ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Gobiernos


Enviado por   •  22 de Octubre de 2012  •  Informe  •  2.047 Palabras (9 Páginas)  •  254 Visitas

Página 1 de 9

Gobiernos

Las guerras civiles. Las luchas fratricidas por el poder, el enfrentamiento de los estamentos políticos condujeron en Venezuela a descuidar la política exterior. Las guarniciones en Venezuela casi todas estaban reconcentradas en el centro del país. Venezuela había perdido la perspectiva de que lo único en la historia de los países que otorga respetabilidad y equilibrio con otras naciones es poseer un ejército fuerte y moderno.

Todo la segunda mitad del siglo XIX venezolano estuvo inmersa en las guerras civiles. Los propios presidentes de la República se lanzaban al ruedo para defender el honor y la responsabilidad de su gobierno. Se gobernaba más para las “castas” que para el pueblo. Mientras estas disputas ocurrían perdíamos partes importantes del territorio venezolano, lo que corresponde a la Guyana Esequiba, éramos despojados en los Laudos Arbitrales por Colombia, y Brasil que avanzaban sobre nuestro territorio. De tal manera que la división territorial que la Reyna María Cristina había dejado cuando separó a la Capitanía General de Venezuela del Virreinato de Santa Fe había sido alterada.

El país se hundía en el atraso. El odio, la guerra y las disputas por el poder llevarían al fraude frecuente y de nuevo al reincidente flagelo a la lucha en los campos de batalla. Finalizando el siglo XIX, Joaquín Crespo sale a combatir al Mocho Hernández; quien había sido objeto de un fraude electoral, donde se impuso el candidato de Crespo. Las aguas presagiaban el mismo destino. Crespo cae muerto en la Mata Carmelera por un tiro de las fuerzas del Mocho Hernández. Las luchas de los caudillos seguían ensangrentando al país y tornando lejana la modernidad.

Todo hombre inconforme con el gobierno de turno tomaba sus aperos y se venía a guerrear a Caracas. Así lo hizo Cipriano Castro con su Revolución Liberal Restauradora. De nuevo las mismas promesas, restaurar la libertad y otorgarle una vida mejor a los hombres.

A Castro le toca defender las banderas del orgullo venezolano cuando nuestro país fue invadido por las potencias coloniales extranjeras, las cuales reclamaban el pago de las deudas que Venezuela tenía con ellas. Sin embargo en el gobierno de Cipriano Castro, como lo ha dicho Antonio Gramsci, disputas en el bloque de dominación hicieron posible la fisura entre Gómez y Castro.

Castro venía enfrentando rebeliones civiles. Había luchado contra Antonio Paredes. Sostenía con ahinco la idea de soberanía del país y estas ideas no parecían gustarle del todo a las potencias extranjeras, sobre todo a Estados Unidos de Norteamérica; nación que comienza a emerger como una nueva potencia de gran poder. Es así como se decide deponer el poner el gobierno de Castro.

Cipriano Castro es desconocido por Juan Vicente Gómez; quien era Vicepresidente de los Estados Unidos de Venezuela. Gómez le envía a su compadre de sacramento un telegrama anunciándole que él había asaltado el poder, y que no regresara al país. Factores de orden político parecen haber insidido en este desenlace; uno de ellos, la muerte de Nicolás Paredes. Se dice que Gómez guardaba un telegrama que demostraba que Castro desde su lecho convaleciente en Macuto lo había mandado a ajusticiar. Castro representó el nacionalismo, su ideal político era la patria y resarcir a Bolívar de las heridas que le habían sido inflingidas.

La estructura social y política en Venezuela no se modificó durante los gobiernos de Castro y Gómez, las cárceles continuaban llenas, y los grillos eran el instrumento de castigo predilecto. Castro se enfrenta a los banqueros. Gómez por el contrario empieza a modernizar el país, el ejército comienza a tomar una esructura diferente y pacifica definitivamente al país.

Una de las últimas batallas de Gómez contra el caudillismo fue la de Nicolás Rolando, luego se decreta el Concejo Federal en donde confiere a los caudillos funciones aulicas para terminar posteriormente eliminando esa figura política.

En torno al caudillismo diversos historiadores han emitido sus opiniones, entre ellos Vallenilla Lanz. Este historiador consideraba que Gómez era el gendarme necesario en un pueblo hundido en la barbarie y en la pasión de la guerra y de la sangre. Era la eterna lucha entre civilización y barbarie.

La tiranía de Gómez se valió del ideal bolivariano, ensayó un estado de orden y de progreso. Intelectuales como Arcaya, Vallenilla Lanz y Gil Fortoul le sirvieron como soporte teórico a este despotismo. Este período ve aparecer la célebre generación de 1928. Ésta generación estuvo representada por Jóvito Villalba, Gustavo Machado, Eduardo Machado, Rómulo Betancourt, Raúl Leoni, Andrés Eloy Blanco y otros.

Muchos hombres de la generación del 28 como Armando Zuloaga Blanco y José Rafael Pocaterra intentaron invadir Venezuela para deponer al gobierno de Gómez sin éxito. En 1929 llega el Falke a Cumaná y se produce un estallido de violencia que conmociona al país.

Otro intento de fracturar el período gomecista lo llevo a cabo Arévalo Cedeño, quien intentó durante siete oportunidades desde el exterior deponer al gobierno. Arévalo Cedeño fusila a Funes en San Fernando de Atabapo, dando así cierre a uno de los períodos más violentos de la historia moderna venezolana.

El gobierno de Gómez se había hecho prácticamente inexpugnable debido a que este dictador había modernizado el ejército. Mientras los hombres combatían a caballo como era el caso de Maisanta, Gómez había introducido la aviación, los Winchester de repetición, y una tecnología militar que el caudillismo no alcanzaba a tener. Sin embargo los mismos problemas de base seguían persistiendo en la nación venezolana: analfabetismo, incomunicación geográfica, falta de libertad pública. Todo aquel que se atreviera a disentir del gobierno era conducido a la Rotunda. El Estado era definitivamente Gómez, las instituciones continuaban siendo atrasadas y el gran dispensador del poder era el tirano.

VIII. Venezuela crisis y cataclismo

La guerra federal surge ante la necesidad de implantar en Venezuela la justicia social. Era irresistible la situación del peonaje en las haciendas, y el estado de atraso en el cual estaba sumergido el país. En lo político Venezuela se había hundido en la autocracia. Lo más importante no eran las leyes, sino la voluntad de los caudillos que controlaban el poder.

Producto de los alzamientos que se producen en el llano el gobierno central decide equipar toda una fuerza de choque que tuviera la capacidad de sofocar la desobediencia social.

La

...

Descargar como (para miembros actualizados) txt (13 Kb)
Leer 8 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com