ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Edgar Morín Y "Los Siete Saberes Necesarios Para La Educación Del Futuro"


Enviado por   •  24 de Julio de 2011  •  1.129 Palabras (5 Páginas)  •  2.818 Visitas

Página 1 de 5

(Resumen)

En 1999 en el marco del proyecto transdisciplinario "Educación para un futuro sostenible", la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), solicitó a Edgar Morin que expresara sus ideas acerca de aquello que considera esencial para "la educación del futuro". El prestigioso pensador francés respondió a dicha invitación redactando siete principios clave que estima necesarios para reorientar el futuro de la enseñanza, todos ellos son propuestos en el contexto de su visón del "pensamiento complejo". Su contribución reconoce que para la preparación y construcción del porvenir es indispensable llevar a cabo cambios profundos en el pensamiento. Aquí un resumen de esta conferencia:

1. Una educación que cure la ceguera del conocimiento.

Todo conocimiento afronta siempre el riesgo del error y de la ilusión; el conocimiento humano es frágil y está expuesto a alucinaciones, a errores de percepción o de juicio, a perturbaciones y ruidos, a la influencia distorsionadora de los afectos, al imprinting de la propia cultura, al conformismo, a la selección meramente sociológica de nuestras ideas, etc. La educación del futuro debe tener en cuenta esta posibilidad. . El primer propósito de la educación del futuro será pues facilitar las condiciones para que los alumnos tengan la capacidad para asumir y corregir los errores e ilusiones del conocimiento y, al mismo tiempo, enseñarles a convivir con sus ideas, sin ser destruidos por ellas.

2. Una educación que garantice el conocimiento pertinente

Bien sabemos en esta sociedad caracterizada por la revolución de las comunicaciones, el aluvión de información existente, por lo cual se hace necesario discernir cuáles son las informaciones clave; es decir, promover una inteligencia general que atienda simultáneamente lo general y lo particular; a lo global, a lo multidimensional y a la interacción compleja de los elementos. Esta inteligencia general se construye a partir de los conocimientos existentes y de la crítica de los mismos. Su configuración fundamental es la capacidad de plantear y de resolver problemas. Para ello, la inteligencia utiliza y combina todas las habilidades particulares. El conocimiento pertinente es siempre y al mismo tiempo general y particular. En este punto, Morin introdujo una "pertinente" distinción entre la racionalización (construcción mental que sólo atiende a lo general) y la racionalidad, que atiende simultáneamente a lo general y a lo particular.

3. Enseñar la condición humana

Todos debemos reconocernos en una humanidad común y, al mismo tiempo, reconocer la diversidad cultural inherente a todo lo humano. Conocer el ser humano es situarlo en el universo y, al mismo tiempo, separarlo de él. Al igual que cualquier otro conocimiento, el del ser humano también debe ser contextualizado: Quiénes somos es una cuestión inseparable de dónde estamos, de dónde venimos y a dónde vamos; es nuestra cultura y la cultura de los demás que forman parte de la cultura en general. La educación pues deberá mostrar el destino individual, social, global de todos los humanos y nuestro arraigamiento como ciudadanos de la Tierra. Éste será el núcleo esencial formativo del futuro.

4. Enseñar la identidad terrenal

Es necesario introducir en la educación una noción mundial más poderosa que el desarrollo económico: el desarrollo intelectual, afectivo y moral a escala terrestre. La perspectiva planetaria es imprescindible en la educación. Pero, no sólo para percibir mejor los problemas, sino para elaborar un auténtico sentimiento de pertenencia a nuestra Tierra considerada como última y primera patria. El término patria incluye

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (7.4 Kb)   pdf (71 Kb)   docx (11.5 Kb)  
Leer 4 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com