ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

El Pueblo


Enviado por   •  1 de Diciembre de 2012  •  1.469 Palabras (6 Páginas)  •  220 Visitas

Página 1 de 6

SIMÓN BOLÍVAR AMBIENTALISTA.

Otro aspecto no muy conocido del Libertador fue su permanente interés por la conservación del ambiente, en síntesis su espíritu conservacionista. Al Libertador le aborrecía la idea de destrucción.

Como gobernante , como estadista formado en los principios de la ilustración europea , debía preocuparse también por la conservación y explotación racional de los recursos naturales renovables y no renovables; de allí que su política ambiental, orientada a través de diversos decretos, produciría frutos extraordinarios para nuestra América.

Muy particularmente se intereso por el futuro de nuestro continente en materia de minas. En este sentido decretó la propiedad de la minas por parte del estado ("las minas de cualquier clase pertenecen a la república") estaba consciente de la inmensa riqueza que acumulaba América.

Se ocupó de los ríos, de los bosques, de la fauna, de las tierras, las aguas para el riego. En este sentido su más célebre decreto fue fundado en Chuquisaca el 19 de diciembre de 1825, en el que ordenó sembrar un millón de arboles para conservarlos y el progreso de las regiones naturales. Bolívar era un agrarista consumado.

IDEAS CONSERVACIONISTAS DE BOLÍVAR

De manera general, las ideas conservacionistas de Bolívar pueden ser divididas así:

1. Preservación de monumentos que son testimonios de la cultura precolombina en América.

2. Las que abarcan las aguas, las tierras y las plantas, en lo que respecta a la naturaleza pura, que se presenta a la contemplación del hombre desde que éste adviene al mundo.

3. La protección de la fauna como fuente de alimento para el hombre, de vestido para cubrir su desnudez y como medio de transporte.

4. Aprovechamiento racional de los bosques, de los suelos y las aguas, que constituyen el fundamento de la riqueza de una nación y conservan la calidad de vida de sus habitantes. La pureza de las aguas, la fertilidad de los suelos y la abundancia de los árboles de un país, son fuentes de bienestar y prosperidad.

5. La creación de una infraestructura vial para facilitar el acceso de productos del campo a la gran masa consumidora.

6. La protección que el Estado debe dar a las minas para que explotadas en forma racional permitan el desarrollo de otras fuentes de riqueza, y que la depredación del patrimonio nacional en un lugar sea compensada con la prosperidad de otra área de riqueza inagotable. A la mina se le extrae constantemente y ésta no se reproduce, pero las materias primas de la agricultura se pueden reproducir al infinito y mejorar la producción y prosperidad.

CONSECUENCIAS DE GUERRA DE INDEPENDENCIA SEGÚN JOHN LYNCH

Por paradoja, la necesidad de la independencia convirtió a Bolívar en protagonista de una guerra particularmente feroz, que victimó, no solamente a los hombres, sino también a los animales, a la flora, a la agricultura y a la cría. John Lynch, al analizar las consecuencias de la Guerra de Independencia, nos pone a la mano varios elementos para dar cuenta del estado en que se encontraba Venezuela después de la misma:

1. Más de diez años de combate ocasionaron saqueo, consumo y destrucción de cultivos y ganadería.

2. Pillaje como método normal de guerra.

3. Guerra total de violencia incontrolada, agravada por las condiciones de miseria y de privaciones.

4. El consumo bélico redujo el ganado (vacas, caballos, mulas) de 4.5 millones de cabezas en 1812 a 256.000 en 1823.

5. Las exportaciones cayeron en forma alarmante: entre 1810 y 1816, el cacao bajó desde 120.000 fanegas al año a 20.000, el café desde 80.000 quintales a 20.000.

6. Después de consolidada la independencia, la agricultura permaneció por muchos años en situación de estancamiento y depresión.

BOLÍVAR AMANTE DE LA NATURALEZA

Bolívar continúa apegado a nuestros tiempos, por ese amor a la naturaleza, que una vez, fuera reforzado por su Maestro desde su infancia por el genio Multifacético Simón Carreño, quien fue humanista, errabundo, sabio extravagante, era un notable ejemplo de la “Ilustración Americana”, además rechazaba y combatía el neocolonialismo, proponiendo siempre la emancipación de España, la transformación social y económica por medio de la reforma agraria, la industrialización, la instauración de una educación revolucionaria capaz de formar hombres aptos para la libertad y la ciencia, en lugar de almas proclives al dogmatismo y al servilismo.

El maestro Carreño

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (9.1 Kb)  
Leer 5 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com