ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

PROCESO DE EVOLUCION DE LA CLONACION


Enviado por   •  27 de Junio de 2011  •  1.870 Palabras (8 Páginas)  •  2.085 Visitas

Página 1 de 8

Universidad de los Andes

Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas

Escuela de Derecho

Departamento de Metodología de la Investigación y Filosofía del Derecho

PROCESO DE EVOLUCION DE LA CLONACION

Autoras:

Angri Cuellar C.I.24.196.169

Génesis Correa C.I 22.987.053

Rosa Briceño C.I 21.331.548

Verónica Duran C.I.24.931.827

Profesora: Zandra Araujo

Sección: 23

PROCESO DE EVOLUCION DE LA CLONACION

En el año 1938 aparece la idea de utilizar una técnica de transferencia de núcleos en embriología experimental cuando Spemann propuso esta técnica para estudiar el papel relativo que el núcleo y el itoplasma juegan en el control de los primeros momentos del desarrollo embrionario.

Debieron pasar muchos años hasta que la hipótesis de Spemann se verificara, por primera vez, en anfibios. Los resultados positivos obtenidos en anfibios, estimularon las investigaciones posteriores en mamíferos de laboratorio (ratón) y de granja (oveja, vaca y cabra).

La manipulación genética de mamíferos ha pasado por un intenso estudio que ha ido evolucionando al pasar los siglos; de hecho, el 5 de junio de 1996 fue clonado el primer mamífero, la oveja Dolly, a partir del ADN derivado de una adulta en vez de ser el ADN de un embrión, pero aunque Dolly tuvo una apariencia saludable y fue idéntica a la oveja donante, envejeció antes q una oveja normal y por ello le practicaron la eutanasia el 14 de febrero del 2003.

En 1998, las técnicas de clonación en mamíferos quedaron validadas y ratificadas con la obtención, también a partir de células adultas, de ratones y bovinos clónicos. Por último, en 1999, se anunció la obtención de cabras clónicas.

Con todo, fue el éxito obtenido en ratón la especie biológica experimental modelo para el estudio del desarrollo en mamíferos, el que llevó al propio doctor Solter, como representante cualificado de la comunidad científica, a decir "Dolly ya no está sola". Todo ello ha llevado a aceptar que la clonación puede ser técnicamente posible en la especie humana.

Como es sabido, cuando una técnica se pone a punto en un animal doméstico o de laboratorio, sólo es cuestión de tiempo y dinero el que pueda ser aplicada a humanos.

Si bien se reconoce como positivo el avance del conocimiento y del bienestar, es igualmente consciente de que pueden acarrear problemas ambientales, y amenazar valores y creencias importantes para la cohesión social.

Evidentemente, un individuo clónico (aparte de no ser totalmente idéntico al original, por las razones ya apuntadas) tendría su propia individualidad, y es absurdo hablar en este sentido de "fotocopias humanas" (sobre todo en lo referente al carácter y conducta).

Además existe el principio ético básico de nuestra cultura: los seres humanos son fines en sí mismos, y no pueden ser medios para otros fines, por muy loables que éstos sean (incluyendo el avance científico).

El debate de la clonación (junto con otros avances derivados de la biotecnología) va a ser un buen campo para poner a prueba la capacidad de nuestras sociedades para discutir racional y democráticamente sobre la posibilidad de encauzar la tecnología.

Es probable que muchas de las iniciativas en pos de la prohibición de la clonación en seres humanos provengan no sólo de la ignorancia sino, asimismo, del temor a las consecuencias. El miedo a la tiranía es un elemento importante entre los integrantes de la sociedad y debe ser considerado.

En una sociedad libre, la propuesta de prohibir determinados actos y crear nuevos delitos debe demostrar, previamente y en términos seculares, que la conducta punible (prohibida) causa o puede causar un daño real y sustancial al público. Esto, hasta el momento, no ha sido demostrado en lo que respecta a la clonación de seres humanos.

Existen órganos o tratados que regulan la manipulación genética de los seres vivos como lo es la constitución de la República Bolivariana de Venezuela (1999) en el artículo 127 señala “el genoma de los seres vivos no puede ser patentado”

En este ámbito encontramos escasos documentos que expresamente prohíben la clonación, ya que la mayoría sólo se refieren a la reproductiva sin hacer distinción alguna sobre la terapéutica.

Como lo es el Convenio para la protección

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (9.5 Kb)   pdf (80.6 Kb)   docx (13 Kb)  
Leer 7 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com