ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Ensayo Libro 4 Acuerdos


Enviado por   •  29 de Julio de 2013  •  2.967 Palabras (12 Páginas)  •  400 Visitas

Página 1 de 12

ENSAYO LIBRO LOS 4 ACUERDOS

EL PRIMER ACUERDO

Sé impecable con tus palabras

Al comenzar este libro en un principio me pareció un tanto difícil de comprender por la terminología que se utilizaba basándose en culturas ancestrales, sin embargo conforme me fui adentro fui comprendiendo el mensaje que nos quería brindar la parte introductoria y realmente me comenzó a parecer interesante.

Es increíble entender como todo lo que somos hoy es producto del adiestramiento y el conjunto de creencias que se nos fueron inculcados desde que éramos muy pequeños, afortunada o desafortunadamente nosotros al nacer no tenemos la capacidad de elegir si no más bien aprendemos todo lo que nuestros seres superior llámense padres, maestros, religiones nos enseñan.

Vivimos en una sociedad automatizada y llena de reglas de comportamientos en donde todo se vuelve protocolos de conducta y si nos salimos de estos códigos entonces ya somos juzgados por la sociedad y lo más triste somos juzgados por nosotros mismos de la forma más dura que podemos.

En nuestros primeros años de vida aprendimos cómo comportarnos en sociedad: qué creer y qué no creer; qué es aceptable y qué no lo es; qué es bueno y qué es malo; qué es bello y qué es feo; qué es correcto y qué es incorrecto. Todo el conocimiento, todos los conceptos y todas las reglas sobre la manera de comportarse en el mundo.

Sin embargo cuando comenzamos a crecer y forjar un criterio propio de las cosas nos vamos dando cuenta que a pesar de no estar de acuerdo en muchas de las pautas que la sociedad o nuestros propios padres nos imponen tendremos que aprender a fingir ser lo que no somos porque nos da miedo que nos rechacen.

Y la peor ironía de la vida es ser dueños de nuestra vida pero no poder regirnos por nuestras propias creencias y ser unos títeres de la sociedad, el miedo a ser rechazados se ha convertido en un obstáculo demasiado grande de mover de nuestra vida y al final, acabamos siendo alguien que no queremos ser, nos convertimos en una copia de las creencias de mamá, las creencias de papá, las creencias de la sociedad y las creencias de la religión.

Desde que somos pequeños se nos dice que podemos y no podemos hacer y así vamos siguiendo ese patrón y transmitiendo ese mensaje de generación tras generación, cuando Papa o Mama decía: “No hagas esto y no hagas lo otro sí” entendemos que eso es lo correcto y salirnos de esa orden representaría fallarles

La domesticación es tan poderosa que, en un determinado momento de nuestra vida, ya no necesitamos que nadie nos domestique. No necesitamos que mamá o papá, la escuela o la iglesia nos domestiquen, estamos tan bien entrenados que somos nuestro propio domador. Somos un animal autodomesticado.

Con el paso de los años vamos construyendo nuestro propio libro de leyes de vida y el solo pensar en incumplirlas abre nuestras heridas emocionales, y reaccionamos creando veneno emocional. Esto se da debido a que todo lo que está en el Libro de la Ley tiene que ser verdad y cualquier cosa que ponga en tela de juicio lo que creemos nos hace sentir inseguros

Hay otra parte que de verdad me parece súper interesante todos los seres humanos tenemos una gran memoria, la cual debería ser utilizada en nuestro beneficio y sin embargo hacemos todo lo contrario pues esta gran memoria cuando cometemos una equivocación hace que nos juzguemos a nosotros mismos, nos declaremos culpables y nos castiguemos lo más duro posible y somos tan incongruentes que no entendemos que si las equivocación fuesen cuestión de justicia con haberlas cometido bastaría sin necesidad de lacerar con nuestro propio dolor cada vez que el recuerdo llegara a nuestra mente volviéndonos a castigar con los recuerdos.

Todos los acuerdos con los que hemos aprendido a vivir surgen del miedo y desafortunadamente este sentimiento requiere un gran gasto de energía, en cambio si nos dedicáramos a trabajar en los acuerdos que surgen del amor veríamos que nos ayudan a conservar nuestra energía e incluso aumentarla.

