ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

El Coyote (cuento)


Enviado por   •  23 de Agosto de 2012  •  730 Palabras (3 Páginas)  •  718 Visitas

Página 1 de 3

Mariana Vazquez Angulo

El coyote.

En un lugar muy lejano caminaba un coyote, avanzaba muy despacio por un sendero del campo. Mirando las estrellas y las extrañas figuras que se formaban con ellas. El coyote estaba malhumorado porque no había comido desde hace varios días y entonces decidió salir a buscar comida.

Empezó a caminar hasta llegar al pueblo que estaba cerca; llamado Miravalles.

Pero no podía entrar a ningún lugar porque los coyotes provocan miedo y escalofríos a las personas y los perros que cuidan de las casas no lo dejarían pasar.

El coyote decidió esperar a que diera la media noche para poder entrar al pueblo. Se fue acercando poco a poco a una casa grande de color blanca, entro al patio hasta que llego al gallinero y las gallinas que estaban despiertas; asustadas dijeron

- ¿Qué haces en nuestra casa?

- El respondió que tengo hambre y estoy buscando comida

- ¿ se asustaron? les pregunto el coyote

Todas las gallinas empezaron a cacaraquear y despertaron al guajolote, a los pollitos, al cerdo, al caballo y a las cabras.

Todos los animales se reunieron para hablar con el coyote:

- El guajolote le dijo ¡si tienes hambre puedes comerme a mí! Además soy el más viejo

- Los pollitos se asustaron y empezaron a piar

- La mamá gallina se fue a esconder con sus pollitos porque estaban en peligro

- Después el caballo le dijo que no podía llevarse a ningún animal para cenárselo porque tendría problemas con el ya que los defendería y sería mejor que regresara al cerro a comer bellotas de arboles o ratones.

El coyote les dijo

- Yo no quiero comerme a ninguno de ustedes, o que deseo comer es otra cosa como tortillas.

- Los animalitos se dieron cuenta de que el coyote era bueno y buscaba comida pero nunca había pensado en comérselos a ellos.

- Todos estaban felices porque no se los comería

- Y para suerte del coyote esa noche le habían dado al puerco un poco de desperdicio con tortillas y le ofreció su cena al coyote.

- Las gallinas curiosas empezaron a preguntarle cómo era el lugar de donde venia y les dijo que muy bonito

- Tenía libertad de salir a caminar y vivía en una cueva rodeada de arboles, magueyes, nopales, flores y piedras bonitas.

- Al guajolote se le

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (4.2 Kb)  
Leer 2 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com