ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Confesiones San Agustin


Enviado por   •  7 de Julio de 2018  •  Ensayos  •  1.406 Palabras (6 Páginas)  •  132 Visitas

Página 1 de 6

[pic 1]

FILOSOFIA

Tema: Confesiones San Agustin

ANDRES RICARDO LISCA WALTEROS

Presentado a: Miguel Torres[pic 2]

Octavo A


Fecha

Ideas principales

Conclusión

20 de MAYO 2018

     CAPITULO I, II, lll

*Grande es nuestro señor en sabiduría, en alabanza, en poder.

*Mi Dios es mi señor puesto que cuando lo llamo, lo llamo para una ayuda en cualquier lugar de la tierra, lo invoco para ser ayudado en las dificultades.

*Nadie puede invocar a nuestro señor cuando nadie lo conoce

*Alabaran al señor quienes lo buscan; pues si lo buscan lo habrán de encontrar, y si lo encuentran lo habrán de alabar.

*Yo no seria, absolutamente no podría ser, si tu no estuvieras en mi

*Dios está en todas las cosas, de una manera total; y la creación entera no lo puede abarcar.

*Dios está con nosotros solo si se lo permitimos, y está en absolutamente todo presente.

21 de mayo 2018

    CAPITULO IV, V, VI

*Dios es sumo y optimo, su poder no tiene límites.

*El señor es infinitamente misericordioso y justo, al mismo tiempo inaccesiblemente secreto y vivamente presente.

*Nunca nuevo, nunca viejo; todo lo renuevas, pero haces envejecer a los soberbios sin que ellos se den cuenta.

*No eres avaro, pero buscas ganancias; nos haces darte más de lo que nos mandas para convertirte en deudor nuestro.

*Tu señor siempre vives, y no hay en ti nada que muera. Porque tu existes desde antes del comienzo de los tiempos, eres Dios y señor de todo cuanto creaste.

*Sumo eres y no admites mutación, por ti no pasan los días y sin embargo pasan en ti, porque tu contienes todas las cosas con todos sus cambios.

*

24 mayo 2018

   CAPITULO VII, VIII,IX

*Señor ¡ay del hombre y sus pecados! Cuando alguno admite esto tú te apiadas de él; porque tú lo hiciste a él, pero no sus pecados.

*Aprendí a comunicarme por signos con los que me rodeaban, y entré a la tormentosa sociedad de la vida humana sometido a la autoridad de mis padres.

*Conocí a algunas personas que te invocaban, de ellas aprendí que a la medida de mi pequeñez tu eres alguien, eres muy grande y que nos puedes escuchar y socorrer sin que te percibamos con los sentidos

*No nos faltaba la memoria ni el genio, pues nos diste suficiente para esa edad, pero nos gustaba jugar y esto nos lo castigaban quienes jugaban lo mismo que nosotros.

*Los juegos con los que se divierten los adultos se llaman negocios, ellos lo castigan como juegos y nadie compadece a los niños ni a los otros.

*El juego me impedía aprender con rapidez las letras, pero las letras me permitieron mas tarde juegos mas inadmisibles.

Mayo 27

CAPITULOS X, XI, XII

*Dios es el creador y ordenador de todas las cosas naturales con la excepción del pecado, del cual no es creador, pero si ordenador.

*Si yo desobedecía no era por haber escogido algo mejor, sino que simplemente por la atracción del juego.

*Desde niño había oído hablar de la vida eterna, esa que nos tienes prometida por tu hijo nuestro señor.

*Tu aprovechabas para mi bien el error de quienes me forzaban a estudiar y el error mío de no querer aprender, ya a esa corta edad ya era gran pecador, pero ciertamente me lo merecía.

*Nunca he llegado a saber a que obedecía el aborrecimiento de la lengua griega, aunque me gustaba mucho mi lengua latina.

*No hay nada mas lamentable que la condición de un miserable que no tiene compasión de su miseria.

Mayo 29

CAPITULOS XIV, XV, XVI

*Aprendí el idioma no por quienes me los enseñaban, sino por los que hablaban frente a mí.

*Para aprender a mayor eficacia tiene la natural curiosidad que no una temerosa coacción.

*Dios y señor mío, cuanto de útil aprendí siendo un niño; y sírvate cuanto hablo, escribo, leo o pongo números.

*Cuando aprendía vanidades, tú me dabas disciplina y me perdonabas el pecaminoso placer que en ellas tenía.

*Terencio en sus funciones atribuía cualidades divinas a hombres viciosos; con lo cual los vicios quedaban cohonestados, y a quien los tuviera podría pensar a que imitaba no a los hombres depravados, sino a celestes deidades.  