Es necesario comenzar a eliminar de nuestro libro de leyes todos acuerdos negativos con los que hemos crecido y comenzar a sustituirlos por 4 acuerdos positivos que nos ayudaran a encontrar un equilibrio en nuestra vida y no enseñaran como si se puede vivir sin tanto auto castigo.

El titulo del primer acuerdo realmente nos dice todo “Se impecable con tus palabras” parece súper simple pero es realmente difícil de ponerlo en práctica, porque nuestras palabras son un arma súper poderosa para crear o destruir cualquier cosa, mediante nuestras palabras expresamos nuestro poder creativo, nuestras intenciones se ponen de manifiesto, y sacamos lo que sentimos, en si muestra lo que realmente somos.

Cada una de nuestras palabras nos liberaran o esclavizaran, un claro ejemplo de ello es Hitler que con sus palabras logro convencer a una gran masa para cometer actos atroces por el simple hecho de la credibilidad que le dieron a sus palabras, nuestra mente es como un campo fértil en el que podemos sembrar cosas buenas o malas, creencias, conceptos, etc, esto solamente depende de que es lo que nosotros queramos sembrar

Todos los seres humanos nacemos con mentes fértiles y conforme vamos siendo educados y se nos van inculcados formas de vida y comportamiento vamos decidiendo que clases de semilla queremos sembrar, en necesario sin embargo recordar que todo lo que sentimos y decimos generalmente tiene una repercusión en nosotros mismos, es decir que aunque creamos que esto afecta directamente a la persona a la que deseamos hacer sentir mal en realidad va contra nosotros mismos.

Desafortunadamente la gran mayoría de las personas tenemos la grandísima capacidad de juzgarnos y culparnos de cualquier cosa y olvidamos ser impecables con nuestras palabras, lo cual implica olvidar asumir la responsabilidad de todo lo que sale de nuestra boca.

En este acuerdo se nos dice que ser impecable con nuestras palabras es precisamente no utilizarlas contra nosotros mismos, un ejemplo que me pareció importante mencionar es la parte en la que dice el libro que cuando vemos a alguien y lo llamamos estúpido en realidad el insulto va directamente hacia nosotros, porque esa persona nos odiara y su odio no será bueno para nosotros, es decir que si con mis palabras envió veneno emocional, las estoy utilizando en mi contra.

Hay que recordar que muchas veces es necesario utilizar nuestra energía de la forma correcta y procurar llegar a un acuerdo con nosotros mismos para ser impecable y con eso bastara para que la verdad se manifieste a través de nosotros y limpie todo el veneno emocional que hay en nuestro interior, pero esta tarea no resulta nada fácil nos cuesta demasiado encontrar ese punto de equilibrio y nos rehusamos hacerlo.

Vivimos en una sociedad en donde contar chismes se ha vuelto un estilo de vida y una forma de comunicación humana, esta modalidad la utilizamos generalmente para sentirnos cerca de otras personas y usualmente porque vemos que cuando alguien se siente tan mal como nosotros nos hace sentir un poco más ligeros, el libro menciona que a nadie le gusta estar solo en el infierno y por lo tanto siempre buscamos jalar a alguien más a ese sitio en el que yo me encuentro y no me siento bien para dividirle un poco de lo que yo siento.

Los chismes se han convertido en un virus informático que se propaga con gran facilidad y esto se debe a que como cualquier virus encuentra las condiciones optimas para su desarrollo, es decir personas insatisfechas con sus vidas, que nunca están contentas con lo que tienen, que gozan con el dolor ajeno, que disfrutan lanzando palabras al aire con tonos irónicos e intenciones malévolas, cuando uno de nosotros va y cuenta un chisme a otra persona esta otra persona lo propaga con alguien mas y asi hasta convertirlo en una epidemia que terminara por destruir a la persona o personas involucradas.

Solemos dar demasiada importancia a las opiniones de los demás y minimizamos las creencias que tanto trabajo nos han costado construir de nosotros mismos, pensamos que la gente tiene una mejor perspectiva de mi vida y por lo tanto le damos mayor credibilidad a lo que ellos opinen de nuestra vida, por ejemplo comienzas a salir con un chico nuevo y estas de lo más feliz, pero alguna de tus amigas, familiar etc, se le ocurre hacer un comentario negativo acerca de la apariencia de esa persona, que pasa que en automático comenzamos activar ese foco de molestia con la persona y empezamos a verlo ya con la imagen que la nuestro amigo o amiga nos vendió hasta el punto en que ya no nos sentimos cómodos ni lo vemos de la misma forma porque ahora estamos centrados en la aprobación y opinión que la gente le está dando a este chico y así nos sucede en casi todas las áreas de nuestra vida, estamos demasiado preocupados por lo que los demás piensen de mi y en su aprobación porque nuestra ley dice que si los demás lo ven erróneo entonces está mal.

