ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Examen OCI.


Enviado por   •  7 de Mayo de 2016  •  Examen  •  2.029 Palabras (9 Páginas)  •  434 Visitas

Página 1 de 9

INTRODUCCION


Teniendo en cuenta este escenario, es evidente la relevancia de comprender los problemas nutricionales desde distintas perspectivas con el fin de prevenirlos y tratarlos de manera más efectiva, y una de las formas de hacer una aproximación a dicha comprensión es desde el punto de vista de la familia si se tienen en cuenta situaciones tan ambivalentes que ubican a la familia como un agente causante, mientras que en otras, es ella la que se adapta y padece la enfermedad y sus consecuencias, en otras palabras, es vista la familia como víctima y como culpable, como bloqueadora o como recurso favorecedor del tratamiento. El mundo actual se ve con preocupación al crecimiento paulatino pero incontrolado del exceso de peso representado en un, cada vez mayor, número de niños y niñas que presentan sobrepeso y obesidad, sin distingo de nivel socioeconómico, raza y género. Hacerle frente a este problema de malnutrición implica, de un lado, prevenirlo en menores que no lo padecen, y del otro, buscar los mecanismos y estrategias para tratarlo en los millones de niños y niñas que lo sufren. Resumiendo, en esta investigación, la concepción de la prevención y el tratamiento del problema de obesidad infantil se generaliza en la familia y en el medio escolar, que deben prestar más atención a lo que se ha venido calificando. Hay que hacer camino en este sentido y el presente trabajo, se propone dar un paso adelante buscando detectar relaciones entre el estado nutricional de niñas y niños.





OBJETIVOS GENERALES


1. Determinar las causas del alto índice de obesidad en niños y adolescentes. 
2. Exponer los problemas que trae la obesidad en un tiempo determinado.


OBJETIVOS PARTICULARES



1. Proporcionar información adecuada sobre la obesidad infantil.

MARCO TEÓRICO


El trastorno nutricional de mayor relevancia en la actualidad, es la obesidad infantil y juvenil por cuanto afecta no solamente la salud presente de quienes la sufren, sino la salud futura de la gran mayoría de ellos, acarreando unos costos sanitarios, sociales y de productividad, incalculables. Se puede definir la obesidad como un trastorno de tipo metabólico, caracterizado por un exceso de grasa corporal que afecta negativamente la salud de la persona y es producto de un balance positivo de energía, es decir, la que se ingiere a través de los alimentos es superior a la que se gasta en promedio cada día. Dicho exceso calórico puede deberse a una reducción en el gasto, o a un aumento en el consumo, o a ambos. Estas circunstancias se dan por diversos factores: alimentarios, de actividad física, hereditarios, metabólicos, hormonales, psicosociales y ambientales pero la mayor parte de los casos, en gran medida se relacionan con los estilos de vida respecto a dos fundamentales: la alimentación y la actividad física; incluso son frecuentes ciertos errores dietéticos en las familias como favorecer el aumento de peso en los y las menores al incitar el aumento de ingesta calórica, como la obsesión para que coman mucho, o el estimularles las buenas conductas con gratificaciones de golosinas, chucherías, o bebidas
azucaradas. Desde el punto de vista teórico, la obesidad se define como un exceso de grasa del organismo en relación al valor esperado para la edad, la talla y el sexo de cada sujeto. Lo más preocupante no es que las cifras vayan en aumento sino que dicha obesidad se está presentando desde la más tierna edad, con un pronóstico grave para los niños y las niñas que la padecen, porque tienen una altísima probabilidad de ser adultos obesos, con patologías secundarias, que diezmarán su salud, su productividad y su calidad de vida. Desde diferentes ópticas muchos estudios se han realizado para esclarecer los condicionantes del sobrepeso y la obesidad. Algunos por ejemplo, han encontrado que el retardo de crecimiento intrauterino y el retraso del crecimiento durante la infancia temprana, seguido por una ganancia acelerada de peso durante la niñez, se relaciona con el desarrollo de obesidad en la edad posterior.

Especialistas conciben la obesidad infantil como un acelerador de las enfermedades de la adultez y plantea que en el futuro los adultos jóvenes y los adultos sufrirán tantas enfermedades como no se ha visto jamás y que la mayoría de padres y madres sufrirán enfermedades crónicas que afectarán a sus hijos, y el sistema de salud sufrirá las consecuencias en término de finanzas, de tiempo y de personal dedicado a la atención de pacientes, además de que la duración de la hospitalización por patologías asociadas con la obesidad, será más prolongada que las tasas generales.

La obesidad como una enfermedad crónica y metabólica compleja caracterizada por un incremento excesivo de grasa corporal a partir de un desequilibrio energético positivo sostenido en el tiempo, entre la energía o las calorías consumidas en la dieta y el gasto energético total promedio diario no ha sido concebida de manera unívoca por la comunidad internacional, sin embargo ha tenido una base muy generalizada para su identificación, el índice de Masa Corporal (IMC) y dicho desequilibrio es debido, en gran medida a los cambios sociales que han conllevado una mayor disponibilidad de alimentos.


El estudio incluye las siguientes variables:
• Socio-demográficas: edad y género; tipo de colegio, personas con las que convive el niño o la niña, estilo educativo parental según la percepción de los adultos y según la percepción de su hijo/hija 
• Antropométricas: peso, talla o estatura. La muestra se recogió en los centros educativos por facilidad y esta situación se aprovechó para discriminar por tipo de colegio –público, concertado y privado- con el fin de relacionarlo con el estado nutricional y las variables independientes bajo el supuesto de que pudiera estar afectado por el nivel socioeconómico y que pudiera aportar alguna diferencia, teniendo en cuenta que la obesidad, aunque afecta a todos los estratos sociales y económicos, tiene mayor relación con la pobreza, definida ésta como la situación de la población que padece escases  de recursos y que sufre un acceso limitado y dependiente de ellos.









CONCLUSIONES


La prevalencia y magnitud de los trastornos metabólicos asociados al sobrepeso se correlacionan con el mayor desarrollo del tejido adiposo o graso, que en la población infantil se ha determinado que alrededor del 30% de grasa corporal sería un punto de corte crítico para el riesgo de presentar hipercolesterolemia, valores elevados de presión arterial e hiperinsulinismo, conducente a diabetes.
Los problemas educativos derivados de largas horas de ausencia de padres y madres del
hogar, ha generado una creciente ola de obesidad infantil debido a una inadecuada alimentación y a otros problemas de socialización y comunicación que hacen como prioritaria la búsqueda de soluciones para esta situación.
La obesidad es una enfermedad de origen multifactorial pero a la vez es un 
factor de riesgo de muchas y graves enfermedades en prácticamente todos los sistemas del organismo, afecta a todos los niveles socioeconómicos pero con preferencia a los bajos, asociada a malnutrición, es decir, a situaciones carenciales de proteínas, vitaminas y minerales debido a problemas de educación y a la limitada posibilidad de consumir alimentos de alto valor proteico, frutas y hortalizas, en consumo con patrones de actividad física indeseables, así como  las condiciones genéticas y familiares.

...

Descargar como (para miembros actualizados) txt (13 Kb) pdf (157 Kb) docx (57 Kb)
Leer 8 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com