ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

La Educación De Ayer, Hoy Y Mañana. El ABC De La Pedagogía. Gvirts//Grinberg//Abregú


Enviado por   •  8 de Mayo de 2013  •  1.880 Palabras (8 Páginas)  •  2.144 Visitas

Página 1 de 8

La educación de ayer, hoy y mañana. El ABC de la pedagogía. Gvirts//Grinberg//Abregú

Estamos frente a una nueva revolución educacional de alcance similar a las que originaron la escolarización de la función educativa, la organización estatal y la masificación de la enseñanza. El rol de las escuelas contemporáneas ha variado radicalmente. Los saberes, las fuentes de información no deja de crecer, y los nuevos alumnos traen a la escuela estos nuevos saberes. Ya no es posible aislarlos de la información inconveniente. Las nuevas generaciones son de culturas diversas, fragmentadas, abiertas, flexibles, móviles e inestables. La escuela deja de poseer el monopolio de la educación y pasa a ser una de entre muchas instituciones educativas, estas en algunos casos más eficientes que la escuela. Es preciso quela escuela pueda replantearse, revisar su sentido, su razón de ser, su rol dentro de la sociedad, sus orígenes y su presente. Posicionarnos en un lugar que apunta al cambio, a la innovación y la mejora, manteniendo a la escuela en un ámbito indispensable, para que las nuevas generaciones accedan a ciertos saberes que no se distribuyen en ningún ámbito.

Hay aprendizajes que los que solo se ocupa la escuela, pero a su vez debemos entender que la educación no se agota en la institución, educación no es sinónimo de escolarización ni de escuela.

Hacia una definición de educación

La necesidad social de la educación

La educación es un fenómeno inherente a toda sociedad humana y necesaria tanto para crecimiento individual, como para la supervivencia de todo orden social.

Sin educación, cada individuo, cada familia o cada grupo social tendría que reconstruir por si solo los conocimientos desarrollados por la humanidad. Hacer esto, en lo que dura una sola vida, es materialmente imposible.

La educación y la reproducción social

La educación es el fenómeno por el cual se transmiten aquellos saberes considerados socialmente valiosos a los nuevos miembros de esa sociedad que aún no lo han obtenido (reproducción del orden social o cultural).

La educación y la producción social

La reproducción de saberes nunca es totalmente pura, total o completa, en primer lugar por que las condiciones de vida cambian constantemente (contextos históricos, geográficos, sociales, culturales, etc) y exigen nuevas habilidades de adaptación; y en segundo lugar por que la comunicación social es, en esencia, inestable: los mensajes que se envían de una generación a otra, de miembros de un grupo social a otro, de un individuo a otro, están sometidos a la distorsión (voluntarias o involuntarias) e interferencia comunicativa.

Estos hechos originan nuevas conductas y nuevos saberes, y por lo tanto favorecen la producción de nuevas prácticas educativas.

Educación y poder

Si entendemos como poder a la capacidad de incidir en la conducta del otro para modelarla, el poder constituye una parte muy destacada de los hechos educativos. Desde esta perspectiva la educación es poder en la medida que incide en los pensamientos y conductas y, en muchos casos, determina el hacer del otro alguien social e individual.

Cuando las instituciones educativas promueven que los alumnos tengan ciertas conductas y no otras; cuando se transmiten ciertos saberes y no otros; cuando se selecciona una población para el aprendizaje de ciertos contenidos; se toman decisiones de poder.

A partir de las consideraciones anteriores las autoras definen a la educación: “es el conjunto de fenómenos a través de los cuales una determinada sociedad produce y distribuye saberes, de los que se apropian sus miembros, y que permiten la producción y la reproducción de esa sociedad”.

Los saberes a los que se refieren no son sólo los vinculados a lo que comúnmente se denomina saber erudito (literatura, física, matemática, etc), sino que además incluyen las formas de comportamiento social, hábitos y conductas sociales. Los saberes y las formas de educar varían de una sociedad a otra y de una época histórica a otra.

Otros aspectos del fenómeno educativo

Los límites de concebir la educación como un fenómeno entre generaciones.

Aún en la actualidad hay quienes entienden la educación, exclusivamente, como una acción ejercida por las generaciones adultas sobre las generaciones jóvenes.

Pero sin embargo hoy día es muy común observar procesos educativos en el que los niños enseñan a los adultos. Es el caso de la tecnología de las comunicaciones y los electrodomésticos por ejemplo.

También se dan fenómenos educativos intergeneracionales (entre miembros de una misma generación), por ejemplo los códigos culturales (modos de hablar, vestimenta, etc) de los adolescentes.

Dicho esto las autoras aclaran que la definición de educación que ellas presentan no se reduce a quién enseña a quién, siendo este un aspecto complementario que varía histórica y culturalmente.

Las posibilidades y los límites de la educación.

Cómo influye la naturaleza o el medio social y cultural en los procesos educativos es un campo de estudio de muchos educadores. La educación: ¿es una variable que depende de las condiciones genéticas o de la clase social de la persona?; ¿puede una buena educación, a partir del trabajo y el esfuerzo, convertir al ignorante en sabio? ¿es un proceso que convierte en acto las potencialidades no desarrolladas de los seres humanos?.

Las autoras explican que el término educación tiene una doble etimología:

- el verbo en latín educere: “hacer salir, extraer, dar a luz, conducir desde adentro hacia afuera”. Desde esta perspectiva la educación implica el proceso educativo de convertir en acto lo que existe solo en potencia. Si no existe una potencialidad genética es imposible desarrollar a la persona.

- El verbo latino educare: “conducir, guiar, alimentar”. Desde esta perspectiva con una buena educación, las posibilidades de desarrollo del hombre son ilimitadas.

Las autoras creen que ambas posturas resultan un poco radicalizadas: consideran necio negar que existen ciertas condiciones materiales, genéticas y congénitas que le permiten aprender. La intencionalidad y la conciencia en la definición del hecho educativo.

Muchas definiciones caracterizan al fenómeno educativo como intencional y consiente. Con estos calificativos intentan distinguir el concepto educación

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (12.5 Kb)  
Leer 7 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com