ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Acción De Gracias A Dios Por Un Nuevo año.


Enviado por   •  13 de Noviembre de 2013  •  732 Palabras (3 Páginas)  •  364 Visitas

Página 1 de 3

31 de diciembre del 2013.

“el Señor te bendiga y te protejas, ilumine su rostro sobre nosotros, te conceda su favor. El Señor se fije en ti y te conceda la paz.”

Que promesa más bella para despedir este año y recibir el próximo!

Antes de comenzar, doy gracias infinitas a Dios por tenernos aquí reunidos con vida y salud todo este tiempo. El pido al todopoderoso que nos ayude a través de estas palabras, a tomarlas como punto de partida para iniciar nuestra sincera conversión a él, Dios nos ayudara no tengas miedo que él nunca nos deja, ni nos dejara solos.

En primer lugar, esta celebración es un buen momento para hacer un balance de todo lo bueno y lo malo que hicimos este año que termina y también buen momento de ponernos propósitos para mejorar cada día más. Sé que este tiempo hubo muchos problemas, discusiones, peleas, lagrimas, pero lo que nos debe llenar de alegría es que pudimos levantarnos y superar esas barreras. Hoy, en este bello momento es necesario que miremos atrás para recordar esos errores y caídas que tuvimos pero nos quedemos ahí de lo contrario tomemos esto como lecciones para afrontar mejor el futuro y así hacer más leve los golpes de la vida.

Para seguir el orden o mejor dicho el hilo de esta celebración sería bueno y conveniente que nos preguntáramos: ¿qué ha hecho Dios por mí? hagamos pues, un examen de conciencia, en todo lo posible de moles respuesta y sino la encontramos tranquilos el señor a la medida de su tiempo nos iluminara.

En segundo lugar, es bueno que hoy antes de terminar este año podamos hacerlo en paz con el hermano, Se trata de la reconciliación con el hermano. Sé que cuesta pedir perdón, díganmelo a mí que yo vivo en un zoológico de hermanos de vida de seminario donde hay serpientes, monos, leones etc. Es duro sí, porque nos da duro abajarnos y agachar nuestra cabeza. Arrepintámonos de corazón para así reconciliarnos con el prójimo. Nuestro orgullo, nuestra soberbia y nuestro ego, nos hacen ver superior a los demás, cerrando nuestros ojos y nuestro corazón a la misericordia y el amor para con los demás. No nos dejemos llevar por el mal, el demonio nos susurra al oído: ¿para qué le vas a pedir perdón si fue el que tuvo la culpa? Pero que el señor reprenda esos pensamientos y nos dé un corazón de carne para poder pedir perdón con sinceridad.

Y en último lugar, es un buen momento para dar gracias a Dios por todos los beneficios recibidos tanto buenos como malos. Bien se, este año a más de uno de nosotros aquí reunidos nos pasó algo malo, y también sé que más de uno murmuro de ese mal que le paso ¿sí o no? Pues animo que Dios es misericordioso y nos perdona, claro está si nos arrepentimos de corazón. Demos gracias a Dios por ese acontecimiento malo que nos sucedió, ahora no lo entenderemos

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (4 Kb)  
Leer 2 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com