ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Prueba De Unidad Comprensión Lectora 3°Básico


Enviado por   •  25 de Julio de 2011  •  801 Palabras (4 Páginas)  •  2.266 Visitas

Página 1 de 4

Nombre: _____________________________________________

Curso: 3º básico _______ Fecha: __________________________

Puntaje obtenido: / 46 puntos

Prueba Unidad VI de Lenguaje

 Lee el siguiente texto.

En el desierto, en la falda de un cerro lleno de piedras, en que no se veía ni un poco de hierba, había crecido una mata de cactus que no tenía espinas como las tiene ahora.

Aunque no había gota de agua en ese lugar y apenas caía por ahí la lluvia una que otra vez, la planta se hallaba siempre verdecita y el interior de sus gruesas hojas estaba constantemente lleno de un líquido blanco y de una pasta muy suave.

Todos los días pasaban junto al cerro rebaños de llamas, vicuñas y alpacas y cuando tenían sed se acercaban al cactus y mordían las anchas hojas para refrescarse con su jugo.

Claro está que al pobre le causaban dolor los mordiscos que le daban y decía:

- ¡Si tuviera con qué defenderme de los dientes de los animales!

El cactus se hallaba una tarde muy tranquilo, cuando de pronto oyó un ruido que venía de la cima del cerro. Miró hacia arriba y vio que desde lo más alto bajaban corriendo una zorra y una gran piedra.

- ¡No me has de ganar! gritó la zorra.

- ¡Anda loca, si ya no puedes más, estás con la lengua afuera! le contestó la piedra que, dando vueltas y botes entre las rocas, bajaba con rapidez, dejando atrás a la zorra.

De repente, el cactus oyó que lo llamaban:

- ¡Cactus, cactus!

Puso atención y se dio cuenta que era la voz de la zorra.

- ¿Qué quieres?, preguntó la planta.

- Cactus, ¿quieres hacerme un favor?

- ¡Cómo no!, le respondió.

- Entonces, ataja la piedra y yo en pago te regalo mis uñas.

- ¿Uñas?, se dijo la planta. Pero si eso es precisamente lo que necesitaba. ¡Uñas para poder defenderme de las llamas, las vicuñas y las alpacas que me muerden todo el día sin compasión! En seguida te voy a ayudar, le contestó.

La piedra se le acercaba más, dando salto tras salto. La planta esperó que se le acercara lo suficiente y cuando ya la tenía a corta distancia, estiró cuanto pudo sus largas hojas, como si fueran brazos, y la atajó sujetándola fuertemente.

Mientras tanto la zorra había ido avanzando. Pasó junto a la piedra, la cual estaba prisionera sin poder moverse, y llegó a la meta. Una vez allí comenzó a gritar con burla:

- ¡Piedrucha, piedrucha, te gané!

La otra hacía esfuerzos por soltarse, pero la planta la sujetaba con firmeza.

La zorra cumplió su promesa y desde ese día, el cactus tiene fuertes espinas para protegerse de los animales sedientos.

Luego de leer el relato, responde las siguientes preguntas.

1. Este texto ¿es un mito o una leyenda? (2 puntos)

____________________________________________________________

2. ¿Cuál es el hecho real que explica? (2 puntos)

____________________________________________________________

____________________________________________________________

3. Según el texto el cactus tiene los brazos abiertos porque... (1 punto)

____________________________________________________________

____________________________________________________________

4. ¿Qué le regala la zorra al cactus después de haberla ayudado? (1 punto)

____________________________________________________________

____________________________________________________________

5. ¿Qué quería tener el cactus? ¿Para qué? (3 puntos)

____________________________________________________________

____________________________________________________________

____________________________________________________________

 Encierra en un círculo la alternativa correcta. (8 puntos)

1. Todas las palabras tienen una sílaba en la que cargamos la voz. Esta sílaba recibe el nombre de:

a) Sílaba átona

b) Sílaba tónica

c) Sílaba aguda

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (6.7 Kb)   pdf (69.4 Kb)   docx (12.1 Kb)  
Leer 3 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com