ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Apuntes ocupación francesa de España, José Bonaparte y reinado de Fernando VII


Enviado por Pablo A  •  25 de Diciembre de 2018  •  Apuntes  •  3.215 Palabras (13 Páginas)  •  19 Visitas

Página 1 de 13

Se considera que el año 1808 es la fecha de inicio de la edad contemporánea en España con la entrada de las tropas napoleónicas y marcará el inicio del fin del Antiguo Régimen.

Durante el reinado de Carlos IV se produjeron diversas crisis de subsistencia, a modo de confirmación de la insuficiencia de las reformas de los gobiernos ilustrados, que además en la época de Carlos IV van a frenarse a razón de la Revolución Francesa, por temor a que sucediera lo mismo en España. Por otra parte, la situación económica de la Hacienda Real, sufre de un déficit que se acentúa durante el reinado de Carlos IV debido a las guerras que se llevan a cabo contra la Francia revolucionaria entre 1793-1795 y después debido a las guerras contra Inglaterra (Batalla de Trafalgar, etc.). Las reformas llevadas a cabo durante el reinado de Carlos IV hechas por Godoy tratan de arreglar los problemas económicos haciendo que pagasen impuestos la nobleza y el clero; este método no arregla los problemas económicos y logra la enemistad de esta nobleza y clero.

La oposición nobiliaria y eclesiástica considera que la única manera de acabar con las reformas de Godoy es acabar con el gobierno de Carlos IV queriendo que abdicase en su hijo Fernando que posteriormente será Fernando VII.

Este es el caldo de cultivo en el que se va a producir el cambio de la sociedad. Con la ocupación francesa a partir de 1808 va a hacer que se produzcan varios cambios en España.

Napoleón no tenía un especial interés en la Península Ibérica, sino que lo tenía en Inglaterra, aunque tenía interés en las posesiones americanas de la Corona Española y además tenía interés en Portugal debido a que era un tradicional aliado de Gran Bretaña y que enviaba recursos a esta imposibilitando así el bloqueo que pretendía hacer efectiva Francia.

Napoleón percibe la debilidad de la corona, tanto económica como política, con las crecientes dificultades de Godoy y Carlos IV para mantenerse en el poder con una oposición cada vez más fuerte. La única solución que le queda a Godoy para aferrarse al poder es buscar el apoyo de Napoleón quien juega con las discordias de la familia Real, y en ese contexto se firma el tratado de Fontainebleau en 1807 por el cual la corona española permite a las tropas francesas por el territorio español para ocupar Portugal y de esa manera Napoleón se aseguraría el aislamiento de Inglaterra, sin embargo las tropas francesas ocupan Pamplona Y Barcelona haciendo que se desconfíe de las intenciones de Napoleón y se culpe a Godoy considerándolo un traidor y en marzo de 1808 se produce el motín de Aranjuez por el cual el partido Fernandino consigue que Carlos IV abdique y Godoy es apartado del poder, una revuelta instigada por los privilegiados y aquellos que habían perdido posiciones por el gobierno de Godoy; Napoleón tiene unos 7000 soldados del ejército imperial en España que aprovecharán este enfrentamiento entre Carlos IV y  Fernando. Napoleón reúne a ambos en Bayona a 30km de la frontera española y allí logra que ambos pongan la corona de España en sus manos, la cual traslada a uno de sus hermanos, José Bonaparte. Mientras tanto habían tenido lugar los sucesos del 2 de mayo de 1808 de gran importancia simbólica que marcan el inicio de la guerra de independencia cuando una parte de Madrid ve que se están sacando las últimas partes de la familia imperial se sublevan. Ese evento simbólico va a marcar a distintos puntos de la Península y será inspiración para Goya con sus fusilamientos del 3 de mayo.

La mentalidad hispánica es deudora de la decadencia española con la crisis y la leyenda negra, es la imagen de un país que se está disolviendo y los borbones en lo alto del poder. Las tropas francesas serán recibidas como liberadoras por parte de los estratos más cultivados de la sociedad española siguiendo la corriente de pensamiento de que Napoleón es un héroe frente al Antiguo Régimen, y este considera que ante un país sumido en la inquisición y las tinieblas van a ser recibidos de buen grado. Con el fin de iniciar un nuevo régimen, Napoleón convoca en Bayona una asamblea para crear una constitución, algunos consideran que esta es la primera constitución de España, pero otros consideran que no es más que una carta otorgada, algo que mana del poder existente del momento y no del pueblo. La constitución de Bayona se inspira en algunos de los principios de la constitución francesa de 1804 estableciendo que la religión católica es la única religión aceptada en España y se prohíbe cualquier otro culto estableciendo una monarquía de corte autoritario, pero también se establecen principios novedosos y suponen el germen de las reformas posteriores y que introduce algunos principios liberales como poner algunos contrapesos al monarca, se garantizan algunas libertades como la libertad de impresión o imprenta, la inviolabilidad del domicilio, la libertad del comercio, se acaba con el sistema gremial, se establece la igualdad derechos entre todos los reinos, provincias, colonias, etc. deshaciendo la maraña legislativa propia de cada zona.

Ya sea el gobierno josefino o incluso los decretos del propio Napoleón Bonaparte van a establecer otros decretos importantes como la racionalización de la división territorial con la división en prefecturas del Antiguo Régimen, algo que en teoría debería responder a territorios de espacio equilibrados con capitales en el centro de esa división territorial.

José tenía problemas de reinado por dos razones: la dependencia de Napoleón por su necesidad de mantener el trono y que este fuera dado por él. Al poco de entrar en Madrid, José tiene que abandonar la capital debido a la batalla de Bailén; Napoleón entra en España y acaba con los insurrectos dejándolos reducidos en Cádiz. José reclama integridad territorial, dinero e independencia territorial de Madrid respecto a París, el dinero se dará en importantes cantidades en un primer momento, pero según las guerras napoleónicas van aumentando su importancia en otros lugares de Europa, este dinero va dejando de llegar; y por otra parte cuando Napoleón deja el Reino de España con generales y mariscales que gestionan las distintas prefecturas de España a las ordenes de José esos militares más que comportarse como gobernadores provinciales a las órdenes de Madrid se consideran como virreyes a las órdenes de París. Por otra parte, la integridad que José reclama de Napoleón para hacerse respetar y querer que Napoleón no desgaje ningún territorio de la Corona Española porque una parte de Navarra, Aragón y Cataluña se los quedará directamente Francia. Todo esto provoca una deserción cada vez mayor de las fidelidades e incluso una desafección de las élites del poder y de un José que solo estará apoyado por los afrancesados más convencidos frente a lo que una parte de la historiografía llama los juramentados (aquellos que prestan juramento de fidelidad a José, pero no porque estén convencidos de los principios ilustrados, sino que son personajes de gobierno o personajes con familias o trabajos vinculados al estado).

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (19.6 Kb)   pdf (65.8 Kb)   docx (16.9 Kb)  
Leer 12 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com