ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

El Encuentro Con EL Nuevo Mundo.


Enviado por   •  6 de Abril de 2013  •  2.468 Palabras (10 Páginas)  •  503 Visitas

Página 1 de 10

La Vega, Ciudad Olímpica. Primera ciudad en la República Dominicana donde se jugó béisbol por primera vez

El Encuentro con EL Nuevo Mundo.

Cuando Cristóbal Colón fundo la Ciudad de La Concepción de La Vega, primera villa de los cristianos, lo hace a tiro de arcabuz. Del poblado de Guaricamo, centro indígena que algunos historiadores catalogaban como capital de la Isla. En este poblado, al igual que en los demás, encontraron los conquistadores europeos un batey o plaza grande, donde se jugaba pelota, “diez por diez o veinte por veinte”. Tenían sillas de piedra para los espectadores y de madera (dúho) para lo cacique y las personas importantes.

Conforme con los cronistas de aquella época (Las Casas, Fernández de Oviedo, y otros) la pelota era hecha de raíces y ramas con cerapez negra, esponjosa, fofa y algo pesada. La golpeaban con los hombros, las rodillas y las caderas, las mujeres que también practicaban el juego. La golpeaban con las rodillas. El juego consistías en devolver la pelota una vez puesta en movimiento al contrario sin permitir que ésta detuviera. Tenían sus jueces, árbitros y las apuestas eran normales. Es decir, que cuando Europa viene a América, con sus costumbres, juegos, etc. El Nuevo Continente los esperaba, a su vez, con los suyos.

Por lo tanto, podemos afirmar que los españoles tuvieron su primer contacto con deportistas, árbitros, jueces y espectadores, aquí en Quisqueya y de manera particular en La Vega, donde al día de hoy se matiné una profunda y arraigada tradición olímpica y deportiva.

No seriamos osados si asumiéremos que, desde la época de la colonización (1500) hasta la república, la práctica de algún tipo de deporte que limitaba a corrida de caballos, esgrima y actividades recreativas, tales como corridas de sortijas y juegos de salón.

Los Inicios del Olimpismo Vegano.

La construcción del Ferrocarril La Vega-Sánchez produjo cambios en la economía, cultura y tradiciones de la ciudad. Es posible que los ingenieros escoceses e ingleses que intervinieron en la construcción hayan traído consigo alguno tipo de práctica deportiva. Desafortunadamente, nuestros cronistas y relatores no recogieron en sus escritos esos eventos.

Hurgando entre los documentos inéditos de nuestro historiador Jovino Espinola Reyes, hemos encontrado uno de sus ya reconocidos y bien documentado artículos, escritos en el 1953 bajo el título de “El Béisbol y La Vega, Jugado por Primera Vez en el País”, en la que don Jovino narra con lujo de detalles las celebraciones del primer partido auténtico de béisbol jugado en La Vega entre los equipos. Los cubanos de Salmon y Los veganos del Lila. Escenificado en La Sabana (hoy Parque Hostos en el 1897.

Es importante destacar que en el 1895 habían llegado a esta ciudad un grupo de destacados cubanos, quienes se vieron obligados a abandonar su país natal debido a la guerra de Independencia que e libraba en la hermana nación, entre ellos el constructor Abelardo Lago y sus hijastros Samuel y Ramón Mendoza, quienes en Cuba practicaban el béisbol y, en consecuencia , se dieron a la tarea de introducir este deporte a la juventud vegana, utilizando para ello la extensa sabana que estaba en la parte nordeste de la ciudad, hoy está el Parque Hostos. Es obvio que le tomó tiempo entrenar a los veganos en la práctica del novedoso juego. De las prácticas y entrenamientos surgieron dos equipos Rojo y Azul: sin embargo, tal y como nos testimonia nuestro historiador Don Mario Concepción, hubo que cambiarle los nombres a Salmon y Lila debido a las pasiones políticas que provocaban los nombres originales.

Finalmente, y cuando se consideró que los integrantes de los equipos estaban debidamente entrenados, se procedió un domingo del mes de agosto de 1897, a celebrar el “primer juego oficial y auténtico “entre ambas novenas. La formalidad y la rigurosidad observadas en las normas beisbolistas, unidos al hecho de ser ambos equipos locales, obviamente le conceden a La Vega el derecho a la primicia beisbolista. (1)

Otro evento importante del beisbol vegano de ayer le constituyó la creación de dos equipos de béisbol en el año de 1903, esta vez bajo los nombres de Lila y Malabar. El primero lo dirigía Nisio Moya y el segundo por el Dr. Antonio Guzmán. Estos equipos se organizaron bajos los auspicios del Sport Club, institución deportiva que para la época era presidida por el arquitecto Alfredo Scaroina Montuori.

Por todo los antes expuesto.. testimonios recogidos de fuentes altamente confiables podemos concluir que fue en La Vega donde realmente se jugó por primera vez el béisbol; y me refiero a que se celebró un partido entre equipos locales, no provenientes de barcos anclados en el puerto, ni mucho menos de prácticas entres dos grupos de personas.(2)

Como esta explicado, lo escenificado en La Vega en una tarde de agosto de 1897 fue un verdadero partido de beisbol, con sus jugadores uniformados y todas las formalidades requeridas para poder calificarlo como un auténtico partido de béisbol. Salvo prueba en contrario, a La Vega debe reconocérsele esa primicia.

A principio del siglo XX. O sea por el año de 1902, la práctica de los deportes en aquella pequeña villa que era La Vega, era tan intensa, que el Ayuntamiento hubo de declarar de su los terrenos ubicados en la parte noreste de la ciudad conocida como La Sabanita y que era propiedad de la compañía del ferrocarrilera, para dedicarlos a la práctica de los deportes. Posteriormente, el 20 de diciembre del 1907, mediante resolución municipal bautizo esos terrenos con el nombre de Parque Hostos

En el 1903, el ingeniero italiano Alfredo Scaroina Montuori, constructor entre otras obras del edificio del antiguo mercado público de esta ciudad y persona amante del deporte, fundo el Sport Club, con la intención de aglutinar el desbordamiento movimiento deportivo de La Vega. Dentro de sus actividades se incluían béisbol, gimnasia, esgrima. Y otros.

En el 1917 ante el auge y efervescencia deportiva de la juventud vegana, el Ayuntamiento se vio competido a buscar nuevos lugares para la práctica de los y otorga a los terrenos contiguos al Cementerio Ornamental, la calidad de parque y lo denomina Plazoleta Luperón

Al producirse la intervención americana en el 1916, las huestes invasoras, en sus momentos de ocio, desafiaban deportivamente a los jóvenes veganos. De manera especial cabe destacar las veladas boxísticas que se celebran en el Teatro La Progresista, auspiciadas por el Mayor Merix de las tropas norteamericanas, en las que enfrentaba a sus pupilos los que siempre salían mal parado. A los jóvenes veganos Juan Hilario Lora (Papi), Gustavo y José

...

Descargar como (para miembros actualizados) txt (15 Kb)
Leer 9 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com