ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

La Comunicación En Nuestra Era Y La Lucha Por La Instauración De Nuevos Valores Sociales En Venezuela


Enviado por   •  10 de Diciembre de 2011  •  1.370 Palabras (6 Páginas)  •  560 Visitas

Página 1 de 6

La comunicación en nuestra era y la lucha por la instauración de nuevos valores sociales en Venezuela

Aida Eliana Andrade C.

La comunicación en términos generales y los efectos que esta ejerce sobre la sociedad, despiertan en esta era globalizadora gran interés haciéndola objeto de discusión y permanente estudio. Esto por constituir uno de los principales agentes de socialización dado que expresa gran parte de la cultura y determina en gran medida las motivaciones sociales, las actitudes y los valores de la misma fijados por modos estandarizados de comportamiento. Quienes controlan la comunicación tienen entonces un poder casi infinito sobre los elementos sociales fundamentales, determinando sus intereses, ideales y hasta sus necesidades con lo que se adquiere control sobre otras esferas primordiales de la sociedad.

Hasta ahora, la orientación generalizada de los medios de comunicación masiva lejos de construir una sociedad rica en valores sociales y humanista, moldea hacia una sociedad hedonista, narcisista e individualista que condiciona la explotación de sí misma en todos los ámbitos y que dificulta cada vez más la convivencia entre individuos.

Uno puede preguntarse, entonces, como hacerle frente a este monstruo socavador de conciencia social, y se entiende que su estructura es tan dispersa y su poderío tan grande que la fortaleza de sus mecanismos se hace casi infalible, por tanto, es pensable batallar contra sus efectos, mas no contra sus mecanismos, al menos, no por los momentos. Es decir, si queremos una sociedad más justa y humana debemos apropiarnos de los mecanismos de comunicación ya instaurados en nuestra era y hacer uso de ellos para moldear a una sociedad con valores nobles que garanticen su sana subsistencia. (Dragnic, 2007).

Son múltiples los autores que han emitido opinión en el tema, sin embargo, en esta breve discusión nos centraremos en las criticas de Mario Perniola con su obra “Del Sentir”, entendiendo que el presente escrito se realizará en base a una investigación documental, adicionalmente nos apoyaremos en ensayos y artículos escritos por autores como Olga Dragnic y Meliant Herrera en relación al tema y observando los diversos puntos de vista que entorno al mismo existen.

Los medios de comunicación sirven de medio de transmisión de información a nivel masivo y con ello inciden como elemento educador en la sociedad, moldean de modo incisivo con patrones, valores e intereses que determinan el comportamiento del colectivo.

En Venezuela hemos visto hasta los momentos una comunicación fundamentada en medios tales como medios impresos, radiofónicos, audiovisuales y digitales con una influencia ideológica y cultural norteamericana determinística que moldea nuestra sociedad a una realidad ajena, menos preciando nuestros valores y principios.

Los medios de comunicación han impartido patrones extranjeros de estética, de cultura, y de ideología entre otros que colisionan con la realidad que nos rodea y generan un ambiente contradictorio de existencia resultando en descomposición en todos los ámbitos.

Encontramos en ellos un estereotipo de hombre y de mujer ajustado a raza y mercado extranjero, encontramos en los programas recreativos una realidad cotidiana distinta de la nuestra y terminamos visualizándonos como seres con fisionomías distintas a la propia procurando vernos en nuestro día a día como aquel que vive en un país de cuatro estaciones y repudiando nuestro color de piel o forma de los ojos, fingiendo tomar el té en lugar del guayoyo e imaginando que corremos para tomar un tren en lugar la típica camionetica que nos lleva al trabajo todos los días.

Herrera (2004) manifiesta que el comportamiento de la sociedad (público receptor), se ha volcado hacia el consumismo, e incluso hacia la imitación -por parte de los estratos más desfavorecidos económicamente- de los patrones de conducta propios de grupos hegemónicos. El caso más ilustrativo es el de la clase obrera, que admira e incluso llega a sentirse como parte de la llamada clase burguesa. Horkheimer, (Barrios (1999) en Herrera (2004)), expresó que “La sociedad industrial avanzada, con sus poderosos mecanismos de manipulación, ha hecho del proletariado una clase social complaciente, afirmativa y hasta reaccionaria”.

Los medios nos convencen de que todo lo que hacemos es hecho mejor en otros países y que lo que deberíamos ser es mejor con los patrones de los países que vemos en nuestros medios de comunicación.

La penetración en nuestra sociedad sobrepasa la transculturización y se implanta ideológicamente de forma desfigurada al punto de convertirnos en vasallos de un sistema lejano que nos explota a su antojo y conveniencia.

“El pensar es ahora ya pensado,

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (9.2 Kb)  
Leer 5 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com