan objetos, sino vínculos, es decir formas particulares de relacionarse con el objeto.

c) Evolución ulterior.- Una vez constituido el vínculo como situación bicorporal y tripersonal, éste podrá seguir diferentes evoluciones, de acuerdo a la intensidad de los miedos básicos implicados en la estructura vincular. Estas diferentes evoluciones son, simplificadamente,

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (49.8 Kb)   pdf (243.2 Kb)   docx (36.4 Kb)  
Leer 32 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com