ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

La Calidad De La Educación En México


Enviado por   •  3 de Julio de 2011  •  3.269 Palabras (14 Páginas)  •  1.843 Visitas

Página 1 de 14

LA CALIDAD DE LA EDUCACIÓN EN MÉXICO

INTRODUCCIÓN

Aunque hay una creciente demanda de oportunidades educativas entre la población creciente de México, los patrones y medios de educación no son uniformes en todo el país. Sin embargo, el gobierno de México no sólo está respondiendo muy satisfactoriamente a la creciente demanda de oportunidades educativas, sino también es cada vez más capaz de proporcionar una buena medida de una educación de calidad y educación a sus ciudadanos. Desde la década de 1980 el Gobierno ha venido adoptando una serie de medidas para mejorar la calidad de la educación en el país, tales como normas comunes para los exámenes nacionales de entrada y salida en los distintos niveles de educación, formación y evaluación de los docentes, la evaluación y acreditación de instituciones y evaluación y clasificación de los programas universitarios de estudio ofrecidos por instituciones diferentes.

Desde la década de 1990 el Gobierno Federal sin embargo, ha asumido un papel más bien de supervisión como la educación secundaria hasta primaria y está preocupada por la autoridad que incumbe a los distintos ministerios de la educación en los 31 estados. Sin embargo, ha retenido el control directo de primaria y primer ciclo de enseñanza secundaria en el Distrito Federal de Ciudad de México. Asimismo, el Gobierno Federal sigue distribuyendo libros de texto gratuitos en todo el país y aún así decide el plan de estudios común para la educación básica. La educación superior sin embargo no cae bajo la administración directa del Gobierno Federal o de los ministerios estatales y la mayoría de los estudiantes universitarios están matriculados en universidades públicas autónomas y las instituciones. La mayoría de estas instituciones autónomas tienen sus propias instituciones y la infraestructura de los montajes completos con sus propios presupuestos, los programas de estudio y personal docente. Algunas instituciones de educación superior privada también bajo la supervisión de estas universidades públicas autónomas, mientras que el resto de las instituciones privadas están bajo la competencia de supervisión de las agencias federales y estatales. Sin embargo, las agencias federales y los ministerios de estado casi siempre supervisan a las instituciones públicas, las instituciones tecnológicas y de formación del profesorado.

El gobierno de México, no tiene dudas en la mejora de los niveles de alfabetización del país, con nueve de cada diez mexicanos de hoy de ser un letrado. Sin embargo, a pesar de que hace obligatoria la educación preescolar desde 2004, y con la escolaridad obligatoria para los niños desde la edad de 6 a 18 años, uno de cada siete niños mexicanos de edad escolar no asiste a la escuela. El problema se agrava más en las zonas rurales y en las localidades más pobres de los centros urbanos. Aunque financiado por el gobierno, las escuelas primaria en estas zonas se han formado por maestros menos calificados y con frecuencia enfrentan a la escasez de infraestructura. No es extraño que un factor importante de motivación entre los muchos mexicanos que migran a zonas urbanas sea la oportunidad de ofrecer mejor educación y calidad para sus hijos.

La educación universitaria sin embargo presenta una imagen diferente con la mayoría de las instituciones de educación superior. Algunas de las instituciones más importantes de educación superior en México son la Universidad Nacional Autónoma de México, el Instituto Tecnológico de Monterrey y de Educación Superior, y el Colegio de México.

En vista de que las demandas en oportunidades de educación son cada vez mayor, junto con los desafíos de la globalización y la liberalización económica, el gobierno mexicano sigue llevando a cabo programas de reforma destinados a mejorar la cantidad y la calidad de la educación y el aprendizaje en el país.

Es así que el concepto de calidad ha pasado a estar en el primer plano de la agenda educativa y a cobrar una mayor atención por parte de los actores políticos, sociales y económicos.

DEFINICIÓN

El concepto de calidad en la educación, particularmente en nuestro país ha sido objeto de grandes controversias, desde las que consideran imposible medirla o definirla hasta aquellas que la consideran un prestigio quizás sea por el nombre de la institución, por la infraestructura o por el nivel académico de los maestros; pero ese no es el caso ya que en la actualidad podemos ver algunas escuelas que prácticamente parecen palacios de cristal y que sin embargo el nivel educativo no es tan de calidad como su infraestructura.

El significado atribuido a la expresión calidad de la educación incluye varias dimensiones o enfoques, complementarios entre sí.

Un primer sentido del concepto es el que surge por oposición a los fenómenos de vaciamiento anteriormente anotados. En este sentido la calidad es entendida como eficacia: una educación de calidad es aquella que logra que los alumnos realmente aprendan lo que se supone deben aprender (aquello que está establecido en los planes y programas curriculares) al cabo de determinados ciclos o niveles. En esta perspectiva el énfasis está puesto en que, además de asistir, los niños y adolescentes aprendan en su paso por el sistema. Esta dimensión del concepto pone en primer plano los resultados de aprendizaje efectivamente alcanzados por la acción educativa.

Una segunda dimensión del concepto de calidad, complementario del anterior, está referido a qué es lo que se aprende en el sistema y a su relevancia en términos individuales y sociales. En este sentido una educación de calidad es aquella cuyos contenidos responden adecuadamente a lo que el individuo necesita para desarrollarse como persona - intelectual, afectiva, moral y físicamente-, y para desempeñarse adecuadamente en los diversos ámbitos de la sociedad (el político, el económico, el social). Esta dimensión del concepto pone en primer plano los fines atribuidos a la acción educativa y su concreción en los diseños y contenidos curriculares.

Finalmente, una tercera dimensión es la que se refiere a la calidad de los procesos y medios que el sistema brinda a los alumnos para el desarrollo de su experiencia educativa. Desde esta perspectiva una educación de calidad es aquella que ofrece a niños y adolescentes un adecuado contexto físico para el aprendizaje, un cuerpo docente adecuadamente preparado para la tarea de enseñar, buenos materiales de estudio y de trabajo, estrategias didácticas adecuadas, etc. Esta dimensión del concepto pone en primer plano

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (21.3 Kb)   pdf (131 Kb)   docx (18.4 Kb)  
Leer 13 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com