ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Filosofos Tales de Mileto


Enviado por   •  10 de Julio de 2018  •  Apuntes  •  2.638 Palabras (11 Páginas)  •  40 Visitas

Página 1 de 11

Tales de Mileto: viajó mucho por el mundo. Se cuenta de él que midió la altura de una pirámide en Egipto, teniendo en cuenta la sombra de la misma, en el momento en que su propia sombra medía exactamente lo mismo que él. También se dice que supo predecir mediante cálculos matemáticos un eclipse solar en el año 585 a.C. Opinaba que el agua era el origen de todas las cosas.

Anaximandro: pensaba que nuestro mundo simplemente es uno de los muchos mundos que nacen y perecen en algo que él llamó “lo indefinido”. Al igual que Tales buscó el elemento primordial y básico a partir del que se ha generado la realidad; pero a diferencia de él consideró que dicho elemento no podía estar constituido por ninguno de los elementos conocidos, como el agua, ni tampoco por ninguna clase particular de materia. Si ese primer elemento era la causa material de todo lo existente había de ser la causa, por lo tanto, de toda materia particular, por lo que dicho principio no podía identificarse con ninguna materia particular.

Anaxímenes: opinaba que el origen de todo era el aire o la niebla; que el agua era aire condensado y que cuando el agua se condensa más se convertiría en tierra; pensaba que el fuego tenía que ser aire diluido y que tanto la tierra el agua y el fuego tenían como origen el aire.  Anaxímenes creía que lo percibido y lo sentido, todo aquello material, no era más que una cuestión de cantidad; la calidad no es más que cantidad, es decir, lo cualitativo se sustenta en lo cuantitativo, en armonía con el espíritu materialista de su escuela. Es más, para Anaxímenes el aire es dios y también, nuestra propia alma.

Parménides: Pensaba que todo lo que hay ha existido siempre; todo lo que existe en el mundo es eterno y que nada puede surgir de la nada y que algo que existe tampoco se puede convertir en nada; pensaba que ningún verdadero cambio era posible; es considerado por muchos eruditos como el miembro más importante de la escuela eleática, e incluso de todos los Filósofos presocráticos.

Heráclito: Pensaba que los cambios constantes eran los rasgos de la naturaleza; dijo que todo está en movimiento y nada es eterno. Señalo el hecho de que el mundo está caracterizado por constantes contradicciones; dijo que tanto el bien como el mal tienen lugar en el TODO; (se guió por los sentidos). Está muy interesado en la vida comunitaria de la polis y todas sus obras conservadas tienen aspectos visiblemente políticos.

Empédocles: Decía que Heráclito y Parménides estaban equivocados; él llegó a la conclusión de que no solo hay un elemento; pensaba que la naturaleza tiene 4 elementos a los que llamó “aire, tierra, fuego y agua”; decía que nada cambia si no que los 4 elementos se mezclaban y volvían a separarse; nombro a 2 fuerzas llamadas Amor y Odio: que el amor unía y el odio separaba; pensaba que nuestros ojos estaban formados por esos 4 elementos.


Anaxágoras: El no aceptó la idea de que la tierra, el aire, el fuego y el agua se pudieran convertir en sangre o hueso; opinaba que la naturaleza estaba formada por piezas minúsculas, las cuales el ojo no las podía captar, decía que todo puede dividirse todavía en algo más pequeño; se imaginaba una fuerza que pone orden a la que llamo “ESPÍRITU o ENTENDIMIENTO”; vivió en Atenas y decía que el Sol no era un Dios, sino una masa ardiente; él se interesaba por la Astronomía y decía que todos los astros estaban compuestos de la misma materia que la Tierra, llegó a esta conclusión después de estudiar un Meteorito.


Demócrito: el último filósofo de la naturaleza. Opinaba que todo está construido por piezas pequeñas indivisibles, eternas e inalterables, a las que llamó “átomos”. Los átomos tenían que ser fijos, macizos y no eran idénticos entre sí. Cuando un cuerpo muere esparce los átomos y pueden ser reutilizados por otro cuerpo. Era materialista ya que pensaba que todo lo que existía eran átomos y espacio vacío, sólo creía en lo material.

Hipócrates: fue un médico de la Antigua Grecia que ejerció durante el llamado siglo de Pericles. Es considerado una de las figuras más destacadas de la historia de la medicina y muchos autores se refieren a él como el «padre de la medicina en reconocimiento a sus importantes y duraderas contribuciones a esta ciencia como fundador de la escuela que lleva su nombre. Esta escuela intelectual revolucionó la medicina de la Antigua Grecia, estableciéndola como una disciplina separada de otros campos con los cuales se la había asociado tradicionalmente (notablemente la teúrgia y la filosofía), convirtiendo el ejercicio de la medicina en una auténtica profesión.

Sócrates: Fue el verdadero iniciador de la filosofía en cuanto que le dio su objetivo primordial de ser la ciencia que busca en el interior del ser humano. El método de Sócrates era dialéctico: después de plantear una proposición analizaba las preguntas y respuestas suscitadas por la misma. Sócrates describió el alma como aquello en virtud de lo cual se nos califica de sabios o de locos, buenos o malos, una combinación de inteligencia y carácter.

Tuvo gran influencia en el pensamiento occidental, a través de la obra de su discípulo Platón. La base de sus enseñanzas y lo que inculcó, fue la creencia en una comprensión objetiva de los conceptos de justicia, amor y virtud; y el conocimiento de uno mismo. Creía que todo vicio es el resultado de la ignorancia y que ninguna persona desea el mal; a su vez, la virtud es conocimiento y aquellos que conocen el bien actuarán de manera justa.

Platón: Lo eterno y absoluto. Este es el tema que ocupó al gran discípulo de Sócrates. Platón (427-347 a. C.) sintió la fascinación por un tipo de realidad a la que desde lo más íntimo de nuestro ser aspiramos. Profundamente insatisfechos en nuestra condición de "prisioneros de la caverna" aspiramos a otra vida más plena y afín a nuestro ser esencial. El mundo eterno de las Ideas será el fundamento objetivo, "alimento de las alas de nuestra alma", como nos dice Platón en Fedro, en el que nuestra Razón debe sustentarse para alcanzar los tres grandes propósitos de la vida: la Verdad, el Bien (que para Platón se cifra en el bien individual y social) y la Belleza.  

     

Aristóteles: Su filosofía se caracteriza por ser un movimiento filosófico y científico basado en la experimentación. Concepción revolucionaria. En un panorama filosófico denominado por la ciencia del mundo exterior y la cosmología, creó un concepto de la sociedad, de la realidad y del hombre totalmente diferente. Enfatizó la transformación de su sociedad política porque afianzó la libertad democrática en su obra "Las Constituciones de Atenas", contra Filipo de Macedonia, quien reaccionó ordenando su muerte, ya que vislumbró que la democracia terminaría por derrotar al totalitarismo. Su gran revolución ideológica la hace precisamente en el campo de la teoría del conocimiento. Contra todos los filósofos que presumían la validez del conocimiento, él dice que sin experimentación no hay verdad.

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (16.1 Kb)   pdf (121.4 Kb)   docx (16.9 Kb)  
Leer 10 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com