ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Nuestros Sentidos Nos Dicen Que Una Mesa Es, Por Ejemplo, Un Objeto sólido; La Ciencia Nos Dice Que Una Mesa Es, Principalmente, Espacio Vacío. Por Lo Tanto, Dos Fuentes De Conocimiento Originan Resultados En Conflicto. ¿Podemos R


Enviado por   •  6 de Julio de 2013  •  1.739 Palabras (7 Páginas)  •  597 Visitas

Página 1 de 7

Nuestros sentidos nos dicen que una mesa es, por ejemplo, un objeto sólido; la ciencia nos dice que una mesa es, principalmente, espacio vacío. Por lo tanto, dos fuentes de conocimiento originan resultados en conflicto. ¿Podemos reconciliar tales conflictos?

Desde la aparición del hombre nuestros sentidos han sido la base para la obtención de conocimiento de todo lo que nos rodea y paralelo a esto hemos venido evolucionando. Nuestra percepción depende de estos, y muchas veces resulta ser considerada por nosotros como nuestra única fuente de conocimiento y como única herramienta para explicar el mundo exterior. Dudar de la información que brinda la percepción me resulta casi imposible si es que no se me presenta información con suficientes bases que lo contradigan las que normalmente pertenecen a la ciencia, que muchas veces pone en tela de juicio lo que creemos es verdad. Originando un conflicto entre resultados de dos fuentes de conocimiento que luchan por ser consideradas como verdad cuando ambas lo son pero ambas necesitan de la otra para serlo, constituyendo una sola. En lo que sigue del ensayo explicaré de manera asertiva mi posición positiva frente a la reconciliación de conflictos originados por la contradicción de resultados de dos fuentes de conocimiento; empezando por la percepción y ciencia como fuente de conocimiento, para luego explicar la relación de estas dos fuentes con nuestra realidad el objetivo de cada una frente al mundo y finalmente el complemento de ambas para la obtención de conocimientos.

Según, Heck1, la percepción es un fundamento de nuestro conocimiento del mundo empírico; pues la percepción nos aporta información y conocimientos de todo los que nos rodea, pero como todo conocimiento empírico producto de la percepción este es falible. Dicho interpretación se complementa con la experiencia de cada actor de conocimiento al que la percepción sensorial a través de los sentidos como la vista, el olfato, el oído y el tacto le proporciona información de su mundo exterior. Los sentidos nos permiten percibir olores, texturas, estados como líquido, gaseoso y “sólido”. El último concepto relacionado fundamentalmente con el tacto y la observación, el resultado de nuestra primera fuente de conocimiento a analizar: percepción sensorial. Que entra en conflicto con el concepto de vacío dado por la ciencia. Considero que algo sólido no es vacío y que algo vacío no es sólido. Como sujeto congnoscente considero al vacío como un espacio en el que no podemos percibir algo; sin embargo, para la ciencia es un espacio con poca energía. La ciencia es un conjunto de ideas construido por el hombre con el deseo de interpretar el mundo construyendo al mismo de manera artificial. Esta interpretación que nos da la ciencia se caracteriza con el conocimiento racional, sistemático, exacto, verificable y por consiguiente falible.

Según Kunh3 la ciencia no da conocimientos de una realidad existente independientemente; es decir, que es imposible obtener conocimiento del mundo en sí o que cada conocimiento depende del paradigma que uno adopte. Así mismo Kant, afirma que las cosas no cuentan con propiedades intrínsecas, sino nosotros somo quiénes le asignamos dichas propiedades a base de nuestra experiencia constituyendo así mundos fenomenales construidos de conceptos humanos y percepción sensible, que varían según el cambio de los paradigmás. Tal es el caso de la teoría egocéntrica: “el universo gira alrededor de la Tierra” aceptada hasta la aparición y comprobación de la teoría heliocéntrica: “La Tierra y demás estrellas giran alrededor del sol”, dicho cambio de paradigma trajo consigo el cambio de conceptos humanos como que el hombre era el centro del universo.

En la percepción existen límites y soy consciente de aquello pues muchas veces me ha sido engañosa, como lo ha sido con el ser humano desde que apareció en el mundo. Por ejemplo, día a día veo como el sol aparece detrás de los cerros y se esconde por el horizonte, luego a parecen la luna y la estrella dando la idea que aquellos astros giran alrededor de la Tierra, y que esta permanece inmóvil. Sin embargo, dicha fenómeno fue explicado con la teoría heliocéntrica que encontró la respuesta de los hechos y objetos observables. Sin ir demásiado lejos, la experiencia de una sesión de TDC nos mostró lo engañosa que es nuestra percepción. En aquella ocasión, el profesor nos mostró una serié de ilusiones ópticas como la clásica espiral negra sobre fondo blanco, donde solo bastó acercarme un poco y retroceder para crear aquella ilusión de mis sentidos que me decían que la espiral estaba girando; pero no fue más que una ilusión y lo que me dijo mi percepción un error, y entonces me surge una pregunta: ¿Acaso el hombre no será más que una ilusión de nuestros sentidos?

A pesar de lo confusa de nuestra percepción, la ciencia considera con gran relevancia a nuestro quizás sentido más importante. Así pues, considero que la observación es la base de toda investigación científica pues si no partimos de la realidad no tiene sentido averiguar acerca de hechos que no “existen” más que en nuestra imaginación; es como si buscáramos la explicación de la existencia del bien y del mal que no son más que conceptos humanos y abstractos, más no objetivos. Es por esto que cuando abrimos un libro científico se menciona que el proceso de obtención de conocimientos se inicia y culmina con la observación para la comprobación de teorías que validan nuestro conocimiento. Dicho proceso es necesario pues tal como lo

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (10.8 Kb)  
Leer 6 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com