ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Escrito Para Argumentar Como La Educadora Puede Promover En Los Niños El Desarrollo De Lenguaje Oral En El Componente Fonológico


Enviado por   •  21 de Junio de 2012  •  422 Palabras (2 Páginas)  •  983 Visitas

Página 1 de 2

En este escrito argumentare como la educadora puede promover en el niño el desarrollo del lenguaje oral en la etapa fonológica, evitando caer en los ejercicios de repetición y memorización permitiendo que el pequeño tenga un progreso constante y de la manera más natural evitando así los problemas de lenguaje en etapas futuras de su desarrollo.

Es importante que el niño tenga la necesidad de hablar, sabiendo que no nos conformamos con señas y gestos, aprovechando las situaciones cotidianas, motivando al pequeño a usar el lenguaje oral como herramienta de comunicación dejando a un lado las señas y gestos o en su defecto disminuirlas. De igual manera debemos enseñarles de manera progresiva sin exigirles pronunciar de manera correcta en la primera ocasión de haber intentado, motivándole con felicitaciones, pero también debemos darles un buen ejemplo o modelo para corregir la pronunciación, es decir si el pequeño expresa “dele la tateta” debemos evitar responderles repitiendo muchas veces la palabra que está mal dicha en este caso “di cabeza, ca-be-za” puesto que esta situación fastidiara al pequeño, podríamos decir en este caso “ ¿La cabeza te duele?” señalando su cabeza y haciendo énfasis al pronunciar dicha palabra, el niño podrá entonces identificar que parte del cuerpo recibe este nombre y cuál es la manera adecuada de nombrarlo.

Debemos también ser pacientes permitiendo que el pequeño concluya palabras o frases que por iniciativa propia pronuncie o que suelan costarle más trabajo pronunciar, pues al interrumpirlos y comenzamos a corregirlo el niño no tendrá los ánimos de intentar decir esa palabra en otra ocasión. Otra manera de promover el uso del lenguaje oral es pidiéndole al niño que nos traiga algún objeto pero debemos ser cuidadosos y nombrarlos de manera correcta sin usar diminutivos para así evitar confundir al niño con alguna otra palabra que él no conoce.

De manera cotidiana debemos dedicar al menos 20 minutos de lectura con el pequeño pues esta simple actividad favorece la retroalimentación de su vocabulario, mostrándole los dibujos del libro para que el reconozca los objetos o personajes y comience a familiarizarse con nuevas palabras y las emplee de manera común dentro de su entorno social con las personas con quienes convive de manera diaria.

Tendremos que evitar el uso de diminutivos, sobrenombres o pronunciar como algo normal las palabras que él dice de manera incorrecta, por ejemplo “dame la pelotita” ó “ahí viene abelita” pues solo causaremos confusión en el pequeño y le haremos creer que su pronunciación es correcta y le será más difícil corregir después esa palabra.

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (2.7 Kb)  
Leer 1 página más »
Disponible sólo en Clubensayos.com