ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Ensayo De Medicina Del Futuro


Enviado por   •  2 de Octubre de 2011  •  2.190 Palabras (9 Páginas)  •  1.097 Visitas

Página 1 de 9

La Medicina del Nuevo Milenio, la solución a enfermedades que se pensaban incurable

Por Luis Carlos Detrinidad Arguello

¿Es ético manipular el Genoma Humano? Aunque muchos lo consideran “…jugar a ser Dios” ¿Qué beneficios puede traer esto a la humanidad? ¿Será la cura a muchas enfermedades que en un pasado se consideraban incurables? En el presente ensayo reflejaremos los importantes avances de la ciencia en este sentido, según hemos podido investigar en Internet. Nos ha parecido un tema futurista, moderno, vanguardista y lleno de tecnología de punta. No tenemos duda que será la medicina del nuevo milenio, por lo que nos afectará a todos nosotros, los nuevos médicos que tendremos una herramienta novedosa en el diagnóstico y cura de muchas patologías, mediante la revolucionaria técnica de la Manipulación del Genoma Humano.

Mucho se ha debatido en cuanto al origen del hombre, para algunos el estudio se remonta a los confines mismos de la galaxia, allí donde todo parece infinitamente inmenso y se hacen preguntas sin contestar; otros consideran la evolución como respuesta, desde una insignificante bacteria u organismo unicelular hasta formar asociaciones celulares complejas; y para otros la respuesta se encuentra simple, pero verazmente, en la Biblia, en el registro del Génesis “…y creó Dios al hombre a Su imagen, a imagen de Dios los creó; varón y hembra los creó” Sin importar que existan tantas teorías como interrogantes, la mayoría de los grupos parecen converger en un punto que juzgan ser de extrema importancia… “la singularidad del ser humano”. De todo lo existente en el mundo, con toda su majestuosidad y color, forma y sabor, nada se compara con la especialidad humana la cual se encuentra resumida y codificada en el maravilloso Genoma Humano, ¿y si éste pierde su singularidad, también el hombre la perderá?

Al iniciarse el tercer milenio, hemos tenido la oportunidad de presenciar uno de los anuncios, en el ámbito científico y tecnológico, probablemente más importante en toda la historia de la humanidad, comparable solamente con la llegada del hombre a la Luna quizás. Este es el Proyecto Genoma Humano, (PGH o HUGO, por sus siglas en Inglés), iniciativa que comprometió a miles de científicos en cientos de laboratorios de investigación repartidos por todo el mundo. Por más de 15 años, trabajaron para llegar a descifrar la secuencia completa de bases nitrogenadas que forman parte del Genoma Humano. Esta ardua labor, ha permitido lograr un enorme avance en el conocimiento de la información contenida en esta secuencia, lo que para algunos autores de artículos sobre el tema, representa ni más ni menos que “el libro de la vida”.

El estudio del genoma y de sus potenciales aplicaciones, tiene implicaciones tan amplias, que alcanzan ámbitos muy variados en áreas sociales, económicas y culturales, aparte de aquellas propias de las ciencias biológicas. Por esta razón, es necesario considerarlo un tema trascendental para nuestra época. La importancia que tiene esta iniciativa para la humanidad es tan grande, que la UNESCO no ha dudado en declararla “Patrimonio Universal de la Humanidad” en la Declaración Universal del Genoma Humano, con fecha 11 de noviembre de 1997(1)

Las utilidades de los conocimientos genéticos derivado de este Proyecto, son sumamente importantes, ya que se están traduciendo en mejores métodos diagnósticos que se basan en análisis directos del ADN, que se emplean para confirmar una sospecha clínica de una patología de naturaleza genética y también para el diagnóstico prenatal en el caso de embarazos en que se sospecha la existencia de riesgo reproductivo, es decir, gestación de un ser humano portador de alteraciones morfológicas o funcionales que incluso podrían poner en riesgo su propia existencia y la de su madre. Existen en la actualidad muchos métodos para diagnosticar dichas alteraciones, por ejemplo la amniocentesis, que según la asociación Nacer Sano “es la prueba prenatal más comúnmente utilizada para diagnosticar los defectos congénitos cromosómicos y genéticos.”(2) Según esta misma organización, mediante este simple diagnóstico se han salvado miles de vidas, de niños que mediante terapias génicas, han podido nacer y crecer de una forma normal.

También es factible aplicar estas técnicas, a niños y adultos asintomáticos para resolver si pudieran haber heredado de algún progenitor una mutación causal de una enfermedad genética que se desarrolle en el futuro. Y así poder dar un tratamiento preventivo, por ejemplo, las personas que tienen un alto riego de contraer cardiopatías, y por herencia, su producción de Colesterol LDL (también llamado colesterol malo) es excesivamente alta. Se podría tratar mediante medicamentos que reduzcan esta producción anómala, y así evitar ataques cardiacos antes que éstos aparezcan.

La definición de la Doctora Teodora Zambudio sobre la terapia génica nos ha parecido sumamente adecuada “Desde un comienzo, el Proyecto Genoma Humano ha proclamado que su objetivo más caro era la posibilidad de lograr una nueva herramienta terapéutica. En un sentido estricto, por terapia génica humana se entiende la administración deliberada de material genético en un paciente humano con la intención de corregir un defecto genético específico. Otra definición más amplia considera la terapia génica como una técnica terapéutica mediante la cual se inserta un gen funcional en las células de un paciente para corregir un defecto genético o para dotar a las células de una nueva función. “(3)

Entonces, si ésta ha sido siempre uno de sus principales objetivo, porqué cuestionarnos ahora si es ético. Si en un futuro será una herramienta sumamente útil para el trato de enfermedades que en el pasado se consideraban “INCURABLES”.

Por ejemplo, las posibilidades derivadas de este conocimiento, es que se detecten mutaciones que favorezcan una predisposición genética a algunas patologías, como el cáncer. Y luego poder darle una terapia genética adecuada. El Doctor Steven Rosenberg, uno de los más reconocidos investigadores del cáncer experimentó con pacientes que sufrían de melanoma, cáncer de piel, que anualmente mata a unos 28.000 ciudadanos en EE.UU y varias decenas de miles más en todo el mundo. El Doctor Rosenberg propuso una estrategia basada en los propios mecanismos internos del cuerpo, como la terapia génica, para conseguir que el propio cuerpo rechace la enfermedad. Rosenberg y su equipo extrajeron muestras del tumor de pacientes con melanoma. Las muestras fueron introducidas en una sustancia natural que potencia su

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (14 Kb)  
Leer 8 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com