ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

PROGRAMA HONORES


Enviado por   •  16 de Diciembre de 2014  •  415 Palabras (2 Páginas)  •  919 Visitas

Página 1 de 2

Buenos días a todos!

• Hoy 24 de noviembre de 2014 corresponde al 6° A realizar los honores a nuestros símbolos patrios, y los invitamos a todos ustedes que con respeto y orgullo demostremos el amor a estos símbolos que nos identifican como mexicanos.

Recibamos con respeto a la Bandera Nacional.

¡Atención todos!

• Nuestra bandera es la representación del mexicano tenaz y responsable por lograr y mantener su libertad.

Nuestro himno nacional es el canto de la historia de México y nos llena de emoción pronunciar sus lindos coros.

Con entusiasmo entonemos el Himno Nacional dirigido por nuestra maestra de grupo.

• La Bandera de México es baluarte de nuestra identidad nacional y sobre todo, símbolo de unidad y de soberanía.

Con respeto despidamos a nuestra Enseña Nacional.

Atención todos!

Honores al Escudo de Armas de Tamaulipas entonando todo su himno con gran orgullo y el saludo correspondiente.

• En estos momentos despedimos al Escudo de Armas de Tamaulipas con el valor de ser mexicanos y tamaulipecos.

---Cantemos el himno a nuestra escuela que nos identifica como alumnos de la escuela

• Efemérides de la semana por

• Valor del mes de noviembre “El perdón ” por

• El grupo de sexto A agradece a todos ustedes su atención y respeto en esta significativa ceremonia.

El perdón

El perdón nace en el sujeto que recibió la ofensa, pues sólo en esta calidad puede liberarse de los posibles resentimientos que tenga contra el agresor. Debemos de saber que el perdón, como liberación, es fruto de la voluntad de cada individuo. No se puede obligar a perdonar porque esta acción recae en la voluntad, que aún con castigos, no hace lo que otros decidan sino lo que el agredido delibera hacer.

El ofensor no puede perdonar, porque la ofensa no recayó en él, sino que de él se originó. Por tanto, el perdón depende de quien recibe la ofensa y es un acto de la libertad y de la caridad.

Cuando perdonamos ejercemos la caridad en un grado mayor, pues, si la caridad es amor, y el amor es el deseo del bien del otro, le hacemos un bien a nuestro ofensor cuando lo liberamos de nuestro resentimiento y posible violencia. Esto no significa que haya que renunciar a la justicia o al castigo merecido, sino que, con el perdón mostramos nuestra disposición a hacer el bien.

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (2.4 Kb)  
Leer 1 página más »
Disponible sólo en Clubensayos.com