ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

No Oyes Ladrar Los Perros


Enviado por   •  25 de Febrero de 2013  •  406 Palabras (2 Páginas)  •  3.077 Visitas

Página 1 de 2

El cuento “No oyes ladrar los perros” forma parte de la colección de cuentos El llano en llamas que fue escrita en 1953 por el autor mexicano Juan Rulfo. Rulfo es originario de Sayula, Jalisco y fue uno de los grandes escritores latinoamericanos del siglo XX, que pertenecieron al movimiento literario denominado realismo mágico, en donde se presenta una combinación de realidad y fantasía.

La historia tiene varios temas, entre ellos el fatalismo, la relación filial, la decepción y la muerte.

Estructura:

El cuento se trata de un hombre que va cargando sobre sus hombros el cuerpo herido de su hijo delincuente y van en busca de un pueblo tratando de salvarle la vida. Durante su búsqueda el padre reniega de el por la vergüenza que le ha causado toda la vida, y de que solo lo está ayudando por la memoria de su difunta esposa. Al llegar al pueblo, le vuelve a reclamar que ni para eso lo pudo ayudar ya que el hijo ha muerto.

El punto de vista es de un narrador omnisciente.

El tiempo es corto, pues podemos asumir por la aparición de la luna que aproximadamente el tiempo transcurrido es de un día.

El espacio es indefinido pues van caminando sobre la orilla de un arroyo en el campo.

La historia se desarrolla en el campo y durante la noche van en busca de un pueblo detrás de un cerro. Por el sudor del padre, se asume que hace mucho calor y que el terreno por donde van está lleno de piedras. Podemos asumir que el ambiente es de pobreza.

Partes:

Exposición

Resolución

Punto decisivo

Clímax

Desenlace

El lenguaje utilizado en el cuento es descriptivo y tradicional el cual nos indica que la historia representa la literatura latinoamericana, pues se habla de perros, heridos, del campo, de un pueblo, de la muerte, de lo bueno y de lo malo. También se menciona el fuerte apego por la familia. El autor apela a los sentidos del lector como visual, de tacto y auditivo. También utiliza el misterio, pues al final nos deja con la incertidumbre de saber si Ignacio falleció o solo se desmayó.

La nota predominante es la tragedia y la relación de padre e hijo.

Unidad

Interpretación

De acuerdo a la definición del cuento, No oyes ladrar los perros se puede determinar como un buen cuento, ya que este tiene un número limitado de personajes, dos para ser exacto, y es una narración breve que imparte una sola impresión.

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (2.3 Kb)  
Leer 1 página más »
Disponible sólo en Clubensayos.com