ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Que queremos de la educacion


Enviado por   •  24 de Mayo de 2016  •  Trabajo  •  396 Palabras (2 Páginas)  •  124 Visitas

Página 1 de 2

El texto redactado por Humberto Maturana plantea varias ideas principales sobre lo que queremos de la educación. Esboza las emociones como una variable que influye y determina las conductas humanas. Habla sobre la importancia de la honestidad e intencionalidad de nuestros actos para el desarrollo de una buena convivencia. Además, se refiere a los valores como un aspecto que se debe adquirir sólo a través de la experiencia, sin necesidad de enseñarlo.

En lo personal compartimos muchas de las ideas propuestas por el autor, pero también diferimos en algunas. Convenimos con el planteamiento de que vivimos actualmente en la era de la honestidad y colaboración, ya que la única forma de mejorar y llevar a cabo una educación de calidad, es a través de la verdad. Ser honestos con nosotros mismos y con nuestro entorno, tanto respecto a nuestras emociones como con nuestras acciones. Sobre todo si llevamos esto al plano de las situaciones en el aula, dado que como profesores debemos ser sinceros y consecuentes con nuestros estudiantes, para contribuir con esta idea de colaboración. Consideramos que el respeto es un valor primordial dentro del ámbito de la educación, si no es el más  importante. Necesitamos establecerlo como la base de toda relación humana para lograr crear la atmósfera de colaboración que se requiere para lograr cualquier tipo de aprendizaje, ya sea en escenas de educación formal o en situaciones cotidianas.  

Maturana postula que la historia depende de nuestras emociones y deseos, idea con la que estamos absolutamente de acuerdo. Es de vital importancia reconocer el rol de las emociones dentro de todo aspecto de nuestras vidas, más aún en el ámbito educativo. Necesitamos acabar con la costumbre de tratar a nuestros estudiantes como máquinas o simples números de una lista, ya que esto influye tanto en su conducta como en su autoestima, directamente relacionado con la construcción de su identidad. Si enseñamos a creer y confiar en las emociones, en vez de vivir la educación como constante competencia, entonces formaremos personas seguras y empoderadas, con claras ideas sobre lo que quieren y deben hacer.  Nuestro deber como futuros profesores es fortalecer a los niños y jóvenes no sólo en el ámbito intelectual, sino que también ocuparnos de su formación emocional. Sólo entonces estarán preparados y dispuestos a aprender cualquier tipo de ciencia o disciplina.

Patricia Boza

Macarena Gómez

...

Descargar como (para miembros actualizados) txt (2 Kb) pdf (73 Kb) docx (7 Kb)
Leer 1 página más »
Disponible sólo en Clubensayos.com