ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

El Discurso Especializado


Enviado por   •  28 de Enero de 2014  •  2.735 Palabras (11 Páginas)  •  271 Visitas

Página 1 de 11

1.2.2. El discurso especializado

El discurso especializado, materializado en el lenguaje especializado, está determinado por los principios de limitación, restricción, selección y simplificación (Sinclair 1996: 103). Teniendo en cuenta estos aspectos, para llegar a una definición de lenguaje de especialidad podríamos basarnos bien en sus diferencias respecto de la lengua general, en las funciones o usos que desempeña, o finalmente, en las restricciones a las que está sujeto.

Por esta razón, el concepto de lenguaje de especialidad recibe distintas denominaciones en la literatura "cuyos significados a veces se superponen: lenguajes de especialidad, lenguajes especializados y lenguajes con propósitos específicos" (Cabré 1993: 132)4. El desacuerdo surge de la consideración de los aspectos comunes entre la lengua general y este lenguaje; la divergencia de opiniones se polariza en dos sentidos: i) tratar estos subconjuntos como lenguas de especialidad, es decir, como lenguas en sí mismas; ii) tratarlos como lenguas cuya única especificidad es el léxico.

Para evitar los malentendidos que puedan generar estas denominaciones, han aparecido alternativas, como por ejemplo, la propuesta por Realiter (Red Panlatina de Terminología) que se inclina por sustituir la denominación de lenguaje especializado por tecnolecto (Realiter 1996: 1). No obstante, dejando a un lado los matices de diferentes corrientes teóricas y resaltando los puntos coincidentes, se puede llegar a la siguiente definición de lenguaje especializado:

a) se trata de conjuntos "especializados", ya sea por la temática, la experiencia, el ámbito de uso o los usuarios; b) se presentan como un conjunto con características interrelacionadas, no como fenómenos aislados; c) mantienen la función comunicativa como predominante, por encima de otras funciones complementarias (Cabré 1993: 135).

En primer lugar, el lenguaje especializado está caracterizado pragmáticamente por las variables temática, usuario y situación de comunicación, que implican a su vez unas peculiaridades lingüísticas y textuales. Frente a la lengua general, los lenguajes especializados se desarrollan en función de una temática determinada; son especiales en cuanto al contenido de su discurso, ya que transmiten un conocimiento específico (Sager 1993: 40). En este mismo sentido apunta Harris (1986) al afirmar que:

(...) sublanguage deals with an organized, if not closed, part of the real world, whereas the whole language imposes only the broadest structuring upon our perception of the world (...) special grammar is not merely a linguistic exercise, but a classification of the relevant terms and relations of the given subject matter and a representation of its main fact-structures" (Harris 1986: 235, énfasis añadido)5

En cuanto a los usuarios y la función, los lenguajes especializados son sistemas semióticos complejos (Sager et al. 1980) por lo que el hablante habrá de contar con una formación especial para poder utilizarlo en la conceptualización, clasificación y comunicación dentro de un dominio determinado 6. Desde este punto de vista, el lenguaje de especialidad será un subconjunto de la lengua global usado por profesionales que puede utilizar varios códigos al mismo tiempo y tiene fines comunicativos dentro de un ámbito específico del conocimiento. Exigencias tales como un mayor grado de exactitud en la expresión implican, por necesidad, una selección a nivel gramatical, semántico y también sintáctico (Tarantino 1991: 49) que no sólo estará en función de las exigencias de precisión sino también en función de la ya mencionada situación comunicativa. Todo ello dará lugar a una variaciónen el seno mismo de estos lenguajes para cuya descripción se ha propuesto la utilización de un eje horizontal y otro vertical (Cabré 1998a).

La variación horizontal se refiere a la temática y la perspectiva. Dado que la temática especializada es una característica definitoria de estos lenguajes, en función de ésta se puede establecer una primera clasificación de los mismos. Pero además de la temática habrá que tener en cuenta la perspectiva, "l’óptica des de la qual s’aborda en el missatge" (Cabré 1998a: 177), ya que el conocimiento científico puede ser tratado de forma trivial, sin atenerse a las estructuras conceptuales del dominio, y por tanto como conocimiento general:

Exploring the lexicon in a systematic and methodical way we can discover how "ordinary people" (in contrast to experts and scientists) conceptualize the world; and we can learn to discern the line which separates language-related everyday knowledge from the specialist’s knowledge, which is –or should be- largely language-independent (Wierzbicka 1996: 350).

Este último aspecto está directamente relacionado con la variación vertical que incluye la intención y el nivel de especialización, que fundamentalmente vienen determinados por el emisor. Éste será un especialista que está motivado para transmitir un mensaje lingüístico relativo a un tema de su elección que espera reciba un receptor en una situación determinada, es decir, marcada (Sager 1990: 99). Si partimos de la base de que el emisor quiere de alguna manera modificar el conocimiento del receptor, habrá de tener en cuenta en primer lugar las características de éste. Una vez identificada la audiencia, la intención habrá de manifestarse en el mensaje de forma que los receptores puedan acceder al contenido.

En este sentido, tenemos que distinguir entre el discurso especializado (con distintos grados de especialización) dirigido a los especialistas, el discurso didáctico destinado al personal en formación y el discurso divulgativo enfocado hacia el público general. Estos distintos niveles de competencia se reflejarán en el mayor o menor uso de terminologías específicas (Condamines 1994: 32); así, la comunicación especializada requiere que la terminología se adapte a cada tipo discursivo, que viene determinado tanto por la cantidad de información compartida entre emisor y receptor como por la finalidad del texto. Dependiendo de estos dos factores la presencia, importancia y forma de la terminología serán diferentes (Cabré 1998a). Finalmente, hay que añadir que a mayor grado de abstracción y hermetismo discursivo le corresponderá un mayor número de rasgos pertenecientes a los lenguajes artificiales (Sager 1993: 48), ya que la necesidad de precisión será mayor.

En cuanto a las características comunes que presentan los lenguajes especializados, las características interrelacionadas a las que se refería Cabré, pueden aglutinarse en torno a su tendencia restrictiva

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (17.6 Kb)  
Leer 10 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com