ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Truman le dice a Stalin sobre el "Arma"

Apuntes : Truman le dice a Stalin sobre el "Arma". Ensayos de Calidad, Tareas, Monografías - busque más de 2.726.000+ documentos.

Enviado por   •  4 de Julio de 2018  •  Apuntes  •  3.602 Palabras (15 Páginas)  •  5 Visitas

Página 1 de 15

Truman le dice a Stalin sobre el "Arma"

A las 7:30 p.m. el 24 de julio, la octava sesión plenaria de la reunión de los Tres Grandes tomó un receso. Mientras los participantes caminaban, Truman se acercó a Stalin sin su intérprete y le confió casualmente: "Tenemos una nueva arma de fuerza destructora inusual". Stalin no mostró interés; al menos eso le pareció al presidente. Truman recordó: "Todo lo que dijo fue que estaba contento de escucharlo y esperaba que hiciéramos un 'buen uso' de él contra los japoneses". La respuesta despreocupada de Stalin engañó a todos los que presenciaron el intercambio, incluido Truman. Todo el mundo pensaba que Stalin no entendía el significado de la información.45 Pero Stalin no fue engañado. El 2 de junio Harry Gold, un espía soviético, había invitado a Klaus Fuchs, un físico involucrado en el Proyecto Manhattan y también a un espía soviético, a dar un paseo corto. Fuchs le dijo a Gold sobre la próxima prueba de la bomba.46 A mediados de junio, el agente soviético de la NKVD Leonid Kvasikov había enviado información a Moscú que la prueba de la bomba atómica estadounidense tendría lugar el 10 de julio (en realidad, estaba programada para el 4 de julio y luego pospuesta hasta el 16 de julio debido al mal tiempo.) Esta información fue enviada inmediatamente a Stalin. Así, cuando Truman mencionó "una nueva arma de inusual fuerza destructiva", el líder soviético comprendió de inmediato de qué estaba hablando el presidente.

Después de la sesión, Stalin telefoneó a Beria y le preguntó si sabía algo sobre la prueba. Beria respondió: "Sí, camarada Stalin. Como les informamos, se suponía que debían hacer esta prueba dos semanas antes, pero desde entonces no hemos recibido ninguna información sobre poderosas explosiones. Stalin acusó a Beria de ignorancia y procedió a lanzarle una fuerte bronca. Le dijo a Beria que la explosión había tenido lugar una semana antes y que Beria fue "engañada por la desinformación". Culpó al jefe del NKVD por crear una situación en la que Truman podía llevar a cabo negociaciones desde una posición de fuerza, al mando de la delegación soviética. Según Gromyko, cuando Stalin regresó a su villa, comentó que con el monopolio atómico Estados Unidos obligaría a la Unión Soviética a aceptar sus planes con respecto a Europa. "Bueno, eso no va a suceder", afirmó, y maldijo "en un lenguaje maduro". Stalin luego prometió acelerar la producción soviética de la bomba.47

To Stalin, the most important revelation was that Truman was withholding information about the atomic bomb. Stalin must have deduced from this fact that the United States, with the new weapon in hand, was about to force Japan’s surrender without the Soviet Union. It was then that Stalin began to worry that the United States might outmaneuver the Soviet Union.

Several hours before Truman revealed the news of the “weapon of unusual destructive force” to Stalin, the U.S.-British combined chiefs met

with their Soviet counterparts for the first time. Leahy asked Antonov to provide an outline of the Soviet plan of action against Japan. Antonov answered that the Soviets “would be ready to commence operations in the last half of August.” The actual date would depend on the outcome of negotiations with the Chinese. Antonov was clearly operating under the assumption that the Allies needed Soviet assistance in the war, and forthat reason, he expressed the wish that the Allies would exert pressure on the Chinese to come to an agreement with the Soviet Union.48 But something must have happened to the Soviets’ thinking after Truman’s less-than-truthful revelation about the atomic bomb. After receiving Sato’s clarifications about the Konoe mission on July 25, Lozovskii sent his recommendations as to how to respond to Japan’s latest peace overtures. He suggested that the Soviet government continue to use stalling tactics by requesting the specific proposals that Konoe would bring to Moscow. Molotov flatly rejected this recommendation, writing in the margin of Lozovskii’s dispatch “Not necessary.” The time to fool Japan was over. All efforts now had to be concentrated on waging a war against Japan.4

