ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

La Edad Moderna En Diferentes Contextos

Trabajos Documentales : La Edad Moderna En Diferentes Contextos. Ensayos de Calidad, Tareas, Monografias - busque más de 2.323.000+ documentos.

Enviado por   •  20 de Agosto de 2011  •  3.715 Palabras (15 Páginas)  •  1.183 Visitas

Página 1 de 15

1.- La Edad Moderna en contexto Político

A finales de la Edad Media, mientras la nobleza feudal se debilitaba debido en parte por las cruzadas, los reyes fortalecían su poder estableciendo alianzas con la burguesía y el papado. Durante el siglo XV, se consolidaron los Estados Nacionales Monárquicos y los reyes europeos ganaron prestigio y poder. Formaron grandes ejércitos profesionales, que le permitieron ampliar sus fronteras. Las monarquías comenzaron a tener un carácter nacional cuando difundieron un idioma oficial y una misma legislación para todas sus extensiones territoriales y posesiones coloniales. Además los reyes hicieron alianzas con otras monarquías mediante pactos matrimoniales o entregas de compensaciones creando un verdadero sistema de diplomacia. Los estados Monárquicos más poderosos de Europa durante este periodo fueron Francia, España e Inglaterra llegando a convertirse en verdaderas potencias marítimas; en el caso de España, se estableció posesiones en América; y de Inglaterra, se expandió a América, África y Asia.

Entre los siglos XVII y XVIII las monarquías europeas fueron Absolutas, es decir, la soberanía del monarca no tenía límites ni control de ningún tipo. El rey gobernaba según su parecer personal, ejerciendo el poder sin límites jurídicos.

Las monarquías Absolutas basaban su poder en una soberanía de origen divino, lo que significaba que los gobernantes recibían su poder directamente de Dios, sin considerar la voluntad de la sociedad. Estas monarquías se caracterizaban por la ausencia de instituciones que limitaran el poder excesivo de los monarcas; desde el siglo XVII, asambleas, cortes o estados generales, habían dejado de reunirse debido al poder absoluto ejercido por los monarcas.

El monarca no gobernaba solo. Tenía un grupo de consejeros que lo ayudaron a tomar decisiones respecto de los asuntos de gobierno. Para que su acción llegara a todas las regiones del país, se hacía representar por las autoridades administrativas y judiciales. Este conjunto de funcionarios que constituía el aparato administrativo del Estado se denominó Burocracia. Tanto los consejeros del Rey, como los encargados de la administración y de la justicia, eran miembros de la aristocracia. El gobierno en su conjunto, encabezado por el Rey, era de tipo aristocrático y el pueblo era excluido de cualquier participación en la administración, la justicia y la legislación.

El Imperio Español se caracterizaron los reinados de Carlos V (1519- 1556) y de su hijo Felipe II 81556- 1598), marcaron la hegemonía española en Europa durante prácticamente todo el siglo. Se decía que el imperio español ‘nunca se ponía el sol’. Ambos soberanos mantuvieron el absolutismo monárquico, pero se desentendieron del gobierno, delegándolo en manos de sus válidos o consejeros favoritos. A fines del gobierno de Felipe II, que coincidió con el fin del siglo, España se encontraba en graves problemas económicos y no volvería a recuperar su posición hegemónica. Si bien durante la primera mitad del siglo XVII, con sus sucesores Felipe III y Felipe IV, España mantuvo una importante influencia, sobre todo el ámbito cultural, su poder ya había empezado a declinar.

El absolutismo en Francia se evidenció en 1610 cuando Luis XIII accedió al trono, a la edad de nueve años. Su madre, María de Medicis, gobernó con la ayuda del Cardenal Richelieu, quien fue el principal consejero de su hijo, al alcanzar este la mayoría de edad. Richelieu puso en práctica la teoría de la Razón de Estado en la administración del gobierno, según la cual los intereses del Estado son superiores a los de los individuos. Consagro también el rol fundamental que tuvieron consejeros y ministros para auxiliar al rey en la administración.

