ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Adquisición Y Desarrollo Del Lenguaje En Preescolar Y Ciclo Inical


Enviado por   •  28 de Julio de 2011  •  9.785 Palabras (40 Páginas)  •  1.278 Visitas

Página 1 de 40

Adquisición y desarrollo del lenguaje en Preescolar y Ciclo Inicial

Juan Cervera Borrás

Doctor en Filosofía y Letras

Catedrático de la Escuela Universitaria

de Formación del Profesorado de Valencia

-211-

Ante el lenguaje del niño

Observaciones preliminares

1º La enseñanza de la lengua en Preescolar no debe separarse del proceso natural de desarrollo del lenguaje en el niño desde sus primeros momentos. Por consiguiente, aunque el niño empiece los cursos de Preescolar a los cuatro años, el educador ha de conocer el proceso natural de desarrollo desde sus principios.

2º Todo educador en contacto con el niño ha de tener presente que, en alguna medida, es profesor de lengua. Si, como sucede en Preescolar y en el Ciclo Inicial, un sólo educador asume todas las funciones docentes, deberá entender que todas las materias y actividades han de contribuir al aprendizaje de la lengua.

3º El niño que empieza la educación preescolar -cuatro años- goza ya de un dominio de la lengua bastante notable. En modo alguno se trata de que el educador lo inicie en el conocimiento de la lengua. Más bien se empieza un periodo de reflexión sobre ella que entrará con más fuerza cuando el niño comience a estudiar gramática.

4º Los niños aprenden a hablar sin dificultad. (DALE, 1980) Sus primeras manifestaciones lingüísticas son orales. Por consiguiente, en -212- Preescolar debe potenciarse la expresión oral y la conversación. La lectura y la escritura vendrán en fases posteriores.

5º Si se ha podido definir al niño como un ser que juega, es fácil deducir que el juego es la actividad en la que pone mayor empeño. El parvulista hará bien en adoptar procedimientos de aprendizaje presididos por el espíritu lúdico.

6º Entre un enfoque didáctico, con expresión pormenorizada de objetivos, contenidos y actividades, y el enfoque psicolingüístico que se sitúa en la base del didáctico y lo condiciona, hemos preferido el psicolingüístico, menos divulgado y menos al alcance de nuestros lectores. Para la didáctica concreta hay numerosos trabajos fácilmente consultables.

Hacia la programación

El hecho de que el niño aprenda a hablar sin dificultad puede inducirnos a pensar que no hay que tomar ninguna providencia ni trazar ninguna estrategia educativa al respecto. De hecho así sucede, en gran medida, con los niños que no cursan Preescolar. Pero no puede pasarse por alto que el abandono total al desarrollo natural puede tener, en algunos casos, graves inconvenientes, o, por lo menos, se pierde la oportunidad de activar dicho desarrollo.

Que los niños realicen su primer aprendizaje de la lengua por vía oral trae como consecuencia la valoración de la didáctica del lenguaje oral, que ha de extenderse más allá de la educación preescolar. Por supuesto sin merma de la didáctica del lenguaje escrito, antes bien, como su mejor auxiliar.

Y que el educador ha de conocer el desarrollo lingüístico del niño desde sus inicios, para J. S. BRUNER (1975) es la forma de lanzar al niño cada vez hacia horizontes más amplios al tiempo que se afianzan sus conocimientos adquiridos.

Por otra parte, este estudio del lenguaje infantil desde sus inicios no sólo lleva a conocer mejor los mecanismos de desarrollo del lenguaje, sino a valorar el lenguaje infantil no como un torpe remedo del de los adultos, sino como una forma de habla propia con patrones característicos, uno de los cuales es su progresiva evolución.

Con la educación preescolar el niño de cuatro años, que ya domina lo fundamental de la lengua, pasa del aprendizaje intuitivo y asistemático a la reflexión provocada y sistemática. Con lo cual se modifican profundamente sus procedimientos de aprendizaje. Pero esta reflexión sobre el lenguaje no puede servirse de los procedimientos empleados por el adulto. Ni siquiera es comparable a la que ha de iniciarse con el estudio de la gramática. Se trata de alcanzar grados de comunicación tales que le permitan al niño afianzarse en sus procesos y potenciar los medios de adquisición del lenguaje.

-213-

En cualquier caso ha de estar convencido el educador de que existen procedimientos y circunstancias que propician el aprendizaje de la lengua por parte del niño sin grandes esfuerzos. Estos conocimientos ayudarán al educador a planear y programar el cultivo de la lengua desde el momento en que entre en contacto con el niño.

Los procedimientos de aprendizaje

Los procedimientos fundamentales que emplea el niño para aprender la lengua son dos:

- la imitación,

- la creatividad.

Esta afirmación se erige como principio que comparten muchos psicolingüistas.

Por imitación el niño logra constantes aproximaciones a las distintas formas de hablar que pululan a su alrededor. Se pone así en contacto con variedad de modelos lingüísticos y de casos en que la lengua opera con lógica aplastante. Por creatividad va descubriendo lo que hay de común entre unos casos y otros, con lo cual vislumbra el sistema de la lengua. Descubierto o, mejor dicho, intuido el sistema de la lengua, aunque el niño no tenga capacidad para formularlo ni explicar por qué hace las cosas, lo aplica. Esto le permite seguir avanzando en la adquisición de la lengua por creatividad, especialmente por analogía.

Algunos de los errores frecuentes en el lenguaje infantil son demostración palmaria de que el niño conoce el sistema de la lengua y es consecuente con él. Si decomer deriva comido, es lógico, para él, que de romper derive rompido; si de camión dice camionero, por lógica, de avión dirá avionero; si de correr dice corrí, de hacer dirá naturalmente hací; y así podríamos multiplicar los ejemplos.

Para RUWET hay un hecho capital en la lengua del adulto, que, sin duda, se fragua desde la infancia. Para este autor, toda persona que habla una lengua es capaz de percibir, comprender y emitir palabras y frases que nunca anteriormente ha oído, entendido ni pronunciado. Es evidente que esta capacidad se debe más que a la imitación a la creatividad.

Por la imitación el niño aprende palabras y frases, por la creatividad es capaz de inventarlas.

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (62.8 Kb)   pdf (289.2 Kb)   docx (44.2 Kb)  
Leer 39 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com