ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

DIFERENCIACIÓN DE ROLES EN LA TAREA


Enviado por   •  9 de Agosto de 2011  •  457 Palabras (2 Páginas)  •  587 Visitas

Página 1 de 2

ANTOLOGÍA Nº 02

DIFERENCIACIÓN DE ROLES EN LA TAREA

EVANGELIZADORA

Fuente:

Ponencia presentada por el Pbro. Javier Galdona, en el “1º Congreso Regional de Capellanes Scout ” de la Conferencia Internacional Católica del Escultismo

- Región América. Realizada en Montevideo (Uruguay), del 4 al 8 de noviembre de 1996.

«Nosotros queremos confirmar una vez más que la tarea de la evangelización de todos los hombres constituye la misión esencial de la Iglesia; una tarea y misión que los cambios amplios y profundos de la sociedad actual hacen cada vez más urgentes. Evangelizar constituye, en efecto, la dicha y vocación propia de la Iglesia, su identidad más profundas.»

La Iglesia existe para evangelizar, ella misma nace de la acción evangelizadora de Jesús, ella la continúa, y ella misma está llamada a ser evangelizada. No hay Iglesia si no hay acción evangelizadora, y mediante su palabra y su testimonio anuncia a todos los hombres la salvación, el Reino de Dios prometido por Jesús.

La misión evangelizadora de la Iglesia es realizada por todos los fieles, quienes desde su estado propio, y en sus realidades concretas, ponen todo su empeño en transformar y renovar la humanidad mediante el anuncio eficaz de la Buena Noticia.

Se trata de una acción multiforme que se desarrolla guiada por el Espíritu Santo en todos los lugares donde cristianos dóciles a su

inspiración se comprometen efectivamente con un amor que es servicio a su prójimo. Ningún área de la realidad humana se escapa a su acción, y ninguna realidad es descartada en el plan de salvación del Señor. «Mis caminos no son vuestros caminos...» (Is 55,8) dice el Señor, y sólo él conoce los modos y los tiempos del Reino.

Sin embargo, la Iglesia es constituida por el Señor para hacer visible esa tarea evangelizadora. Por pura gratuidad y pensado solo en su felicidad plena y verdadera, el Señor Jesús eligió a sus discípulos ( Jn 15, 8ss) y los puso para que dieran fruto y ese fruto permaneciera. Sobre los cimientos de los doce, con todos los bautizados el Señor va construyendo el edificio de piedras vivas que es la Iglesia, sacramento de Cristo en la historia de los hombres.

La misión de la Iglesia es así mística, donde se une la acción salvadora, invisible y eficaz, del Espíritu, y el esfuerzo organizado, perseverante, y visible de los hombres. Esfuerzo humano y eficacia divina, tarea y don, misión exigente y regalo total.

Así la tarea evangelizadora se convierte en pastoral organizada. La Iglesia, realidad encarnada en la historia, asume sus estructuras y sus medios, ya que no hay posibilidad de redimir una realidad sino es asumiéndola.

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (2.8 Kb)  
Leer 1 página más »
Disponible sólo en Clubensayos.com