Durante mucho tiempo las palabras de los demás nos han transmitido chismes, opiniones y creencias y gracias a esto no han lanzado hechizos difíciles de romper, por lo mismo hemos aprendido esa forma de comunicación y utilizamos esas mismas palabras con nosotros mismos, por ejemplo constantemente nos encontramos diciéndonos cosas negativas como: Estoy gorda, fea, no sirvo para eso o no seré lo suficientemente bueno.

Por lo tanto es fundamental que aprendamos como influyen nuestros pensamientos que salen en forma de palabras al exterior en nuestra vida y que es lo que provocan, si tan solo pudiéramos entender el poder de nuestras palabras muchos aspectos en general cambiáramos, en primer lugar cambios en nuestra manera de tratarnos y en nuestra forma de tratar a otras personas especialmente a las que más queremos.

Me gusto muchísimo esta frase y me gustaría citarla “La impecabilidad de tus palabras también te proporcionará inmunidad frente a cualquier persona que te lance un hechizo. Solamente recibirás una idea negativa si tu mente es un campo fértil para ella.”

Cuando nuestra autoestima es buena generalmente es porque el amor propio esta en el nivel adecuado y eso trae como resultado una mayor calidad en nuestras palabras y conversaciones internas, nos sentimos mejor, felices y en paz.

Como todo en la vida todo es cuestión de actitud y de querer o no querer hacer las cosas, generalmente estamos bloqueados por ideas erróneas que la gente a sembrado en nuestra mente fértil y lamentablemente se las compramos sin dudarlo tanto cuando debería ser lo contrario antes de creer en lo que los demás dicen que soy debemos echarnos un clavado a lo que yo creo que soy y fortalecer esa auto imagen , esa es la parte mas difícil de trabajar pues si nosotros no creemos fielmente en quiénes somos y lo capaces que somos entonces nuestras palabras dejaran de ser impecables y comenzaran a ser un arma de destrucción masiva.

Este principio es uno de lo más importantes que tenemos y que usualmente olvidamos alimentar, cuando aprendamos hacer impecables con nuestras palabras entonces slo entonces veremos que las cosas fluyen con más facilidad y que nuestra vida deja de ser tan complicada.

Las palabras que salen de las demás personas aunque parezca que nos aprecian a veces van llenas de mensajes con dolo que terminan por llevarnos al mismo infierno donde ellos se encuentran y esto simplemente porque les parece insoportable estar solos en ese sitio tan desagradable y dos porque tu brillo natural les molesta, entonces pensemos que es lo que queremos expresar verbalmente sin que sea falso y que realmente venga del corazón y de un trabajo continuo sobre nuestra autoestima y autoimagen.

EL SEGUNDO ACUERDO

“No tomarte nada personalmente”

No cabe duda que muchas veces conocemos y aprendemos las frases populares que con el paso del tiempo las generaciones nos van dejando, sin embargo esta frase tiene un peso demasiado pesado en nuestras vidas, pues hacemos exactamente todo lo contrario juramos que la gente de la que no somos de su agrado van por la vida tratando de hacernos daño y probablemente aunque así fuera eso no sería un problema nuestro sino de las creencias que esa gente ha forjado.

Uno de los motivos principales por los cuales estamos atrapados en esta telaraña de tomar las cosas de forma personal es la denominada importancia persona, esto se refiere a creer que el mundo gira alrededor nuestro y ver las cosas de forma tan egoísta creyendo que somos el centro del universo.

Somos educados aprendemos a tomar todas las cosas de forma personal y vamos así creyendo que somos responsables de todo y lo más triste de todo que nos explican a lo largo de este capítulo es que precisamente sucede todo lo contrario es decir nada de lo que los demás hacen es por nosotros, lo hacen por ellos, por sus propias ideas, ellos están en mundo completamente diferente al nuestro y cuando nos empezamos a tomar las cosas de forma personal entonces comenzamos a creer que esta persona sabe de nuestro mundo, creencias e ideas.

