ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

ANALISIS PROCESO CONSTITUCIONAL EN VENEZUELA 1999


Enviado por   •  25 de Junio de 2013  •  1.647 Palabras (7 Páginas)  •  851 Visitas

Página 1 de 7

ANÁLISIS SOBRE EL PROCESO CONSTITUYENTE EN VENEZUELA DE 1999.

El Proceso Nacional Constituyente llevado a cabo en Venezuela es el primero por las novedosas características que se implementó, es por ello digno de ser estudiado para fomentar una mayor participación de sectores vivos de un país, y para comenzar a describir un poco que es el proceso constituyente en Venezuela voy a comenzar por sus antecedentes, todo comenzó con la derrota y caída de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez en 1958, se empieza a consolidar la Democracia Representativa en Venezuela conducida por los partidos políticos firmantes del “Pacto de Punto Fijo”, quienes elaboraron una Constitución aprobada en 1961, este nuevo sistema de gobierno fue un gran ejemplo de construcción de democracia y estabilidad en la región, pero al transcurrir las décadas su dirigencia política se fue corrompiendo de forma descarada, marginando y sumiendo a gran parte de la población en la pobreza y a finales de los 80 se fue aplicando políticas neoliberales que ocasionaron fuertes protestas en el denominado “caracazo”. A partir de entonces, y sin dudar que aquel sistema nunca funcionó, comienza a sentirse el franco deterioro de la democracia venezolana, que se refuerza con la creciente ola de corrupción e ineficacia institucional y los serios problemas de funcionamiento del aparato estatal. La crisis social y los continuos encontronazos entre las fuerzas políticas, gobernantes y la sociedad civil desencadenarían un profundo proceso de deslegitimación, que encontró en la Constitución de 1961 el punto más vulnerable.

La aparición de Hugo Chávez en el escenario político surge con el golpe militar que encabezo en febrero de 1992, que no logro consolidar sus objetivos pero que fue la catapulta política para hacer de Chávez el político más carismático que canalizaría la esperanza del pueblo venezolano, Hugo Rafael Chávez Frías, que había tomado parte en el levantamiento militar de 4 de febrero de 1992 contra el gobierno de Carlos Andrés Pérez, aparecía como uno de los candidatos a las elecciones presidenciales de diciembre de 1998. Pero no como un aspirante tradicional, ligado a las viejas prácticas políticas del sistema de partidos de la IV República, sino que se mostraba como un candidato de pueblo, con opciones verdaderamente revolucionarias y progresistas. Fracasado el levantamiento armado de 1992 y frustrados sus objetivos inmediatos, Chávez decide organizar el Movimiento Bolivariano Revolucionario-200 (MBR-200), inspirado en las doctrinas de Simón Bolívar, Simón Rodríguez y Ezequiel Zamora. El discurso nacionalista de esta organización tuvo un gran impacto en la opinión pública venezolana, y sus fundadores deciden reestructurarla para poder presentarse ante las elecciones de 1998, adoptando el nombre de Movimiento V República (MVR), el 14 de abril de 1997, y caracterizándose por ser una fuerza política de izquierda, revolucionaria. Luego de haber cumplido su condena por la actuación de 1992, Chávez incursiona en la arena democrática, llevando como consigna la propuesta principal de fundar una nueva República y crear un nuevo Estado, el líder del Movimiento V República se presenta al mencionado proceso electoral. Su alternativa fue acogida por las capas más afectadas por el creciente deterioro político, social y económico del país. El llamado de Chávez contra los vicios del sistema político, la burocracia, la corrupción y los males socioeconómicos acumulados durante décadas en Venezuela despertaron una mayor simpatía entre las masas populares. En estas condiciones arranca el proceso electoral y el 6 de diciembre de 1998 Hugo Chávez es declarado vencedor en las elecciones presidenciales. Sin embargo, lejos de terminar su faena, comenzaba para él y para toda Venezuela un arduo período, en que se llevaría a vías de hecho lo propuesto de refundar el Estado; pasó que solo era posible mediante la creación de un nuevo orden constitucional. El proceso constituyente que había sido avizorado estaba presto a iniciarse.

Para el líder del Movimiento V República la idea de transformación era radical. No bastaba recurrir a viejas fórmulas políticas, a pactos o acuerdos infértiles. La reforma debía ser sustancial, debía ir a las raíces del gran problema venezolano. Debía barrer con los vestigios de un aparato estatal inservible, e instaurar en su lugar nuevos y efectivos poderes, reorganizar la vida política del país, devolver los derechos usurpados al pueblo y rediseñar el ordenamiento jurídico imperante.

Todo esto era posible a partir de la adopción de una nueva Constitución. Y aunque muchos de los aspirantes a la presidencia en los comicios de 1998 hicieron caso omiso a esta necesidad, Hugo Chávez, perseverante y comprometido realmente con los destinos de la nación, tomó como plataforma política la idea de elaborar un nuevo texto constitucional, previa conformación de un órgano constituyente que garantizara el carácter popular y democrático de este proceso. De esta manera la convocatoria de una Asamblea Constituyente, y la consecuente elaboración de una Nueva Constitución, se convirtió en el instrumento para el cambio político y social, alcanzando rápidamente popularidad entre los venezolanos; y aunque para muchos se trataba de un término novedoso, pronto este se asoció a revolución democrática,

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (10.4 Kb)  
Leer 6 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com