ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Municipio Peña, Venezuela


Enviado por   •  1 de Julio de 2011  •  2.245 Palabras (9 Páginas)  •  1.025 Visitas

Página 1 de 9

Republica Bolivariana de Venezuela

Ministerio del Poder Popular para la Educación Superior

Aldea Universitaria Dr. León Trujillo

Misión Sucre

Cocorote Estado Yaracuy

Municipio Peña

Bachiller:

Genessis Sánchez

Prof.

Cocorote, Abril 2011

MUNICIPIO PEÑA

Yaritagua, pueblo indígena, que surge por la preocupación que sintieran aquellos primeros pobladores traídos por Don Tomás de Ponte en 1666 de San Antonio de los Naranjos (llumocaro-El Tocuyo) para trabajar en la hacienda que levantara en los lados de Urimiquire.Don Tomas de Ponte edifica su hacienda de caña y trapiche y alrededor de ella, en las tierras que no son cultivadas comienzan los indígenas a construir sus casas, por lo que el territorio se fue sembrando de ranchos, abriéndose paso entre bosques, arroyos y quebradas. Sin embargo, es de resaltar que antes de la llegada de los europeos a la América, en el territorio de Yaritagua vivían familias indígenas pertenecientes a la etnia caquetía, Nación numerosa que habitaba a lo largo y ancho del valle denominado por los europeos como el Valle de Las Damas.

A ella pertenecen los restos encontrados en las adyacencias de la hacienda Santa Lucía a la entrada del pueblo por el oeste, viniendo de Barquisimeto. Es importante señalar que los caquetíos se extendían desde el Mar de Las Antillas hasta las riberas del río Orinoco y formaban parte de una gran nación llamada Arawac. A ella pertenecen los restos encontrados en las adyacencias de la hacienda Santa Lucía a la entrada del pueblo por el oeste, viniendo de Barquisimeto. Yaritagua entra a la Historia Colonial de Venezuela, con la llegada del europeo Nicolás de Federmann, alemán y Lugarteniente del gobernador Welser Ambrosio de Alfinger, por el año de 1530 aproximadamente, quien hizo la travesía al frente de más de un centenar de españoles a pie y unos cuantos a caballos, acompañado del Oficial del Rey de España, don Antonio Naveros.

Para el año 1552 cuando ocurre la fundación de Barquisimeto por el capitán don Juan de Villegas queda el territorio como parte de esas Encomiendas, además de todo el ocupado por el actual Estado Yaracuy.

Para ese entonces no existían otros pueblos a excepción del Pueblo de Españoles del Real de Minas de San Felipe de Buría, fundado en 1552 por el mismo capitán Juan de Villegas, siendo a partir del siglo XVII cuando comienzan a surgir nuevos poblados en este valle yaracuyano perteneciente a la Provincia de Venezuela.

Sin embargo, para esos tiempos, las tierras de Yaritagua no fueron ocupadas por los españoles por lo que fueron revertidas a la corona, pasando entonces a manos del Rey. Como es bien sabido Yaritagua es un toponímico indígena, del cual no se sabe a ciencias ciertas qué significa. Varias han sido las definiciones dadas por algunos estudiosos, por ejemplo para Gustavo Rojas Lugo (1995) su nombre tiene que ver con el «lugar del yanta!'>, Para Leopoldo Veloz Duin «lugar o sitio donde se guarda el agua de yuca»; para Ana Botbol de Alfón significa «devoto de sus fiestas» o «fiestas piadosas'>. Algunos por tradición dicen que tomó el nombre de una india y otros de un indio, sin embargo las investigaciones continúan. Yaritagua poco a poco va conformando su fisonomía, surgen sus calles, su plaza, su iglesia, su casa de gobierno y se instituye el Cabildo de Indios, el cual estaba conformado de la siguiente manera:

Regidor: Juan Bernardo Nahaca. Segundo Regidor: Juan Ciuda. Alguacil Mayor: Felipe Alvarado. Procurador General: Dionicio Alvarado. Cacique de Indios: Don Rodrigo de Alvarado. Esta primera comitiva conocedora de las Leyes Indias y Reales Cédulas dictadas por la Corte Española, se propuso lograr la categoría de pueblo al Sitio de Yaritagua y asimismo ellos pretendían se les diera propiedad sobre las tierras que labraban por su cuenta, pues alegaban tener en, este territorio más de treinta años, desde la traída de don Tomás de Ponte desde los Humocaros.

Además exigían que se cumpliera con las ordenanzas, ya que ellos tenían sembradíos, sementeras, aguadas y potreros, además de sus casas e iglesia y con estas aspiraciones se inicia el primer litigio por las tierras de Yaritagua entre los descendientes de las cuarenta familias indígenas y los de Tomás de Ponte. Es entonces que el 14 de octubre de 1699, el capitán don Miguel del Castillo Nieto, Corregidor del pueblo, hizo constar que el Capitán General y Gobernador don Eugenio Ponte le había dado legitimidad al pueblo de Yaritagua como consta en el Archivo General de la Nación. Luego, el 19 de noviembre de 1699 se leyó el despacho y se dejó constancia de este acontecimiento por Miguel García del Castillo Nieto, como se dijo anteriormente Corregidor del pueblo y en presencia del capitán don Rodrigo Fernández, vecino de la ciudad de Barquisimeto, de don Nicolás de Alvarado, Alcalde Ordinario, Juan Bernardo Nahaca, Regidor y de don Rodrigo de Alvarado, Cacique de Indios se les hizo entrega de la posesión del pueblo y les fueron leídos los términos en los cuales fue aprobado.

Con esta trascendental ceremonia se da por sentado el logro de este Cabildo de Indios, hecho muy importante en la historia local, pues le da la base jurídica para adquirir legalmente la categoría de pueblo, aunque para que este hecho se pudiera dar se requería, además, tener en el Sitio erigida una parroquia, o también que las autoridades le diesen por instrumento público la categoría de pueblo, cuestión que para ese entonces no existía en Yaritagua y para resolver dicha coyuntura, el 13 de agosto de 1707 le fue expedido el título de Cura Párroco al padre don Francisco Salcedo Quintanilla y queda así asentado el pueblo de Santa Lucía de Yaritagua, como cabecera de parroquia eclesiástica y como pueblo legalmente constituido.

De allí se puede inferir entonces que el pueblo de Yaritagua es un pueblo de Encomienda, sin un fundador específico. En 1772 integraba Yaritagua un corregimiento conformado por las vecinas poblaciones de Cuara, Chivacoa, Urachiche, Santa Rosa y Duaca donde pagaban tributo completo 8 indígenas, y 14 con tributo medio para un total de 22 indígenas, los cuales se encontraban alejados del pueblo, debido a las labores que realizaban en haciendas y estancias.

En 1782 ocurre una visita muy importante para el pueblo, me refiero a la llegada del Obispo Monseñor Mariano Martí ocurrida en

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (13.9 Kb)  
Leer 8 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com