ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

El Hombre Y La Cultura

Ensayos y Trabajos : El Hombre Y La Cultura. Ensayos de Calidad, Tareas, Monografias - busque más de 2.327.000+ documentos.

Enviado por   •  17 de Diciembre de 2011  •  3.422 Palabras (14 Páginas)  •  2.363 Visitas

Página 1 de 14

CURSO ACADÉMICO DE ANTROPOLOGÍA

ENSAYO SOBRE “EL HOMBRE Y LA CULTURA”

Por: JOSÉ ALEXANDER MONROY CÁRDENAS

Al formularse una temática que responda apropiadamente a la denotación que enmarca los conceptos de hombre y de cultura, es conveniente poner de manifiesto que tanto el hombre como la cultura constituyen prácticamente un binomio indisoluble; pues bien, el primero no se puede entender sin sus productos, puesto que al aludir a lo esencial del hombre, inmediatamente resalta su capacidad racional, su vida de sapiencia; y lo segundo, esto es la cultura, resulta totalmente espuria, es decir, ilegítima y por tanto vacía sin la referencia al homo sapiens, que es el que la crea, la cultiva y la transforma. De ahí que al reflexionar y hablar de cultura, necesaria y prácticamente estamos apelando a una construcción simbiótica entre el hombre y sus productos y a la interfaz que se genera entre los mismos.

De otra parte, es perentorio también, dejar de manifiesto, que la cultura no es algo propio del medio, del mundo físico, sino que es algo que tiene que ver con la interioridad del hombre, la cual, no agotándose allí, necesita, sin embargo de una externalización o de una concreción. Dicha materialización entonces, se da en el entorno, en un medio que compromete a la naturaleza y a la sociedad en la cual se desenvuelven los hombres dentro de un período histórico determinado. Y aquí surge una tercera variable que permite una comprensión más cabal de la noción de cultura. Dicho elemento nuevo es la sociedad puesto que los exponentes del género “homo” no pueden vivir en soledad; de modo que al aludir a la cultura se habla implícitamente también de la sociedad (bien se dice que el hombre es un ser social por naturaleza). Así, tal vez lo más apropiado es reconocer esta dialéctica de interacciones recíprocas para dejar debidamente asentada la temática que aquí nos interesa: el hombre y la cultura.

***

Hablar de cultura implica ya el enunciado de un término equívoco, puesto que su uso y significado tienen diversos sentidos que no siempre apuntan en la misma dirección. En el lenguaje cotidiano, por ejemplo, cultura hace referencia a un tipo de individuo (o sector social) “educado”, de “buenos modales” que se expresa utilizando palabras sofisticadas, o que maneja bastante información sobre determinados aspectos de la realidad. Así, solemos decir: “ese señor es todo un caballero, es un hombre culto” o “aquella dama es una mujer muy culta, posee bastantes conocimientos”, etc.

De este modo, la palabra cultura se asimila a instruido, letrado, erudito, educado o de buenos modales, lo cual conlleva a un reduccionismo inadecuado e impropio con respecto a su verdadera significación. Ahora bien, considerando el anterior hecho, veo necesario hacer un paréntesis antes de continuar con el desarrollo de la temática, con el fin de formular un concepto que nos ayude a esclarecer las dudas que se puedan presentar con relación al término de cultura.

Así, desde la etimología de la palabra, vemos que cultura, proviene de la voz latina colére, que significa cultivar, labrar, producir; es decir, sembrar algo en un terreno determinado. En efecto, lentamente, dicha noción asociada con el cuidado de la tierra, se va extrapolando al cuidado del espíritu y al desarrollo de las letras y las ciencias. Hoy, entendemos esto como sembrar y cosechar algo digno en nuestro espíritu, y más recientemente hemos asociado el concepto de cultura con el de civilización; esto es, con un imaginario y a la vez un paradigma que alude a un vasto universo de productos intelectuales y materiales, a la idea de una existencia humana que busca su crecimiento y desarrollo con una mayor calidad de vida, así como a distintos logros de progreso; o también, referida a un estadio cultural propio de las sociedades humanas más avanzadas por el nivel de su ciencia, artes, ideas y costumbres.

La cultura en la actualidad, ha sido analizada por cientos de especialistas quienes nos han legado a su vez su propia definición de este vocablo. Así por ejemplo, para Collingwood es “todo lo que una persona necesita para actuar adecuadamente dentro de un grupo social”. Spradley y Mc Curdy por su parte, la definen como “el conocimiento que adquieren las personas y que lo utilizan para interpretar su experiencia y generar comportamientos”. La primera me parece centrada en un manifiesto pragmatismo social y por ello tal vez un poco estrecha, y la segunda acepción se centra en una mirada puramente conductual y en una fuerte interioridad psicológica, y por ende, para mi punto de vista, se puede considerar que también tiene sus carencias.

Por mi parte, en consecuencia, me parece preferible considerar la definición que la formula como el conjunto de valores materiales y espirituales que el hombre ha creado en su práctica histórica y social. Y, en el trabajo que nos convoca o me convoca, me inclino por ella, no porque sea la mejor definición, sino porque aparece más amplia y porque alude a los factores ya mencionados con los cuales se articula mejor: hombre y sociedad; además, también es posible para mi cometido entenderla como el universo que aglutina todo lo creado por el hombre distinto de lo puramente natural, denotando todas las manifestaciones materiales e inmateriales de la vida social que se interrelacionan, desarrollan y se transforman a partir del intercambio.

***

Como bien se puede ver, el concepto de cultura ha tenido un enorme desarrollo y un gran impacto en el campo científico, motivo por el cual se convierte en el gran derrotero, especialmente en las disciplinas como la sociología, la etnología y la misma antropología, entre otras; así, el termino cultura ha sido inferido desde distintas cosmogonías, cosmovisiones y paradigmas que la definen desde diferentes posturas, por ser esta el medio “orgánico” (por decirlo de cierta forma) donde germina y se manifiesta el hombre.

En un sentido amplio, podríamos decir que la cultura es el conjunto de creencias, valores, costumbres, formas de organización que caracterizan a un grupo social determinado. La cultura es entonces un fenómeno social, pero no por ello deja de tener impacto subjetivo. Nuestras formas de hablar, de vestir, de comportarnos en sociedad, nuestras creencias, todo esto que nos define, se relaciona con el concepto de cultura.

Considerando otras posturas, planteo aquí la posición del antropólogo Clifford Geertz; para este autor la cultura debe definirse como el conjunto

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (21.1 Kb)  
Leer 13 páginas más »
Generador de citas

(2011, 12). El Hombre Y La Cultura. ClubEnsayos.com. Recuperado 12, 2011, de https://www.clubensayos.com/Historia/El-Hombre-Y-La-Cultura/117883.html

"El Hombre Y La Cultura" ClubEnsayos.com. 12 2011. 2011. 12 2011 <https://www.clubensayos.com/Historia/El-Hombre-Y-La-Cultura/117883.html>.

"El Hombre Y La Cultura." ClubEnsayos.com. ClubEnsayos.com, 12 2011. Web. 12 2011. <https://www.clubensayos.com/Historia/El-Hombre-Y-La-Cultura/117883.html>.

"El Hombre Y La Cultura." ClubEnsayos.com. 12, 2011. consultado el 12, 2011. https://www.clubensayos.com/Historia/El-Hombre-Y-La-Cultura/117883.html.