ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Farmacológico acción еl zolpidem


Enviado por   •  30 de Septiembre de 2012  •  Ensayos  •  2.240 Palabras (9 Páginas)  •  310 Visitas

Página 1 de 9

Acción Terapéutica:

Hipnótico Imidazopiridinico (no benzodiazepínico).

Indicaciones:

Insomnio transitorio y de corto plazo.

Posología

Farmacocinética

Reacciones adversas

Precauciones y

Advertencias

Interacciones

Contraindicaciones

Sobredosis

Acción Farmacológica:

El zolpidem es un ligando de los receptores benzodiacepínicos no relacionado estructuralmente a las benzodiacepinas, del que se ha informado que es un potente hipnótico tanto en los animales como en el hombre. A diferencia de otros ligados de los receptores benzodiacepínicos, el perfil farmacológico del zolpidem es dominado por los efectos sedativo-hipnóticos con débiles propiedades anticonvulsivantes y miorrelajantes.

Aunque el zolpidem produce muchos efectos farmacoló­gicos en común con las benzodiacepinas, el perfil farma­cológico global del compuesto difiere sustancialmente de los hipnóticos benzodiacepínicos (midazolam, triazolam y flunitrazepam). Diversos efectos farmacológicos del zolpidem (sedativo, anticonflicto, anticonvulsivante y mio­rre­lajante) son antagonizados por los antagonistas benzodiacepínicos Ro 15-1788 y CGS 8216.

Esto indica que es necesaria la función normal de los sitios de reconocimiento benzodiacepínicos para la acción del zolpidem, éste tiene una interacción directa en este sitio, ha sido demostrado por estudios in vitro que el zol­pidem desplaza la ligadura de diversos ligados benzodia­cepínicos de su sitio de reconocimiento central pero no del periférico. En los estudios se demostró claramente que el zolpidem se comporta como un agonista pleno, siendo 4 veces más potente en desplazar al diacepam-H3 ligado al receptor benzodiacepínico tipo 1 (wl) que al ligado al receptor tipo II (w2).

Una serie de estudios experimentales parecerían indicar que el receptor tipo I es responsable de la sedación y el tipo II de los efectos miorrelajantes de las benzodiace­pinas. En apoyo de este punto de vista, el zolpidem-H3, se fija con elevada afinidad a los sitios de reconocimiento benzodiacepínicos cerebrales que poseen la distribución regional de los receptores tipo I. Por otra parte, se ha sugerido que la potente acción hipnótica del zolpidem está relacionada con una fuerte facilitación de la neurotransmisión mediada por GABA.

El receptor benzodiacepínico es parte de un complejo supramolecular que incluye un receptor GABA, un ionó­foro de cloro y un sitio picrotoxinina/barbiturato el hallazgo de que el GABA acrecenta la ligadura del zolpidem-H3, corresponde a una interacción bien establecida descrita para la ligadura de benzodiacepinas marcadas.

Este efecto del GABA se debe a un incremento en la afinidad del ligando por su sitio de fijación, indicando que de modo similar a las benzodiacepinas, el sitio de reconocimiento del zolpidem-H3 parece estar acoplado a los receptores GABA.

Posología y forma de administración:

Zolpidem actúa rápidamente, por lo tanto, debe tomarse inmediatamente antes de acostarse o en la cama misma.

Vía oral. Dosis: Adultos menores de 65 años: 1 comprimido de 10 mg por día.

Adultos mayores de 65 años o con insuficiencia hepática: 1 comprimido de 5 mg por día. En todos los casos la dosis no debe exceder de 10 mg por día. No se recomienda su uso en niños ya que no existen estudios al respecto.

Duración del tratamiento: como con todos los hipnóticos, no se recomienda el uso prolongado, la duración del tratamiento no debiera exceder las 4 semanas. En caso de insomnio ocasional puede ser un tratamiento de 2 a 5 días, para insomnio transitorio puede ser un tratamiento de 2 a 3 semanas. En ciertos casos puede ser necesario prolongar el período máximo de tratamiento; si es así se debe reevaluar primero el estado del paciente.

Formas de terminar el tratamiento: los tratamientos muy cortos no necesitan de reducción de la dosis. La suspensión progresiva de un tratamiento prolongado, o con dosis superiores a las recomendadas, permite minimizar el riesgo de insomnio de rebote (ver Advertencias). Es conveniente prevenir al paciente sobre la duración limitada del tratamiento y las modalidades de suspensión progresiva de él. Por otra parte, se le debe advertir la posibilidad de que se presente insomnio de rebote al suspender el tratamiento a fin de minimizar la ansiedad que le pueden generar los síntomas asociados a esta interrupción.

Farmacocinética:

El zolpidem demostró poseer una rápida y buena absorción cuando se lo administró por vía oral a voluntarios sanos. Su biodisponibilidad absoluta es aproximadamente de 70% para dosis de 5 mg a 20 mg. Luego de los 45 minutos de su administración se encuentra 80% a 90% de las dosis en SNC; tiene además alta afinidad por los tejidos granulares y graso. La unión a proteínas plasmáticas es alta y la fracción libre es de alrededor de 8,1% en las personas sanas, de 11% en los pacientes con cirrosis hepática y de 15% en urémicos crónicos. La biotransformación del zolpidem sigue 4 vías principales y, como resultado final, se obtiene 10 metabolitos inactivos. 1) Oxidación del grupo fenilo, que da como resultado un ácido carboxílico denominado metabolito I (responsable de la metabolización de alrededor de 51,5% de la dosis). El metabolito resultante se elimina por la orina. 2) Oxidación del grupo imidazopiridínico con formación de otro ácido carboxílico, producto denominado metabolito II. Metaboliza el 11,5% de la dosis administrada. 3) Oxidación del grupo amida. Esta vía metabólica no fue hallada en seres humanos. 4) Hidroxilación del grupo imidazopiridínico, con el resultado del metabolito X, encontrado sólo en seres humanos. Metaboliza 10% de la dosis administrada. Luego de la administración de 8 mg por vía intravenosa la vida media de eliminación (v1/2) de zolpidem en voluntarios sanos es de aproximadamente 1 hora 40 minutos, (de 11/2 a 21/4 horas) el primer día y de 1 hora 50 minutos después de 15 días de la administración diaria de 20 mg por vía oral (3,27). Entre 79% y 96% de la dosis aparecen en forma de metabolitos inactivos en bilis, heces y orina; la eliminación renal es de 48% a 67% de la dosis oral

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (15.2 Kb)  
Leer 8 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com