Las bombas atómicas y soviética

Entrada en la Guerra Stalin respondió rápidamente a lo que percibió como secreto

Maniobras estadounidenses En Potsdam le había dicho a Truman que la Unión Soviética entraría en guerra a mediados de agosto, pero Antonov había dicho a los Jefes de Estado Mayor estadounidenses que los soviéticos estarían listos para unirse a la guerra en la última quincena de agosto. Con toda probabilidad, la fecha del ataque había permanecido en algún momento entre el 20 y el 25 de agosto, como se estableció antes de la Conferencia de Potsdam. Sin embargo, con la posesión estadounidense de la bomba atómica y la manipulación de Truman del ultimátum de Potsdam, Stalin cambió el cronograma del ataque soviético. Parece que mientras estaba todavía en Potsdam, ordenó al mariscal Vasilevskii que aumentara la operación de diez a catorce días.

El 30 de julio, un día después de que Truman rechazara la solicitud de Stalin de adjuntar su firma a la Proclamación de Potsdam, Stalin nombró a Vasilevskii comandante supremo de las tropas soviéticas en el Lejano Oriente a partir del 1 de agosto. Stavka ordenó la formación de tres frentes: Primer Frente del Lejano Oriente, comandado por el Mariscal Kirill Meretskov, el Segundo Frente del Lejano Oriente, comandado por el General Maksim Purkaev, y el Frente Transbaikal, comandado por el Mariscal Rodion Malinovskii. La capa de secretismo bajo la cual Stalin se había preparado para el ataque de Japón había sido desechada, y la formidable máquina de guerra soviética estaba a punto de ponerse en marcha.2 El 3 de agosto, el Jefe de Estado Mayor, el coronel general SP Ivanov y el coronel general Vasiliev ( seudónimo del mariscal Vasilevskii) envió un informe importante a Stalin y Antonov. Vasilevskii declaró que para el 5 de agosto las fuerzas soviéticas en el Primer y Segundo Frentes del Lejano Oriente completarían su avance a los puntos designados de concentración a unos 50 a 60 kilómetros de la frontera. Para maximizar el efecto de sorpresa, enfatizó que sería importante que el ataque comenzara "el mismo día y a la misma hora" en los dos frentes. Vasilevskii estimó que una vez que recibieran las instrucciones para atacar, tomaría de tres a cinco días cruzar la frontera. Por lo tanto, el momento óptimo de ataque sería el 9 y 10 de agosto. Pidió además a Stavka que le diera instrucciones finales para el momento preciso en que debería comenzar la acción militar, así como instrucciones sobre cuestiones de "naturaleza política y diplomática". 3

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (21.8 Kb)   pdf (74.1 Kb)   docx (18.4 Kb)  
Leer 14 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com
Generador de citas

(2018, 07). Truman le dice a Stalin sobre el "Arma". ClubEnsayos.com. Recuperado 07, 2018, de https://www.clubensayos.com/Historia/Truman-le-dice-a-Stalin-sobre-el-Arma/4435643.html

"Truman le dice a Stalin sobre el "Arma"" ClubEnsayos.com. 07 2018. 2018. 07 2018 <https://www.clubensayos.com/Historia/Truman-le-dice-a-Stalin-sobre-el-Arma/4435643.html>.

"Truman le dice a Stalin sobre el "Arma"." ClubEnsayos.com. ClubEnsayos.com, 07 2018. Web. 07 2018. <https://www.clubensayos.com/Historia/Truman-le-dice-a-Stalin-sobre-el-Arma/4435643.html>.

"Truman le dice a Stalin sobre el "Arma"." ClubEnsayos.com. 07, 2018. consultado el 07, 2018. https://www.clubensayos.com/Historia/Truman-le-dice-a-Stalin-sobre-el-Arma/4435643.html.