Con la ascensión de Luis XIV, la monarquía absoluta alcanzo su máximo apogeo. El rey hizo suya la teoría del derecho divino; redujo el papel de la antigua aristocracia y se rodeo de consejeros de origen burgués. La figura del rey llego a identificarse por completo con el Estado en la frase de Luis XIV, el Rey Sol: ‘El Estado Soy Yo’.

En Inglaterra los reinados de Enrique VIII y su hija, Isabel I, marcaron el punto mas alto del poder monárquico en Inglaterra, logrando relegar el papel del Parlamento a un órgano menos consultivo. Sin embargo para los ingleses, la nación constituía una Commonwealth, un bien común, y la ley venia de la costumbre Commonlaw. Esta concepción contraria al absolutismo monárquico de Carlos I, así que en 1642 estalló la guerra civil entre el Rey y el Parlamento dominado por los puritanos. La pugna por el poder condujo a una cruenta guerra civil, dirigida por los revolucionarios Pym y Oliver Cromwell, sucesivamente termino con la ejecución del rey en 1649 y el establecimiento de un régimen republicano, dirigido por el parlamento. Cromwell instauro un gobierno tiránico que duro hasta su muerte. Una vez fallecido el Parlamento llamo a Carlos II para restablecer el poder real, a condición de respetar el rol del órgano parlamentario en el gobierno.

Desde 1618 hasta fines del siglo XVIII, Europa fue el campo de batalla de las innumerables guerras que involucraron sobre todo a España, Francia, Inglaterra, Portugal, Holanda, el Imperio austriaco y el Imperio turco. En ellas se mezclaron motivos políticos territoriales, económicos y religiosos.

Una de las guerras mas importantes fue la Guerra de los Treinta Años (1618 – 1648) fue el primer enfrentamiento europeo en que intervinieron las causas económicas de los Estados y en ella se involucraron los países mas poderosos de Europa Se inició con una lucha religiosa entre el Emperador alemán, católico y los principados protestantes, pero rápidamente se involucraron España y Austria al lado de la causa católica, y las Provincias Unidas, Dinamarca, y Suecia al lado de la causa protestante. También se hicieron parte de la contienda, Francia e Inglaterra, que temían el potencial crecimiento el poderío de los Habsburgo que gobernaban España.

Francia fue la principal beneficiada con el conflicto que acabaría definitivamente con el antiguo poderío español. Su triunfo significo el inicio del predominio francés en el continente europeo y un giro importante en el duelo franco-español. Por otra parte, significo también el declive del Imperio alemán, el cual quedó fragmentado en más de 300 estados independientes.

En 1648, luego de un gran desgaste de las naciones involucradas en el conflicto, se logró acordar la llamada Paz de Westfalia, que estableció un nuevo orden político de las naciones independientes y soberanas en Europa y puso fin a la última fase de las guerras de religión.

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (23.2 Kb)  
Leer 14 páginas más »
Generador de citas

(2011, 08). La Edad Moderna En Diferentes Contextos. ClubEnsayos.com. Recuperado 08, 2011, de https://www.clubensayos.com/Historia/La-Edad-Moderna-En-Diferentes-Contextos/46392.html

"La Edad Moderna En Diferentes Contextos" ClubEnsayos.com. 08 2011. 2011. 08 2011 <https://www.clubensayos.com/Historia/La-Edad-Moderna-En-Diferentes-Contextos/46392.html>.

"La Edad Moderna En Diferentes Contextos." ClubEnsayos.com. ClubEnsayos.com, 08 2011. Web. 08 2011. <https://www.clubensayos.com/Historia/La-Edad-Moderna-En-Diferentes-Contextos/46392.html>.

"La Edad Moderna En Diferentes Contextos." ClubEnsayos.com. 08, 2011. consultado el 08, 2011. https://www.clubensayos.com/Historia/La-Edad-Moderna-En-Diferentes-Contextos/46392.html.