ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Vertidos Liquidos


Enviado por   •  11 de Junio de 2014  •  5.020 Palabras (21 Páginas)  •  165 Visitas

Página 1 de 21

Introducción

El desarrollo de la humanidad no se puede concebir sin políticas y estrategias dirigidas a la conservación y protección del medio ambiente. El hombre, en su afán de dominar o transformar la naturaleza en beneficio propio, provoca cambios que directa o indirectamente afectan su hábitat y con ello no sólo pone en peligro a las demás especies sino que compromete su propia existencia. El cambio climático es un fenómeno cuyas consecuencias se ponen ya de manifiesto.

El Ministerio del Azúcar juega un papel protagónico en lo que a la protección del medio ambiente se refiere por la gran extensión de suelos que ocupa y su industria ser la responsable de una parte importante de la contaminación originada en el país, por tanto poseer una estrategia ambiental que proponga metas y acciones con vistas al desarrollo sostenible sin comprometer las futuras generaciones constituyen tarea de primer orden.

Vertidos Líquidos Generados en la Industria Azucarera, Evaluación de Agua y Sedimento

En la fabricación del azúcar no hay ninguna fase durante la que no se requiera agua en mayor o en menor cantidad. La demanda técnica de agua del proceso de obtención de azúcar en una fábrica de azúcar de remolacha alcanza los 20 m³ por tonelada de remolacha. Con la introducción de circuitos de agua puede reducirse hasta 0,5 m³/t la proporción de agua industrial utilizada en los procesos. Es conveniente mantener separados los circuitos del agua muy contaminada (agua de transporte, limpieza, regeneración y caída) y poco contaminada (agua de refrigeración de turbinas y bombas, agua de bloqueo y de lavado de gas, sobrante de condensado), ya que el agua poco contaminada (en Alemania, menos de 60 mgl DQO o 30 mg/l DBO5) puede verterse a los cursos de agua. En una fábrica bien gestionada, la cantidad de aguas residuales altamente contaminadas puede reducirse a 0,2 m³/t de remolacha; no debería superar los 0,5 m³/t, pues entonces deja de ser rentable la depuración de las aguas residuales. La contaminación va aumentada en el curso de la campaña, llegando a alcanzar valores de DQO de 6.500 mg/l o valores de DBO5 de 4.000 mg/l y más. Durante el procesamiento de la caña de azúcar se originan grandes cantidades de agua de lavado de la caña (hasta 10 m³/t) y de mezcla de condensado (agua de caída) en la condensación de vahos y en la refinación del azúcar de caña. Esta agua tiene que devolverse al circuito (gran demanda de terreno para estanques con aspersión, grandes inversiones en el caso de torres de refrigeración). Gran contaminación presentan el agua de lavado de la caña (260 a 700 mg/l DBO5), el residuo de filtrado (2.500 a 10.000 mg/l DBO5), el agua de limpieza del carbón decolorante y de las resinas de los intercambiadores iónicos en las refinerías (750 a 1.200 mg/l DBO5). Entre las aguas de limpieza se cuentan también las aguas residuales necesarias para limpiar los locales y las instalaciones de fabricación durante y después de la campaña, así como para la limpieza de los vehículos de transporte del azúcar. A esto se añaden, en caso de anomalías, aguas y jugos derramados (el jugo diluido tiene p. ej. un DBO5 de aprox. 80.000 mg/l), de modo que pueden presentarse valores de hasta 18.000 mg DBO5/l. Los descuidos son la causa principal de contaminaciones de aguas residuales superiores a las normales. En caso de una gestión cuidadosa de los procesos puede evitarse que estas aguas residuales sobrepasen valores de 5.000 mg DBO5/l. Contaminaciones orgánicas y pérdidas de azúcar reducidas en la mezcla de condensado (30 a 150 mg/l) sólo pueden conseguirse utilizando separadores en las conducciones de vahos.

El ordenamiento de la gestión del agua en una fábrica de azúcar debe tener como objetivo que la cantidad de agua contaminada que tenga que verterse o tratarse sea la mínima posible. De las medidas a tomar a nivel interno de la empresa, la recuperación del agua ocupa el primer lugar. Después de cerrar los circuitos, la gestión del agua debe disponerse de modo que las aguas pocas o apenas contaminadas y que no necesiten mayores tratamientos puedan verterse a los canales de desagüe.

Los procedimientos de depuración de aguas residuales que pueden aplicarse en las fábricas de azúcar dependen en gran medida de las particularidades locales. La depuración de las aguas residuales y las características de los circuitos a nivel interno de la empresa tienen una influencia determinante sobre el tamaño de las instalaciones y el grado de degradación alcanzable.

La depuración de las aguas residuales comienza con la eliminación mecánica de partículas en suspensión, antes de someterse a un tratamiento aerobio. El método de limpieza más sencillo y con mucho más deseable para el tratamiento de aguas residuales concentradas y contaminadas orgánicamente, procedentes de fábricas de azúcar, es su recogida en un sistema de estanques escalonados que trabaje según el principio del rebose. Se deja que las aguas residuales pasen por un proceso de autolimpieza. El tiempo necesario para una degradación suficiente de las aguas residuales escalonadas está determinado por los siguientes factores:

altura del nivel del agua en el estanque escalonado

superficie de las distintas lagunas

fondo del estanque/estanqueización suficiente respecto al subsuelo

condiciones climáticas

entradas de aguas externas.

La autolimpieza en el estanque escalonado en lagunas se produce tanto más rápidamente cuanto más bajo es el nivel del agua y cuanto más cálido es el clima durante los procesos de degradación. La altura de los escalones no debería superar 1,20 m en climas templados, pudiendo aceptarse 1,50 m en zonas subtropicales/tropicales (las de cultivo de la caña de azúcar). En caso de intensa evaporación, se produce una concentración de las sustancias componentes de las aguas residuales; por el contrario, en caso de entradas de aguas externas y de precipitaciones intensas se produce una dilución del agua residual estancada. Con una altura de las lagunas de 1 m y un tiempo de degradación de 6 a 8 meses pueden alcanzarse valores de 100 mg DBO5/l, lo que equivale a un agua parcialmente depurada por procedimiento biológico. En las zonas de cultivo de la caña de azúcar, aplicando una buena práctica de estanques escalonados puede conseguirse en el plazo de 5 a 6 meses una depuración biológica total, con un DBO5 inferior a 30 mg/l. Este procedimiento

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (33 Kb)  
Leer 20 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com