Pasa con frecuencia que la gente expresa sus opiniones acerca de nuestra forma de ser o vestir por ejemplo el “estas feo” “Eres muy enojón” y muchas más de estas etiquetas que finalmente forjan o refuerzan la imagen que tenemos de nosotros mismos nos lo tomamos personal pero en realidad se refiere a sus propios sentimientos, creencias y opiniones y con esas expresiones lo único que intento es enviarte su veneno y si decidimos tomarlo entonces lo volvemos parte nuestra.

Tomarnos las cosas de manera personal nos hace mucho más vulnerables a ser presas fáciles de gente que no es feliz y solo busca compartir su infelicidad y regar un poco de su miseria para no sentirse solo en el infierno que vive.

A este tipo de gente le resulta fácil atraparnos con una simple opinión, después alimentan con su veneno su acción y de nosotros depende si tragarlo o no.

Tomar las cosas personalmente ocasiona sentirnos ofendidos y reaccionamos defendiéndonos de la misma forma, porque nos sentimos vulnerables y tenemos miedo de ser humillados, las personas tenemos la gran desventaja de crear montañas donde puedo haber sido solo un grano de arroz, porque cuando alguien dice algo que atenta contra nuestra personalidad tratamos de defendernos y luchamos por tener la razon

También solemos esforzarnos en demostrarles que tienes razón dando tus propias opiniones. Del mismo modo, cualquier cosa que sentimos o hagamos no es más que una proyección de tu propio sueño personal, un reflejo de tus propios acuerdos. Lo que dices, lo que haces y las opiniones que tienes se basan en los acuerdos que tú has establecido, y no tienen nada que ver conmigo.

Insisto que los dos acuerdos que se han mencionado hasta el momento están basados en trabajar sobre nuestra autoestima, pues de eso depende mucho el comportamiento y la importancia que le damos a lo que la gente piense y opine de mí.

Debemos trabajar en la siguiente frase “No, no me lo tomo personalmente. Pienses lo que pienses, sientas lo que sientas, sé que se trata de tu problema y no del mío”, pues cuando aplicamos esta frase en nuestra vida podremos ver que es su manera de ver el mundo y no debemos darle importancia a lo que la gente diga de nosotros, ellos tienen su propia perspectiva y finalmente lo que opinen esta mas relacionado con ellos no tanto conmigo.

Ni siquiera las opiniones que tenemos sobre nosotros mismos son necesariamente verdad; por consiguiente, no tenemos ni la menor necesidad de tomarnos cualquier cosa que escuchemos en nuestra propia mente personalmente. La mente tiene la capacidad de hablarse a sí misma, pero también tiene la capacidad de escuchar la información que está disponible de otras esferas. Quizás a veces, cuando escuchamos una voz en nuestra mente, nos preguntemos de dónde proviene. Es posible que esta voz provenga de otra realidad en la que existan seres vivos con una mente muy similar a la humana.

Algunas veces si no es que la mayoría cuando tomamos las cosas de forma personal estamos expuestos a sufrir por nada, y es increíble ver como los seres humanos somos adictos al sufrimiento, tenemos tan arraigada la idea que sin dolor no hay ganancia que vivimos tratando de auto provocarnos ese sufrimiento y usualmente utilizamos la herramienta que mas tenemos a la mano que son la opiniones ajenas.

Lo más triste es que nos apoyamos los unos a los otros no para progresar si no para ayudarnos a provocarnos dolor los unos a los otros.

El parte sentimental sucede mucho que comenzamos a salir con gente que no hace más que ver todo lo negativo de nosotros o decirnos que piensa acerca de nuestra forma de ser o actuar pero no nos trata con amor ni respeto si esa persona no se va sola lo más probable es que soportemos muchos años su trato, que se marche quizá resulte doloroso un tiempo, pero finalmente un día nuestro corazón sana y entonces elegiremos lo que de verdad queremos en nuestra vida.

Lo más importante de este acuerdo es entender que lo verdaderamente importa no es lo que los demás opinen de mi si no lo que yo sé que soy y aprender a dejar ir esas palabras que nos lastiman y eso solo se logra no tomando nada personal.

...

Descargar como  txt (17.1 Kb)  
Leer 11 páginas más »
txt