ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

CLASIFICACIÓN DE LAS EMPRESAS


Enviado por   •  1 de Septiembre de 2012  •  2.713 Palabras (11 Páginas)  •  279 Visitas

Página 1 de 11

CLASIFICACIÓN DE LAS EMPRESAS

1. Según la actividad que realizan

Las necesidades del consumidor son satisfechas mediante las ofertas de empresas que realizan actividades diferentes. Las empresas que producen el mismo bien principal se agrupan en los denominados sectores económicos de actividad.

Empresas según el sector productivo:

• Tipos de empresas de Actividades

• Primarias: obtienen su producción de la naturaleza.

• Extractivas: son mineras, agrarias, forestales, ganaderas, pesqueras.

• Secundarias: transforman las materias primas extraídas por las primarias

• Transformación: industriales y de construcción.

• Terciarias: lo que ofrecen no se puede almacenar, comerciales y de servicios de transporte, acercan los bienes al consumidor.

• Hostelería y turismo: cubren las necesidades de descanso y ocio.

• Financieras: posibilitan los depósitos y créditos de dinero.

• Servicios profesionales: de todo tipo, salud,

• Asesoramiento fiscal o legal.

Las empresas que desarrollan su actividad en un solo sector o ramo de la construcción se denominan empresas especializadas. Las que actúan en más de un sector se denominan empresas diversificadas.

Según su constitución legal

Las formas jurídicas son la manera en que se organizan las personas que desean iniciar una actividad empresarial: cuantas personas deben construir la sociedad, qué capital deben aportar, qué responsabilidad van a tener, etc. Existe normativa legal que distingue entre diferentes clases de empresarios y esto a su vez determina el tipo de empresa según su constitución legal:

• Empresarios individuales. El primer tipo de empresario que parece en la historia es el individual. La propiedad de la empresa es de una persona física que aporta su capital y su trabajo para el desarrollo de la empresa que dirige. Sus bienes personales están afectados por los resultados de su negocio, por tanto su responsabilidad es ilimitada.

• Sociedades. La propiedad es de un grupo de personas que se han puesto de acuerdo para realizar en común una actividad empresarial. La empresa tiene personalidad propia, es decir, distinta de las personas que han aportado el capital.

Las características básicas que diferencian dos tipos de sociedades son: el capital que se debe aportar para el desarrollo de la actividad y la responsabilidad de los socios, es decir, cómo y hasta donde responde un socio por las deudas que la sociedad tiene con terceros.

Además, el derecho regula otros aspectos del funcionamiento de las sociedades, como son la gestión de la sociedad, el número de socios, la responsabilidad y la forma de distribuir los beneficios.

La sociedad anónima y la sociedad limitada son las que han tenido un mayor desarrollo, debido a la limitación de las responsabilidades y a la facilidad en la transmisión de las acciones participaciones son los títulos que representan el capital social de una sociedad y que acreditan los derechos de las personas que los poseen.

Otras empresas, de carácter más social, son las sociedades cooperativas. Pueden ser cooperativas de trabajo asociado (para producir o prestar un servicio en común) o cooperativas de consumo (para facilitar la compra de productos).

2. Según su naturaleza

Atendiendo al mercado geográfico:

• Locales Realizan su actividad en un área limitada, dentro de un municipio o provincia.

• Regionales. Realizan su actividad en toda una región o en una Comunidad Autónoma.

• Nacionales. Realizan su actividad en todo el territorio de un país

• Internacionales o multinacionales. Abarcan distintos países.

El mercado al que puede acceder una empresa no depende de su propio tamaño, ya que hay empresas pequeñas que se dirigen a un mercado internacional y empresas grandes que sólo operan en el mercado nacional.

Atendiendo al tamaño:

El tamaño de una empresa suele estar determinado por el tipo de actividad que realiza y el mercado en el que opera.

Por ello, se han establecido unos criterios para determinar si las empresas son pequeñas medianas o grandes. Estos criterios son el volumen de ventas anuales, el número de trabajadores en plantilla, el capital aportado por los propietarios y los beneficios que se obtienen.

Atendiendo al volumen de ventas:

Pequeña: volumen de ventas menor a 1.500.000

Mediana: volumen de ventas entre 1.500.000 y 6.0000.000

Grande: volumen de ventas mayor de 6.000.000

Atendiendo al capital:

Menor de $600.000

Entre $600.000 y $3.000.000

Mayor a $3.000.000

Atendiendo al número de trabajadores:

Menos de 50

Menos de 250

Más de 250

Atendiendo a su finalidad:

La obtención de beneficio es el motivo por el que se crean la mayoría de las empresas. Sin embargo, existen también algunas, en menor número, cuya presencia en el mercado tiene otras motivaciones.

Podemos distinguir dos tipos de empresas, según sea su finalidad:

• Empresas lucrativas. Son aquellas que pretenden obtener un beneficio económico para sus propiedades. La mayoría de las empresas son de este tipo.

• Empresas no lucrativas. Son empresas que tienen por objeto producir o prestar un servicio al menor coste posible. Fundamentalmente se trata de organizaciones vinculadas a las administraciones públicas y otras de carácter social.

La finalidad no condiciona la manera de actuar de la empresa, ya que las regla de funcionamiento son las mismas para todas.

DEFINICIÓN DE CONTABILIDAD:

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (17.4 Kb)  
Leer 10 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com