*No conoceríamos palabras tales como lluvia de oro, regazo, engaño y templos del cielo si no fuera porque Terencio las usa cuando nos presenta un joven disoluto que quiere cometer un estupro siguiendo el ejemplo de júpiter.

Mayo 30 2018

CAPITULOS XVII, XVIII, XIX

*Nos forzaban a seguir como vagabundos los vestigios de aquellas ficciones poéticas, que ellos decían en verso a decirlo en prosa.

*Me proponían hombres que eran reprendidos por decir con algún barbarismo algún hecho suyo no malo.

*Los hombres que ponían en palabras adecuadas y con buena ornamentación sus peores concupiscencias eran alabados y glorificados.

*No hay cultura literaria que nos sea mas intima que la conciencia misma.

*Cuando alguien busca la fama de la elocuencia atacando con odio a un enemigo en presencia de un juez y de un auditorio, pone sumo cuidado para no desprestigiarse con un error de lenguaje.

*La humildad lo que tú, rey y señor nuestro, aprobaste en la pequeñez de los niños cuando dijiste que de los que son como ellos es el reino de los cielos.

Junio 1 2018

CAPITULOS, LIBRO SEGUNDO I, II, III

*Por amor de tu amor recorro con la memoria, llena de amargura, aquellos mis caminos perversísimos, para que tu me seas dulce, dulzura sin engaño.

*Estudio en Madaura, que era una ciudad vecina, literatura y oratoria.

*Hubo un tiempo de mi adolescencia en que ardí en deseos de hartarme de las cosas más bajas, y osé oscurecerme con varios y sombríos amores.

*Tu siempre estabas a mi lado, enseñándote misericordiosamente conmigo y rociando con amarguísimas contrariedades todos mis goces ilícitos para que buscara un goce sin contrariedades.

*Dios provoca el dolor para educar, hiere para sanar y da la muerte para no morir sin él.

*San Agustín no le cuenta todo esto a Dios, sino a su presencia, el genero humano y cualquiera que sea parte de el que pueda tropezar con el escrito.

Junio 4 2018

CAPITULOS IV, VI, VII

*Ciertamente señor, que tu ley castiga el hurto, ley de tal modo escrita en el corazón de los hombres, que ni la misma inequidad puede borrar.

*Torpe alma mía, que saltando fuera de tu base ibas al exterminio, no buscando algo por medio de la ignorancia, sino la ignominia misma.

*Las caricias de los desenfrenados buscan ser amadas; pero nada mas cariñoso que la caridad de Dios, ni que se ame con mayor provecho que tu verdad.

*La misma ignorancia y la estupidez se cubren con el nombre de sencillez e inocencia, porque no hallan nada más sencillo que Dios.

*El lujo desea ser llamado saciedad y abundancia; pero tu eres la plenitud y la

Abundancia indeficiente de eterna suavidad.

*El alma fornica cuando se aparta de ti; busca fuera de ti lo que no puede hallar puro y sin mezcla sino cuando vuelve a ti.

Junio 5 2018

CAPITULOS X, LIBRO TERCERO I, II.

*Te imitan todos los que se alejan y alzan contra ti, pero aun imitándote así indican que tu eres el creador de toda criatura, y por lo tanto no hay lugar donde se pueda apartar absolutamente de ti.

*Yo me alejé de ti y anduve errante, dios mío, muy fuera del camino de tu estabilidad allá en mi adolescencia y llegué a ser para mi región de indigencia.

*Amar y ser amado era la cosa más dulce para mí, sobre todo si podía gozar del cuerpo de la persona amada.

*Manchaba la fuente de la amistad con las inmundicias de la concupiscencia y oscurecía su claridad con los infernales vapores de la lujuria.

*Aquellos estudios que se llaman honestos tenia por objetivo las contiendas del foro, para hacer sobresalir en ellas, en las que, entre más se engaña, más se es alabado.

6 junio 2018

CAPITULOS IV, V, VI

*El Hortensio fue un libro que cambio mis afectos y mudo hacia ti señor, mis suplicas e hizo que mis votos y deseos fueran otros.

*Comencé a levantar la fe en ti cuando de repente apareció una luz a mis ojos vil esperanza vana, y con el increíble ardor de mi corazón suspiraba por la mortalidad de la sabiduría.

*Decidió aplicar su animo a las santas escrituras y ver que tal eran.

*Tu eres la vida de las almas, la vida de las vidas, que vives por ti misma y no te cambias; la vida de mi alma.

*Suspiraba íntimamente por ti desde las medulas de mi alma, cuando aquellos te hacían resonar en torno mío frecuentemente y de muchos modos.

*Mas excelentes son tus obras espirituales que estas corporales, aunque luminosas y celestes.

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (9 Kb)   pdf (94.6 Kb)   docx (119.7 Kb)  
Leer 5 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com